Turismo de paso en La Rochelle

Llegamos a la ciudad de La Rochelle, la cual se encuentra en la costa del lado del Océano Atlántico, de esta ciudad zarparon los barcos que llegarían a colonizar Quebec hace mas de 400 años.

No nos quedaríamos a dormir, así que haríamos turismo de paso ya que llegamos poco antes de medio día y nos iríamos antes de la cena.

Llegando a La Rochelle

Llegamos en automóvil desde Burdeos, llegamos al primer estacionamiento que vimos y comenzamos a buscar las flechas para ver hacia donde caminar ya que no teníamos mapa en mano. El caminar se volvió interminable, me mataban mis pies. Al final llegamos por fin a la zona histórica-turística, lo peor fue que, al final de nuestro recorrido nos dimos cuenta que si hubiéramos caminado en la dirección opuesta hubiéramos llegado en un momentito a la zona.Lo que hicimos fue dar una vuelta gigantesca caminando (todo por seguir los señalamientos de la calle que eran para los automoviles). Lección aprendida.

Eso si, en el camino vimos bonitas casas, una alcantarilla (yupi) y un jardín lleno de flores anaranjadas.

Recorriendo la zona histórico-turística de La Rochelle

Cuando llegamos a la zona del viejo puerto después de haber caminado tanto decidimos que había que parar un poco para agarrar aire. Nos quedamos un rato en uno de los cafés que bordean el puerto, tuvimos tiempo de ver pasar mucha gente y de observar a un señor que estaba a unas mesas de nosotros que tenia un bigote que le hacia la competencia a Dali.

Una vez que recobramos el aliento comenzamos a caminar por el puerto y nos encontramos con unas torres que datan de los siglos 15 y 16. Mi preferida fue la torre llamada “La cadena (la chaine)” por su forma redonda. Las torre que se encuentra a su lado es la de San Nicolas. Ambas tienen mucha historia que contar… solo de imaginar aquellos navíos del siglo 15, ah no, esperen ¡tampoco hay que usar mucho la imaginación! que justo en el puerto tienen unos barcos de estilo antiguo que te hacen sentirte en otra época, también pudimos ver una gran cantidad de banderas de Quebec.

La razón de ver tantas banderas que me recordaron mi viaje a Canadá era que se conmemoraban 400 anos de que los colonizadores franceses partieron de La Rochelle para acabar precisamente en Quebec.

Andando por esa zona nos encontramos con un moderno edificio de cristal, resulta que ahí se encontraba la oficina de turismo. No tardamos mucho en ir allá para refrescarnos un poco y hacernos de unos cuantos mapas.

La playa de La Rochelle: una vista al Océano Atlántico

Y llegamos a una playa de La Rochelle en donde nos recibió un gigantesco lagarto de arena, fue ahí donde tuve la oportunidad de “tocar” por primera vez el océano Atlántico. Había tocado solo el Pacifico que es el que tenemos en Baja California. Pero el Atlántico era algo especial: el gran charco que había cruzado tiempo antes… por fin podía meter las manos en el, y fueron solo las manos ya que no contábamos con el atuendo adecuado. En lugar de meternos a la playa nos fuimos a comer que ya hacia hambre.

Los edificios antiguos del centro de la ciudad

Ya nos quedaba poco tiempo de turismo en La Rochelle, el sol se nos escapaba, pero aprovechamos el tiempo para recorrer las calles y nos metimos a un edificio que si mi memoria no me falla es el ayuntamiento, tenia un bonito estilo renacentista así como me gustan.

Después de este recorrido se llego la hora de tomar el volante e ir hasta nuestro siguiente destino: la región de la Bretaña Francesa

14 Comentarios

  1. Tony 8 febrero, 2009 Responder
  2. Olga 8 febrero, 2009 Responder
  3. Ravyn 19 febrero, 2009 Responder
  4. Olga 19 febrero, 2009 Responder
  5. sharkbytes 19 febrero, 2009 Responder
  6. Kasumi 19 febrero, 2009 Responder
  7. Avogana 19 febrero, 2009 Responder
  8. labelladiva 20 febrero, 2009 Responder
  9. Chronic Chick Talk 26 febrero, 2009 Responder
  10. Lindsayanng 26 febrero, 2009 Responder
  11. Sushi Freak 26 febrero, 2009 Responder
  12. Olga 26 febrero, 2009 Responder
  13. webbielady 1 marzo, 2009 Responder
  14. Bad Azz Marketer 3 marzo, 2009 Responder

No seas tímido(a), dejanos un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *