Museo Enzo Ferrari o mi encuentro con el Ferrari Schumacher

Hicimos un viaje de un día a la ciudad de Modena, desde Bolonia, y una de las primeras cosas que queríamos hacer era visitar el Museo de Enzo Ferrari. No soy especialmente fan de todos las marcas de automóviles pero Ferrari me ha atraído desde siempre.

Información para visitar el Museo Enzo Ferrari

¿Cuanto cuesta?
26 euros por persona (si, hay que tener ganas de verdad de verlo porque esta carito)

¿Cuales son los horarios?
De 9:30AM a 6PM (del 1 de abril al 31 de octubre cierra una hora mas tarde)

¿Se pueden tomar fotos?
Si, sin problema.

Nuestra visita al Museo Enzo Ferrari

El museo consta de dos grandes edificios. El mas pequeño era el taller original donde estaba la oficina de Enzo Ferrari ahora se exhiben autos de carreras, se muestra como avanza la tecnología de carreras sin usar combustibles fósiles, se muestran los motores, la historia del logo de Ferrari, etc. En el edificio mas grande, que visto desde el aire tiene una forma aerodinamica y es amarillo, se exhiben los carros de la “alfombra roja”, esta la tienda de recuerdos, la cafetería, los simuladores ferrari y un stand de fotos.

Un detalle interesante es que en la parte del patio se ven unas jaulas para perritos con forma de auto, no se si significa que no pueden entrar mascotas al museo. Pero me hizo gracia verlas ahí.

La Red Carpet

Un área enorme donde recorremos con calma y vemos detalle cada automóvil, algunos los reconozco como por ejemplo el auto que uso Magnum, recuerdos de la infancia. También hay un auto utilizado en alguna de las películas de James Bond. El auto que mas me gusto lo dejo al final del post.

Cada cierto tiempo toda la sala se oscurece y pasan una película recopilatoria de las participaciones de los autos Ferrari en el séptimo arte.

El taller y la oficina

Al entrar en el area del taller lo primero que llama nuestra atención es el area donde se encuentra la “oficina original” de Enzo Ferrari. Realmente parece que no ha pasado el tiempo por ahí y se puede uno imaginar las reuniones para discutir sobre diseños de automóviles de carreras y de lo acaloradas que han de haber sido algunas reuniones.

¿Sabes por que Ferrari tiene un caballo en su logo?

Resulta que cuando Ferrari ganó una carrera por allá del 1923, conoce a la Condesa Paolina la cual le dijo “Ferrari, pon en tus autos el Cavallino Rampante de mi hijo (lo usaba en sus aviones en la guerra) que te traerá fortuna”.

El fondo amarillo del logo se debe a que es el color de Modena 🙂 como ven todo tiene su sigificado

 

¿Sabías que a Ferrari no le interesaba vender automóviles “comunes”?

A Enzo Ferrari lo que mas le interesaba era participar en las carreras y dedicaba toda su energía y dinero en crear los mejores autos de competencia. Llego un momento en el que el dinero escaseaba y la forma de capitalizar el prestigio con el que ya contaba la marca era: haciendo autos de lujo para la gente “común” (digo común entre comillas porque de todos modos el precio seria accesible para unos pocos). Enzo estaba reticente, no quería hacer hacer autos que no fueran de carreras. Al final acepto y que bueno que lo hizo porque si no lo hubiera hecho muchos de los bellos autos de la red carpet no existirían.

Mi preferido: Ferrari Schumacher

En la red carpet hubo un automóvil que se llevo mi corazón sin remedio 🙂 y ese fue el Ferrari Schumacher. Ese automóvil apareció en una de las escenas finales de la primera Cars, en la cual los vendedores de llantas italianos estaban esperando clientes y de repente llega un Ferrari (el auto que tanto amaban) y se desmayan de la impresión de tener un auto de esta marca en su taller 😀

Aquí esta la escena:

Primero al verlo con sus ojos pensé que se trataba del Rayo McQueen, pero poco tarde en caer en cuenta que no podía ser por que el Rayo no es un Ferrari (precisamente por eso lo desprecian Guido y Luigi al principio de la película). Después vi que se trataba del Ferrari Schumacher y de todos modos estaba super contenta de verlo 😀

En la versión en inglés (y probablemente en la alemana) de la película fue el propio Schumacher que presto su voz para la escena donde aparecía el Ferrari. El modelo del auto es el F430.

Un dato curioso que nos cuentan en el museo: cuando el director John Lasseter llega a Maranello (donde esta la fábrica de Ferrari) se dirige a la pista de carreras y es recibido por un auto rojo con los mismos “ojos” que tenían las estrellas de la película. Parece que funcionó para convencerlo 😉

No seas tímido(a), dejanos un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.