Shabu shabu, descubriendo las delicias de Japon

Durante nuestra estancia en Fukuoka tuvimos la oportunidad de ir a un restaurante tradicional y probar una delicia llamada Shabu shabu. Sinceramente una experiencia difícil de vivir de no haber sido por la ayuda de nuestros amigos Fernando y Hiroko 🙂

Aquí te contamos como fue para animarlos a hacerlo durante un viaje a Japon. Ya que ahora que ya sabemos lo que es ya nos daría menos vergüenza preguntar 😀

Llegando al restaurante

Nuestra amiga nos había platicado sobre este platillo japones así que nos decidimos a buscar un lugar donde comerlo. Caímos en un restaurante en donde absolutamente todo estaba escrito solo en japones, pero esta vez cero pánico 😀 nuestra amiga leía todo perfectamente. Que felicidad 😀 . Entramos, pedimos una mesa para cuatro y tuvimos que dejar nuestros zapatos en la entrada. Que emoción. En eso nos dejaron en una habitación con una enorme mesa que seria solo para nosotros, wow. En eso llega la camarera que con voz suave nos da el menu.

Un restaurante así intimida si no lees japones

La decisión llegó aquí, ya que al abrir el menu terminamos de caer en cuenta que el lugar era algo caro XD (si, apenas hasta ese momento nos dimos cuenta). Estuvimos a punto de irnos por miedo a tener que quedarnos a lavar platos. Al final decidimos quedarnos y disfrutar la experiencia que al final fue cara, al final les dejo el precio, pero nos dimos el lujito.

En la mesa había un control con el cual se podía llamar a la camarera. Después de que hicimos la orden nos trajeron una entrada que era pequeña pero muy rica y bien presentada. Pero aun faltaba lo mejor.

Rica entrada

¿Que es el Shabu Shabu?

Se escribe en japonés しゃぶしゃぶ y se comenzó a vender en los años cincuenta en un restaurante de Osaka. Con el tiempo se popularizo en Japon y después en Asia. Este plato lleva carne y verdura cortada finamente, y suelen servirse con salsas para mojar. En nuestro caso la salsa era huevo crudo (créanme, es deliciosa la combinación).

Cocinando el Shabu Shabu

¡Y llega! la camarera muy delicadamente nos trae un enorme plato con verduras y otro con finos filetes de carne. Vestía un lindo e impecable uniforme color rosa, siempre sonriente. Eso si, no les puedo decir si hablaba ingles ya que al tener a nuestros amigos japoparlantes los dejamos a ellos hablar 😉

Como ya había dejado previamente el agua en el fuego y comenzaba a hervir comenzó a colocar las verduras delicadamente en la olla. Aquí les muestro como sucedió: (noten su delicada voz cuando habla)

Al terminar de colocar las verduras la camarera nos dejo continuar solos, había que vigilar que las verduras quedaran bien cocidas. Pero tampoco se tarda mucho. Al final tenemos una olla de verduras cocidas listas para el shabu shabu y ademas lucían hermosas (raro que diga esto de un plato de verduras XD)

Verduras en su punto

Degustando el Shabu Shabu

En el plato pequeño que nos han dado cada uno tomamos un huevo y lo estrellamos ahí. Crudo, revolvemos bien hasta que el amarillo y el cristalino se mezclen. Después hay que fijarse cuando las verduras estén en su punto y mientras el agua sigue hirviendo viene el manjar. Tomamos un pedazo de carne lo metemos al agua hirviendo hasta que quede al punto que queramos, en mi caso bien cocido, hay que tener cuidado de que no se deshaga la carne en el agua XD una vez que la carne queda como queramos la tomamos con los palillos y la sumergimos en el platito con huevo. Tomamos ademas verduras y la mezcla de todo aquello es deliciosa.

Seguramente con mi descripción es difícil imaginarlo así que de nuevo les dejo un vídeo 😉

Al final en nuestro pequeño recipiente tenemos un pedazo de carne, pasta, vegetales y huevo. Y asi nos lo vamos comiendo. Buen provecho.

El tofu con kanjis

Y aquí yo preparando mi carne del Shabu Shabu 😀

Al final pagamos unos 40-50 euros por persona. Es caro. Pero si pensamos que en otros lugares del mundo nos ha sucedido que hemos tenido que pagar algo similar por un servicio mucho menor que el que tuvimos aquí entonces se siente mejor. Todo es relativo.

En resumen, una experiencia recomendable. Aunque no niego que fue mucho mas agradable de vivirla junto a nuestros amigos y no solo porque hablaban japones ehhhhh 🙂

Todos juntos (bueno Hiroko no sale porque tomo la foto)

Y al salir del restaurante la noche ya estaba bien entrada. Resaltaban los letreros coloridos en las calles de Fukuoka. Como dato curioso nos encontramos a varios “salary-men” en evidente estado de ebriedad 😮

Fukuoka de noche

¿Quieres tips para viajar a Japon?

No seas tímido(a), dejanos un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *