Barranquilla y la invisibilidad turística

Después del chasco de Cartagena, sentía que necesitaba ver mas del caribe. Pero buscaba algo que no girara en torno al turismo únicamente, algo autentico, una ciudad que me permitiera verla desde la invisibilidad, de tener el poder de mezclarme sin problemas con la gente de ahí. Mi primera opción: Barranquilla.

¿Paso la prueba de la invisibilidad? Aquí te contamos:

Nuestro recorrido por Barranquilla

Tomamos un transporte que nos llevo de Cartagena a Barranquilla, al bajarnos tuvimos que recorrer una larga calle atestada de puestos que vendían de todo: ropa, zapatos, entre la ropa destacaban las camisetas deportivas. Venta de películas y música. Por supuesto las canciones de Shakira no faltaron. Paseaban frente a nosotros carritos que vendían jugos, se antojaban pero preferí no seguir el impulso no fuera que mi estomago me lo fuera a cobrar después 🙂

Los vendedores nos ofrecían sus productos, pero hey… como a cualquiera que pasaba por ahí. No era una venta “dirigida a turistas”. No. Ahí no me sentía como una presa.

Iglesia de San Nicolás de Tolentino

Esta iglesia era nuestro primer objetivo al visitar la ciudad, tiene unos colores rosados muy agradables de ver y después de admirarla por fuera quise hacer lo propio por dentro. Oh no, no se puede abrir la puerta. Oh no, esta cerrado 🙁 nos dirigimos a la puerta de las oficinas parroquiales y ahí si había gente trabajando. Creo que mi cara sudorosa y decepcionada los conmovió y un trabajador dijo que nos acompañaría para que pudiéramos ver el interior rápidamente (con eso me conformaba). Se los agradecí mucho 🙂

Como dato curioso la construcción de esta iglesia inicio por alla del 1637 y duro aproximadamente 300 años. A saber la razón de tanto tiempo que tampoco es una construcción tan enorme.

Iglesia rosada

Museo del Caribe

Dejamos la iglesia y seguimos con nuestro camino hasta llegar al Museo del Caribe. Sinceramente al principio mi motivación principal de entrar era el aire acondicionado pero una vez dentro vi cosas muy interesantes ya que este museo cubre tanto la flora y fauna caribeña, las etnias de la zona, los climas (datos sorprendentes hay aquí ya que uno piensa que en el caribe hay solo playas y vegetación abundante pero no, también hay desierto).

También se habla de las corrientes migratorias que llegaron a la zona, una de ellas los libaneses en Barranquilla. Hay una sala dedicada enteramente a Gabriel Garcia Marquez en la cual se muestran animaciones con pasajes de sus obras. El vivió en esta ciudad y se hace referencia a los sitios que frecuentaba.

En resumen: el tiempo en este museo se va muy rápido recorriendo los 4 pisos de salas de exposición.

Precio: 13000 pesos colombianos por persona

Horarios: Lunes a viernes de 8 AM a 5 PM / Sábado, domingos y festivos de 9 AM a 6PM

Al salir del museo nos dio hambre y vimos que había un restaurante en el parque contiguo al museo (todo el complejo pertenece al Parque del Caribe). Nos asomamos y tenían comida bastante rica así que nos quedamos a comer ahí 🙂

Rio Magdalena

Uno de los objetivos de visitar la ciudad era poder ver este río. La razón, no se exactamente decir cual 😀 tal vez porque tiene el nombre de mi mama 😀 o porque se menciona mucho en la zona, es un río importante para la gente de ahí.

Para llegar a el nos metimos por unas calles de terracería por las cuales no había ni un solo turista y la gente de la zona me parece que hasta nos veían con cara de “que hacen estos aquí”, total que llegamos y pudimos observar varias garzas y gente en lanchitas. Había algunas zonas no tan agraciadas con embarcaciones semi abandonadas pero creo que logramos hallarle el encanto 🙂 tenia el encanto de la fauna y de que naaaaaaadie nos molestaba por ser visitantes. Es mas, un niño se me acercó al verme haciendo fotos y me hizo preguntas pero se sentía que era solo curiosidad y nada más. Era tan agradable sentirse anónimo y mezclado con la gente, no como una presa esperando a ser cazada.

Transporte publico en Barranquilla

Para llegar a nuestro siguiente destino que era la Catedral teníamos que tomar algún transporte. Pero taxi no quería (tenia miedo de caer en el efecto turista de nuevo), durante la comida me fije en el mapa online del Transmetro y vi que nos podía llevar hasta la catedral así que ahí vamos. En la entrada compramos las entradas, junto con la tarjeta que guardamos de recuerdo, y listo 🙂 seguimos siendo invisibles ^^

Catedral Metropolitana María Reina de Barranquilla

Llegamos a la catedral, un lugar de un estilo muy diferente a la iglesia que vimos al principio del recorrido. Normal ya que esta catedral se construyo en los 50’s. Tardo unos 27 años en terminarse.

El estilo usado en este recinto es el modernista, le caben unas 4000 personas sentadas. Por sus características (techo semi abierto) no se puede usar aire acondicionado, o eso me pareció, de cualquier modo una vez dentro no se siente calor.

Fue aquí en este recinto donde tuve que llamar a los del transporte para ver a que hora podíamos volver a lo que nos dijeron que prácticamente YA. Así que solo tome pocas fotos de la catedral y no pude acercarme hasta el altar 🙁 ni modo.

Anécdota de la catedral: nosotros estuvimos en ella cuando estaba prácticamente vacía. Días después mientras comíamos en el eje cafetero vimos en la televisión que un cronista deportivo famoso oriundo de Barranquilla había perecido y le estaban haciendo una ceremonia enorme precisamente en esta catedral. Fue impactante ver las escenas del mismo lugar donde habíamos estado con tanta calma pero ahora repleto de gente para decir adiós al famoso fallecido.

Catedral

Invisibilidad recuperada

Después de esperar un rato en el centro comercial contiguo a la catedral los encargados del transporte llegaron por nosotros. Unas horas y ya estábamos de regreso en Cartagena. Tenia mis pilas recargadas así que los vendedores acosadores de foráneos no nos molestaron ese dia 😀

Gracias Barranquilla

¿Quieres tips para viajar a Colombia?

No seas tímido(a), dejanos un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *