Explorando el Templo Senso Ji en Tokio

Era de mañana y la primera actividad de ese nuevo día en Tokio era: explorar el Templo Senso Ji con lluvia (eso lo supimos después).

Datos para visitar el templo Senso Ji

¿Cuanto cuesta?
El mejor precio GRATIS

¿Cuales son los horarios?
El templo esta abierto, todo el tiempo 🙂 así que se puede visitar de noche y de día (nosotros fuimos solo de día)

¿Se pueden tomar fotos?
Siiiiiiiiiii por todas partes se puede 🙂

Llegando al Senso Ji

Para ir al templo tomamos el metro (linea Toei Asakusa) desde la estación de Asakusabahi, dirección Asakusa. Solo 2 paradas y llegamos. Al salir del metro hay que tomar la dirección del templo Senso Ji.

Esta vez el metro iba vacío, así que aproveche para tomar fotos :)

Esta vez el metro iba vacío, así que aproveche para tomar fotos 🙂

 Salimos del metro y HORROR: llueve 🙁 . Ni modo, abrimos nuestros paraguas y nos disponemos a caminar hacia el templo, pero espera, espera, mira hay una cafeteria que anuncia capuccinos con figuras dibujadas. Vamos. Entramos en la cafeteria ordenamos nuestras bebidas (pedí un dibujo de gatito) y cuando llegan con el capuccino estaba casi gritando: era demasiado kawaii XD

El ambiente del café, llamado Clovercafe, era muy agradable y para mi gran sorpresa ¡tocaban rolas de Carla Morrison! bueno todo estaba muy agradable pero claro, tenia que tomarme el café y fue difícil. Casi lloro de deshacer ese gatito (claro antes de eso le tome toneladas de fotos). Ah y aclaro el café no solo era bonito: estaba bueno también.

Una vez consumidas nuestras bebidas, nos dispusimos a salir del café (y pues ni modo, seguía lloviendo), seguimos nuestro camino hacia el templo antes de eso nos topamos con algunos puestos de dulces. Al verlos me preguntaba ¿A que sabrán? si, ok, son dulces supuestamente pero no podía asegurarlo.

Ni idea de los sabores que esconde el puesto

Ni idea de los sabores que esconde el puesto

La travesía consumista hacia el templo o la Nakamise-dori

A ver, una vez que te encuentras con la puerta Kaminarimon te dices: ¡ya llegue! pero no, aun no. Ok, si pero no exactamente, antes de llegar verdaderamente al templo tendrás que atravesar un callejón (Nakamise-dori) repleto de puestecitos que pondrán a prueba tu consumismo. Admito que no me resistí y compre varios souvenirs. Y en las calles perpendiculares al eje del consumismo hay otras tiendas, por ejemplo una llamita kawaii anuncia teléfonos celulares, cosas que se ven solo en Japón.

El contraste de todo es que en otra calle cercana no había ni comercios, ni gente, estaba a dos pasos y parecía otro mundo. Eso si, la lluvia caía igual sin remedio. Cuando regresamos a la parte de los comercios nos encontramos con tiendas de paraguas que hacían su agosto, vimos unos modelos curiosos que cuando se mojaban la tela cambiaba de color. Muy bonitos pero ya teníamos los nuestros. De hecho yo con mi paraguas en la mano me la pasaba maldiciendo al dios Tlaloc por que no paraba de llover. Pero hay que reconocer que tuvimos suerte, la razón para que lloviera: un tifon estaba pasando cerca y tuvimos una gran suerte de que no llego entero.

Ahora si: el Templo Senso Ji

Y después de atravesar la calle del consumismo y haber comprado mas de un recuerdito llegamos al templo. Lo primero que vimos fue un lugar donde parece que se hospedan los monjes y habia un letrero que creo que decía que no se pueden tomar fotos (le tome foto al letrero).  Seguiamos caminando y veíamos el templo cada vez mas cerca.

Los dejo con fotos de lo que hay antes de la puerta del templo

Y llegamos a la puerta Hozomon:

Y a los costados de la linterna estaban los guardianes: no tenían cara de muy buenos amigos. Aquí los dejamos con Ni-Ou

Y seguía lloviendo pero eso no evitaba tomar mas y mas fotos.

Y nos dispusimos a entrar a la puerta Hozomon, y al voltear hacia atrás nos encontramos con estos huaraches gigantescos (han de ser talla 100000000000)

Y si, seguía lloviendo :(

Y si, seguía lloviendo 🙁

Después de contemplar los huarachotes nos dispusimos a ver que nos deparaba nuestro futuro. En este y muchos templos en Japón tienen el sistema que a continuación les mostraremos:

– Pagas la cantidad marcada (100 yenes en este caso y si, confían en que pagaras)

– Tomas el botecito y lo revuelves

Tomas el bote

Tomas el bote

– Sacas un palito y te fijas que numero tiene (si lo logras descifrar)

A ver que depara el numero...

A ver que depara el numero…

– Abres el cajón con el numero marcado y tomas un papelito. De ahí tu suerte puede ir desde Mala, pasando por Media hasta Excelente. En caso de que te salga buena (que fue mi caso) guardas el papel celosamente. Si te sale media (el caso de Vicente) también es bueno. Pero si te sale mala como ha sido el caso de otros siempre puedes colgarla en ciertos lugares del templo.

– Ademas si te salio mala suerte siempre puedes ir a los puestecitos de enfrente a comprarte un amuleto por un módico precio 😉

Haciéndole aun mas el fuchi a la mala suerte, compra tu amuleto

Haciéndole aun mas el fuchi a la mala suerte, compra tu amuleto

Ahora si, a entrar al templo: pero antes habia que echarse un poco de incienso. Una cosa curiosa: al ver como estan puestos los inciensos se entiende la razon por la cual el clavar los palillos en el arroz es considerado mala suerte, es la misma imagen.

Al entrar había una ceremonia y muy a la sorda y rápidamente tome la foto. Tampoco quería importunar, pero bueno de todos modos había mucha mucha gente. Lo que se ve abajo del “altar” es algo que veríamos en muchos templos, en esa rejilla la gente deposita monedas (mas bien las avienta) antes de pedir su deseo, mas adelante hablaremos un poco de ese ritual.

El templo en si no es muy grande. Así que salimos rápido, fuimos a los baños del lugar (súper limpios y gratuitos) y después nos dimos una vuelta por un santuario pequeño que estaba cerca. Seria primera de muchas veces que vería un zorrito con babero rojo.

Por desgracia, tenia los pies mojados 🙁 y seguía lloviendo así que nos dispusimos a dejar el lugar e ir a buscar algo de comer (pero me prometí que si el día siguiente era bello, volvería para admirar el lugar en su totalidad).

Y nos encontramos con el mismo cartel que mi estimado Fernando... el cual nos aseguro que se trataba de caca radioactiva de paloma XD

Y nos encontramos con el mismo cartel que mi estimado Fernando… el cual nos aseguro que se trataba de caca radioactiva de paloma XD

 

Leoncito simpático que nos encontramos en el camino

Leoncito simpático que nos encontramos en el camino

Y para comer, salvación, llegamos a YOSHINOIA. Y ahí descubrí que la parte amarilla del huevo crudo sobre arroz y carne casi ardiendo es DELICIOSO:

Simplemente riquísimo!

Simplemente riquísimo!

Y de ahí nos regresamos al hotel, pero antes de eso me encontré con esta, no se como llamarle, ¿escultura?

Algo graciosa XD

Algo graciosa XD

Y llegamos al hotel, para secarme los pies y después de un rato seguimos explorado la ciudad.

¿Quieres mas tips para preparar tu viaje a Japón?

12 Comentarios

  1. xiaofeng 28 noviembre, 2013 Responder
    • Gaolga 28 noviembre, 2013 Responder
    • Gaolga 29 noviembre, 2013 Responder
  2. Seba! 30 noviembre, 2013 Responder
    • Gaolga 30 noviembre, 2013 Responder
  3. Seba! 30 noviembre, 2013 Responder
  4. Fernando 1 diciembre, 2013 Responder
    • Gaolga 1 diciembre, 2013 Responder
  5. Viajeros✈Vagabundos 17 diciembre, 2013 Responder
    • Gaolga 17 diciembre, 2013 Responder

No seas tímido(a), dejanos un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *