Visitando la suculenta ciudad de Parma, Italia

Teníamos pocos días libres así que aprovechamos para escaparnos a visitar la ciudad de Parma. Aquí les traemos las cosas que pudimos ver en esta ciudad en el corto tiempo que estuvimos.

Como llegar a Parma

El viaje lo empezamos en Ventimiglia, para luego cambiar de tren en Milano, en la foto se ve la estacion Milano Centrale. Una vez en Milán nos subimos a un tren Frecciabianca, que es mas cómodo y menos lento que los trenes regionales.

Turismo en Parma: esto es lo que pudimos ver

Llegando a Parma lo primero que hicimos fue dirigirnos hacia el Hotel para dejar las maletas y de ahi ir a buscar de comer.

Centro histórico

Muy agradable perderse en las calles del centro de Parma, en ellas ademas de edificios antiguos podremos encontrar todo tipo de negocios, vimos hasta una tienda para mascotas, eso si predominan las tiendas que venden quesos y jamones pero eso no es de extrañar. Mientras paseábamos por el centro nos compramos unos ricos helados que por suerte Vicente me detuvo de devorarlo a toda velocidad ya que de no haber sido así no hubiera observado que tenia forma de flor.

En el centro veremos muchos restaurantes que tienen la bandera de slow food y es que hay que recordar que esta ciudad es una de las precursoras de este movimiento. Y hablando de slow una experiencia recomendada es: tomarse un te o un cafe cerca del baptisterio y la iglesia ya que la vista es muy buena y es una buena manera de descansar de la caminata (o como nosotros de hacer tiempo mientras abren la iglesia y el baptisterio).

 

parma te

Un agradable te en Parma

Catedral de Parma

La entrada a la Catedral de Parma tiene el mejor precio: gratis. Eso si, me llamo la atención que tenían unas maquinitas donde metes un euro y el techo se ilumina por un corto tiempo para que puedas tomar fotos 😮 bueno yo no lo use pero había alguien que si hizo uso de el, curioso.

Vale la pena entrar en el recinto y observar sus pinturas, hubo una en especial que me llamo la atención: salen dos hombres dándose un beso, no estoy segura si representa el beso de Judas si alguien tiene idea déjenme un comentario 🙂

Baptisterio

Al pagar la entrada de 8 euros al baptisterio no estaba muy convencida, pero una vez que entramos el arrepentimiento desaparecio ya que era muy bonito por dentro. Y aunque no se aprecia bien en las fotos me encanto ese tono rosado que tenia por fuera.

Museo de marionetas, castello dei burattini

La entrada al “castillo de las marionetas” es de 4 euros y en este divertido museo se pueden observar diferentes tipos de marionetas que fueron parte de la coleccion de Giordano Ferrari, una de las mas ricas en este rubro. El lugar cuenta también con un jardín donde puede uno descansar de la caminata.

Teatro Real

Este es un teatro de opera que se puede visitar a ciertas horas. Aqui si les debo cuanto me costo ya que no recuerdo. Es muy impresionante por dentro el unico pero que le pongo es que no dejan tomar foto 🙁

parma-teatro

Jardin ducale

En este lugar aun si no sabes andar en bicicleta te van a dar ganas de agarrar una, es un parque lleno de vida y donde hay mucha gente que va a pasear sus perros, a jugar fútbol (aun si esta prohibido explicitamente) y claro esta a andar en bicicleta. Fue aquí donde vi una gran cantidad de niños en esas bicicletas suecas que no tienen pedales.

Nuestro hotel en Parma

El hotel donde nos hospedamos se llama Starhotels du Parc el cual si, era bastante elegante y lo consegui a un precio promocional bastante barato 😀 no al precio al que normalmente se vende.

El desayuno estaba incluido en el precio. Y una anécdota graciosa: cuando llegamos (lo que es no estar acostumbrado a ese trato) dije que tenia una reservación y enseguida llego el botones a llevarse nuestro equipaje 😮 se me hizo tan raro, yo viajo seguido pero pues nunca voy a hoteles de esos donde te llevan el equipaje hahahaha. Estuve a punto de decirle ‘no gracias yo me lo llevo’.

En general la habitación estaba muy bien: cama cómoda, tina de baño y hasta un bide (estábamos en Italia así que no podía faltar) el único tache es que la WiFi tenia un precio estratosférico. Espero que ya hayan cambiado eso. Pero eso ya cambio, es gratis.

La comida Parmesana: una delicia

Obviamente probamos el jamón de Parma y el queso parmesano. También degustamos unas ricas pastas en la famosa trattoria corrieri… el único problema es que como llegábamos sin reservación (pero temprano) nos decían que teníamos que comer rápido por que había una reserva mas tarde, así que paradójicamente nuestras comidas en Parma poco tuvieron de slow food. Eran deliciosas eso no se puede negar.

Parma, una ciudad para degustar

En resumen es una ciudad que hay que tener muy en cuenta al visitar la región de Emilia-Romaña. Mucha gente se va a Bolonia y la ignora, pero no lo hagan por favor 🙂

Y… vamos de regreso muy contentos.

Hasta luego Parma

Hasta luego Parma

6 Comentarios

  1. Chente 16 agosto, 2011 Responder
  2. Emanuele 17 agosto, 2011 Responder
  3. Emanuele 17 agosto, 2011 Responder
  4. Gaolga 17 agosto, 2011 Responder
  5. Caro-Yax 18 agosto, 2011 Responder
  6. seba 21 agosto, 2011 Responder

No seas tímido(a), dejanos un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.