¿Donde comer un Cassoulet rico y a buen precio?

Es la pregunta del millón. El cassoulet ya sabemos que es un platillo sabroso. Pero a buen precio es algo que en Francia puede parecer difícil, y es que los precios a veces a los viajeros nos pueden parecer algo elevados. Aun mas tomando en cuenta que las porciones que sirven en los restaurantes son las justas para quedar satisfecho.

Pero en el camino hacia Toulouse nos encontramos con un lugar que es la excepción a la regla. Hicimos un alto en un pueblito llamado Villefranche de Lauragais. ¿Que había ahí para  visitar? realmente no mucho, nuestro objetivo era llegar al llamado Hotel de France donde tenían un restaurante que servía el plato estrella de la zona. Y como el titulo del artículo lo indica: sí, ese plato era el Cassoulet.

Para los que no lo conocen, el cassoulet es un platillo hecho con frijoles, salchichas y carne. Es un guiso que se deja en el fuego por mucho tiempo. Esa es la clave de su buen sabor: una cocción lenta y de larga duración.

Vicente ya había ido a este restaurante y me advirtió que ahí todo era A LO GRANDE literalmente. La verdad no le creí, tenia ciertas dudas sobre que llamaba el “a lo grande”. Lo primero fue que al ver el menú pude constatar que el precio era bastante accesible. Después de ahí nos trajeron la entrada, una sopa en un plato sopero normal.

La gran sorpresa llego cuando trajeron aquella mega cacerola de cassoulet!!!!! que obviamente no pudimos terminar. Aquí es donde me queda la duda de que harán con lo que no nos comemos, ya que ellos la sirven en una olla gigante de donde uno se sirve. Lo que suponemos es que lo que sobra lo echan a que se siga cociendo. No seria insalubre ya que eso no lo tocamos con las cucharas con las que comemos. Si hay alguien que sepa de como se mueven estas cosas en los restaurantes tal vez nos pueda iluminar.

Pero claro, el menú incluía postre. Para este punto ya estábamos llenísimos, pero bueno, nadie desprecia un buen postre. En este caso el “postrecito” era un rico flan, tamaño familiar!!! ya verán en la foto.

En resumen salimos muy contentos de ahí, probamos una rica comida de la región del Languedoc, con las tres B: buena, bonita y barata.

La serie: un roadtrip por Francia, desde Provenza hasta Bretaña

Un Cassoulet bueno, bonito y barato en Villefranche de Lauragais
Toulouse, la ciudad rosa

7 Comentarios

  1. Chente 4 Diciembre, 2008 Responder
  2. yAz 5 Diciembre, 2008 Responder
  3. yAz 5 Diciembre, 2008 Responder
  4. yAz 5 Diciembre, 2008 Responder
  5. Olga 8 Diciembre, 2008 Responder
  6. Mane 8 Diciembre, 2008 Responder

No seas tímido(a), dejanos un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *