Un día en el Principado de Andorra

Hace mucho que visitamos este pequeño país conocido como el Principado de Andorra. Aun así es difícil olvidarlo, ya que fue una de los primeros viajes efectuados “del otro lado del charco”. Un lugar donde pensaba que el choque de cambio de idioma no me alcanzaría, rápidamente me di cuenta que me equivocaba.

Andorra es un país de 468 km cuadrados de extensión, esta situado en los Pirineos entre Francia y España. Como dato curioso este principado esta compuesto de dos copríncipes que son el obispo de Urgel y el presidente de Francia. También tienen un jefe de Gobierno. No tienen ejercito y a pesar de ser un micro-estado son el mas grande de Europa en esta categoría.

Pas de la Casa

Primer lugar al que llegamos en Andorra. Tengo que admitir que me sacaron de onda los letreros en un idioma que “mas o menos” se entendía pero que no era español. Oh pues, resulta que estaba frente al catalán que hasta ese momento era desconocido para mi. Vaya, que el choque fue extraño. Luego dudé si podría hablar español en ese lugar aunque mas tarde me di cuenta que si era posible. No niego que me llevé una leve decepción ya que después de estar por un tiempo en países donde primaba otro idioma diferente al mio tenia ganas de verlo escrito. Pero para eso tendría que esperar un poco.

Este lugar es una de las paradas favoritas de los franceses que pueden venir hasta acá para surtirse las alacenas. Al comenzar a caminar por el lugar se puede entender: hay muchas tiendas y todo esta a un precio mucho mas accesible que en el vecino país. Otra cosa que es imposible resistir es que por el mismo precio que en Francia o mas barato uno se puede llegar un jabón o un shampoo del doble de tamaño. Así es, los envases son enormes (bueno, para mi eran tipo Costco o sea grandes pero que se pueden encontrar).

Benvinguts = Bienvenidos

En la calle vemos de todo, turistas, locales y hasta curas 😀 y de las tiendas como ya decía al inicio DE TODO. Por ejemplo nos encontramos a un enorme espécimen de Garfield, me lo hubiera llevado si no hubiera tenido la incertitud de donde lo iba a dejar XD

En Pas de la Casa nos llego el hambre así que fuimos al primer restaurante que encontramos. Fue muy raro, pude ordenar en español sin problema pero luego me sacaba de onda escuchar a la gente hablando otro idioma. No me malentiendan, ya sabía lo que era estar en un país no hispanohablante y esperar no escuchar el idioma materno por ningún lado. Pero es que en mi cerebro todavía estaba la idea de “aquí si hablan español“. No se preocupen, ya después de tanto tiempo ya ese problema se acabó. Recuerden que este fue uno de los primeros viajes del otro lado del charco 😉

Y hablando de descubrimientos aquí fue donde degusté por primera vez los panes con tomate raspado, que delicia.

Pan con tomate, rico

Después de comer y efectuar algunas compras, tomamos la carretera para ir a nuestra siguiente parada. Pero oh oh, que carreteras tan extremas. Eso si, la vista muy bonita.

Carretera mareadora

Andorra la Vella (la Vieja)

Nuestra siguiente parada era en “la Vella”, que es la capital del Principado de Andorra. Su nombre me sacaba mucho de onda ya que al escuchar el nombre pensaba que era “la Bella”. Ya después supe que con V era por ser en idioma catalán y que no significaba lo que yo creía. Mas bien no era bella si no vieja 🙂 he he he ooops que cambio de adjetivo tan grande.

Como el tiempo no nos sobraba dimos una pequeña vuelta, nos tomamos un café, tomamos algunas fotos y seguimos.

Andorra la Vieja

Entre las fotos salio este hotel que tiene un nombre muy chistoso, no se que opinen 😀

Hotel

Y este fue nuestro paso breve por Andorra. Lugar favorito de compras para muchos y con mucha razon. Aun nos queda pendiente conocer sus paisajes nevados y muchas cosas mas 🙂 seguro volveremos.

Bandera de Andorra

No seas tímido(a), dejanos un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *