Visita al palacio Amalienborg y La Sirenita en Copenhague

Visitando el palacio Amalienborg en Copenhague aprendimos bastante sobre la realeza danesa. Ademas aprendimos como colarnos entre la muchedumbre para poderse tomar foto con La Sirenita.

Palacio Amalienborg

Como llegar: Si vas a ver el cambio de guardia de medio día como nosotros hicimos ya estas ahí 😀

Datos prácticos del Palacio Amalienborg

¿Cuales son los horarios?
El horario de verano (que fue en la época en la que fuimos) es de 10:00 AM a 4:00 PM

¿Cuanto cuesta?
90 DKK por persona

¿Se pueden tomar fotos?
Si 😀

Aquí el pasado rey con sus hijas, de las cuales saldría la actual: Margarita

Recorrer el museo-palacio ayuda a entender muchas cosas que ya habiamos visto a lo largo del viaje pero aqui las explican con detalle. Por ejemplo: el hecho de que los nombres que tienen que tener los varones de la realeza (candidatos a ser rey) son ya sea Frederik (Federico) o Christian. Funciona mas o menos así: por ejemplo, que si el actual rey se llama Frederik, entonces su primogénito se llamaría Christian, para ir intercalando los nombres. Así ve uno la lista de reyes daneses y se tiene algo como:

1766-1808 : Cristián VII (Christian VII)
1808-1839 : Federico VI (Frederik VI)
1839-1848 : Cristián VIII (Christian VIII)
1848-1863 : Federico VII (Frederik VII)

La regla se rompió con el último rey que al tener solo hijas, hizo en su momento un referéndum, el cual permitió que Margarita II pudiera acceder al trono. Eso sí, ella siguió con la tradición y al tener un primogénito varón (el cual accederá al trono al dejarlo ella) le puso por nombre ¿adivinen? ¡Frederik! El padre de ella fue Frederik también y de no haber sido Margarita la reina hubiera habido un Christian en el trono. Ven lo que les digo de que es uno y otro.

Ademas mientras paseamos por las diferentes salas, nos introducimos un poco en la “intimidad” de la realeza. O al menos eso nos dejan pensar. Me entenderan cuando vean las fotos:

Esta visita no fue tan “vistosa” como la de los castillos de Hillerod o Helsingor, pero fue muy educativa y es toda una cátedra sobre la realeza danesa. Al menos yo ese dato de Cristian y Federico no me lo sabía. Ahora lo sé 😀

La lucha por La Sirenita

Una vez que salimos del palacio nos dirigimos a ver la estatua de La Sirenita que estaba por ahí cerca, ya sabíamos que nos esperaba un montón de gente en el lugar y que seria difícil poderse tomar “la foto” pero de cualquier modo, allá fuimos:

Y por fin, aquí esta. (chequen el efecto como si estuviera sooooooola)

La Sirenita, que parece que esta solita…

La estatua de la Sirenita esta hecha de Bronce y se ha convertido en el símbolo de la ciudad, eso nos quedo claro al ver la muchedumbre que se amontonaba. Fue instalada en 1913, así que suponemos que ha visto miles de barcos pasar. Tiene solo 1.25 metros de altura y pesa 175 kilogramos y durante los mas de cien anos que ha estado sentada mirando hacia el mar ha sufrido de varios ataques vandálicos. Al contrario de lo que muchos podríamos creer esta sirenita ¡ha viajado! en 2010 se la llevaron a la EXPO de Shanghai para tenerla en el pabellón de Dinamarca 😮

Ahora han de pensar que exageraba cuando decía que había mucha gente. Ya que en las fotos no se ve nada. La razón: es que es puro truco. O sea sacamos las fotos de modo que pareciera que no había nadie, algo difícil, por que si que había gente. Aquí una muestra:

Y bastante pesaditos, si alguien se ponía cerca de la estatua todos empezaban a gritonear como si fueran dueños del lugar… :/

Después de esta corta visita, nos fuimos a ver el Museo Nacional el cual era gratis, la cosa es que estaba por cerrar así que hicimos una visita mas que express en la cual no tomamos fotos.

Y si quieres ver mas estatuas, aquí te dejamos algunas que puedes ver en Bruselas

One Response

No seas tímido(a), dejanos un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.