¿Como ir de Isfahan a Yazd en autobús?

Era momento de dejar Isfahan con rumbo hacia Yazd, el medio de transporte que usamos fue el autobús, te contamos como hicimos y como nos fue.

Despidiéndonos de Isfahan

Fuimos por ultima vez al hotel a tomar nuestro desayuno y disfrutamos de nuevo la vista panorámica de la ciudad, una buena despedida.

Hasta luego Isfahan

Hasta luego Isfahan

Uno o dos días antes de tomar el autobús habíamos pedido a la amable recepcionista del hotel de llamar a la estación de autobuses para que nos reservaran dos lugares, así que ya teníamos hora y sabíamos cuanto nos iba a costar. Todo eso es para estar tranquilo, aunque al llegar y tomar el autobús este no estaba lleno. Pero nunca se sabe, así que si están en mi situación les recomiendo recomiendo pedir ayuda en la recepción de su hotel con gusto les ayudaran * amabilidad irani *.

Llegando a la estación de autobuses

Después del desayuno, tomamos un taxi el cual nos dejo en la estación. En este caso es imposible escaparse de tomar taxi (o transporte público, aunque no sabría decirles como llegar), ya que estaba algo retirado del centro.

Al llegar nos fuimos al mostrador en donde no había mucha gente, así que nos atendieron rápido. Les dijimos que teníamos reservación, rápidamente nos imprimieron los boletos, pagamos 190,000 IRR por cada uno.

Dato curioso, mientras estábamos ahí esperando se nos acercaban conductores de otros transportes mas chicos llamados savari, o algo así, que nos ofrecían sus servicios, pero al enseñarles que ya teníamos el boleto se iban XD

El autobús y el camino

Y a la hora acordada llego nuestro autobús, dejamos las mochilas en la parte de abajo y nos subimos. Empieza el viaje, empezamos a admirar los paisajes desérticos. El autobus era igual de bueno y cómodo que los que se pueden ver en México, con una leve diferencia que mencionare a continuación.

Mientras seguíamos nuestro camino teníamos frente a nosotros ese paisaje desértico en el cual si no tenia ningún letrero alrededor en farsi podía pensar fácilmente que estaba en Baja California.

El autobús hizo una o dos paradas en la carretera para subir y bajar gente, no teníamos apuro ya que sabíamos que para ir a Yazd si se pararía en una estación de verdad así que seria difícil perderla. En eso vemos que el asistente del conductor saca una caja y empieza a repartir cosas entre todos los que ahí estábamos. Y esa, esa es la diferencia con los autobuses de México: NOS DIERON COMIDA O_O

A cada uno les toco: pastelitos y jugo de durazno 😀 y ni modo Vicente es alérgico al durazno así que el jugo fue todo para mi.

Comida en el autobús

Comida en el autobús

Ese tentempié nos cayo muy bien 😀 y proseguimos con el viaje, en el cual no dejamos de escuchar claxon cada poco, ya que como lo habíamos visto en las ciudades también en la carretera los vehículos no gustan de ir entre las dos rayas, no, se tienen que poner encima de una raya y luego llega uno atrás y le pita para que se quite. Y así tooooooooodo el tiempo.

Llegando a Yazd

El viaje duro entre 4-5 horas, llegamos a Yazd y no tengo fotos de la llegada por lo que les cuento a continuación:

Un disque taxista nos intercepta en cuanto nos bajamos del camión y pues nosotros va… Un taxi… Pero cuando vamos llegando a la zona de los taxis otro señor que tenía su taxi amarillo lo intercepta y empieza a decir NO TAXI… Creo que se refería a que el otro no era taxi oficial (cosa muy común en Irán) y ahí empiezan a palabrearse entre los dos y nosotros en medio… Me harte y dije “pues con ninguno váyanse al cuerno” nos regresamos a la terminal a ver que encontrábamos y el señor del taxi pirata nos sigue y sigue hablando blablabla y ya me harta y le digo NO Y DÉJENOS EN PAZ ENFADOSO… obviamente no entendería nada pero bueno al menos me desahogue xD … En eso vemos que llega un taxi blanco (no era el del viejillo amarillo del principio) y ya nos vamos con el… No sin antes tener la ultima dosis de señor del taxi pirata que va y le dice no se que a nuestro taxista (seria algo tipo “yo los vi primero”) ahí si ya de plano le hablamos feo para que se largara y en eso llego alguien de la terminal para acabar de correrlo… Era bastante enfadoso y se lo dije… En español heheh…

Bueno el taxista que tomamos por fin nos deja en el centro de Yazd y otro problema comenzó: el hotel. Pero eso vendrá en el próximo relato. Eso sí, la llegada a Yazd fue difícil.

¿Quieres mas tips para Viajar a Irán?

2 Comentarios

  1. Betzy 11 diciembre, 2014 Responder
    • Gaolga 11 diciembre, 2014 Responder

No seas tímido(a), dejanos un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *