Un paseo por la ciudadela de Carcasona

Después de que varios amigos me platicaron que habían ido a Carcasona y que estaba muy bonito (me mostraron fotos), me dieron muchas muchas ganas de ir. Tomando en cuenta que se encuentra como a dos horas solamente de Arles (la ciudad conde vivía en ese tiempo) era imperdonable que no hayamos ido a visitarlo antes. Entonces un sabado emprendimos el viaje, no seria largo, ida y vuelta el mismo dia. Los objetivos: explorar el fuerte y comer el plato típico de la región, el Cassoulet.

La Ciudadela de Carcasona forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1997.

Un poco de historia: ¿por que se llama Carcasonne?

Cuenta la historia que en los tiempos de Carlomagno, la Dama Carcas era la reina del lugar. Carlomagno rondaba ya el fuerte, quería hacerlo suyo y la población del feudo estaba ya muerta de hambre viendo la rendición muy cerca. Pero la Dama Carcas no estaba dispuesta a rendirse y por supuesto no queria mostrar la pesima situacion en la que estaba el pueblo. Entonces construyo hombres de paja para que pareciera que había muchos guardias y aunque lo único que les quedaba era un puerco de comer ella lo cebo y luego para mostrar a los oponentes que estaban rebosando de comida (total mentira) lo aventó a las afueras para que lo vieran. Jugo asi su ultima carta, para su buena suerte funciono ya que Carlomagno creyo que no habia mas que hacer con un pueblo que vivia en tal abundancia y se retiro. Cuando sonaron las campanas alguien dijo: “¡Carcas sona!” o “Carcas sonne!” (en francés)

Nuestra visita a Carcasona

Llegando

Llegamos en automóvil y nada mas estacionarse y ya se ve la bella entrada de la ciudadela. Digamos que es como Disney (para los que no sepan: el primer castillo que vi en mi vida fue en Disney cuando era niña), ¡pero aquí sabes que todo es real! (o al menos lo fue) nada fabricado por mercadotecnia.

Al llegar a la puerta divise a algunos bomberos, les tome fotos por que una amiga me habia dicho que los bomberos franceses son siempre muy guapos. He de decir que estos no se me hicieron mucho pero ahí queda la foto (juzguen por ustedes mismas haha)

A comer: cassoulet

Entonces, estabamos recorriendo las callecitas del lugar, pero nuestro estomago no perdonaba. Ya era un poco mas de mediodía y hacia hambre… grrr las tripas nos decían “QUIERO COMER”, entonces nos dedicamos a buscar un restaurante 🙂 y encontramos uno que nos llamo la atención, comimos en la parte exterior pero resulto contraproducente ya que a la larga nos estábamos asando y es que estábamos al rayo del sol, pero en fin la comida estaba muy muy rica. De repente te encontrabas uno que otro “dedo parado” en el restaurante que risa.

Eso si, este cassoulet no estaba tan bueno como el que habíamos probado en Villefranche (ademas de barato).

Este plato es muy delicioso y generalmente lo sirven en cantidades gigantescas, lo cual es raro en Francia donde generalmente sirven porciones muy pequeñas. Consiste de una mezcla de frijoles blancos, carne y salchichas las cuales se cuecen por mucho tiempo. Un plato típico de la región.

Recorriendo la ciudad amurallada

Una vez que ya teníamos el estomago lleno nos dispusimos a caminar por la ciudadela. Lo primero que fuimos a visitar fue el Castillo Condal donde pudimos ver un grupo de niños acompañados de una señora que llevaba ropa estilo medieval. Incluso algunos de los niños también tenían vestidos de ese estilo. No supe a ciencia cierta si era un viaje escolar o un grupo de vacaciones pero se les veía muy atentos a la señora que les hablaba.

Nosotros seguimos nuestro camino y vimos parte del castillo, estar ahí es como viajar en el tiempo muchos siglos hacia atrás.

 Salimos del castillo y seguimos recorriendo las callecitas. Una tarde muy agradable pasamos para después regresar a Arles.

¿Quieres ver otro monumento UNESCO del Sur de Francia? aqui te mostramos el Puente del Gard

11 Comentarios

  1. Chente 29 junio, 2008 Responder
  2. Olga 29 junio, 2008 Responder
  3. Xin Di 30 junio, 2008 Responder
  4. Olga 30 junio, 2008 Responder
  5. Patricia 3 julio, 2008 Responder
  6. Olga 3 julio, 2008 Responder
  7. SAMUEL 22 julio, 2008 Responder
  8. Mauricio 22 julio, 2008 Responder
  9. Patricia 29 julio, 2008 Responder
  10. Bellah 3 agosto, 2008 Responder
  11. Olga 10 agosto, 2008 Responder

No seas tímido(a), dejanos un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *