Visitar la Isla de Miyajima en pocas horas

Y nos fuimos a visitar la Isla de Miyajima lo que nos esperaba eran entre otras cosas ¡un montón de venados en libertad!

La Isla de Miyajima (宮島) es un lugar mágico, combina la naturaleza, los templos antiguos y ese toque de civilización ordenada japonesa. Toda una experiencia que no puedo mas que recomendar a quienes tengan la oportunidad de visitar el país del sol naciente. Bueno sin mas preámbulo vamos a ver lo que nos encontramos nosotros:

Venados y mas venados

Si los venados te dan miedo no vengas a la isla, por que deambulan en libertad y están por todas partes, pero ¿quien puede resistirse al encanto de los primos de Bambi? son un amor. Eso si, hay que recordar siempre que son animales salvajes y hay que tenerles respeto.

Cuando digo que están por todas partes es por que están por todas partes 😀 nos toco ver uno que estaba esperando que abriera la tienda (o sea estaba literalmente en la puerta). Seguramente tenia algunas cosas que comprar. Y cuando digo que son animales salvajes, es que no hay que olvidarlo, despues de ver al venado en la puerta de la tienda vimos a otro comiéndose no se que cosa, parecía un papel. Luego vemos a otro tomando el sol plácidamente. En resumen: hay de todo.

El Santuario Itsukushima y el gran torii

Datos prácticos

¿Cuanto cuesta?
300 Yenes

¿Cuales son los horarios?
Depende de la época, cuando nosotros fuimos el horario era de 6:30 AM a 6:00 PM

Nuestra visita al Santuario y al gran Torii

Otra cosa que le da ese toque especial a la isla es el gran torii sobre el mar que forma parte del Santuario Itsukushima, la puerta es muy bonita y tuvimos suerte de verla en sus dos formas: con marea o sea que se ve el torii que sale del mar y sin marea, así nos pudimos acercar bastante a ella. Para los que no saben una puerta torii es considerada la puerta hacia lo sagrado.

El gran torii

El gran torii

Cuando anduvimos por el lugar tuvimos la suerte de que ya estaba la marea bien baja y pudimos ver un monton de cangrejos haciendo lo suyo.

Este templo difiere de los demás que habíamos visitado en el hecho de que no había que quitarse los zapatos. Aunque viendo la manera en que se hizo la visita tenia sentido, no me imagino bajando a la playa a ver el torii con los pies semidescalzos. Llegamos a un punto donde había un altar con gente rezando, estando ahí voltee hacia atrás y ahí estaba el torii, simetria perfecta.

En este templo, como en el Senso Ji también había toda la cosa de adivinar el futuro, pero como ya allá me había salido todo bien preferí no tentar a la suerte otra vez XD

 

 

 

Frente al gran torii

Aprovechamos que habia marea baja para poder acercarnos al gran torii, ahí nos encontramos con aves y un pequeño hermintaño. Claro esta le tome fotos hasta que me canse, ¡me parecía tan bonito! quedaba poca agua pero el reflejo del torii en ella hacia parecer que había dos puertas.

Si tuviéramos que resumir a la Isla de Miyajima en una sola foto, seria esta:

Torii y venados... y cuando les digo que los venados andan por donde les da la gana no hay prueba mas clara que esta

Torii y venados… y cuando les digo que los venados andan por donde les da la gana no hay prueba mas clara que esta

 

Otras cosas que ver

Al seguir caminando nos encontramos con un pequeño santuario y unas tiendas de souvenirs, y muy importante baños:

 

  

Venaditos raterillos

Y pues después de caminar y caminar, nos encontramos con un puesto que servía bolitas de mochi con algo rico y elotes… compramos algunas cosas y nos fuimos a sentar a una banca cercana… empezamos a comer y de repente llego un amiguito.

Toda la secuencia del venado pidiendo de comer la pueden ver en este vídeo que tomamos sobre los venados raterillos.

Pagoda de cinco pisos

Y al seguir nuestra caminata nos encontramos con una pagoda roja de 5 pisos, ¡espectacular!

Y vimos que es lo que pasa si no les dices NO a los venaditos mientras comes: no te dejaran en paz hasta que no les des tu comida. Eso les paso a unas chicas asiaticas que estaban comiendo tranquilamente.

Las tiendas

Era la recta final de la visita, las tiendas de souvenirs, dulces, de todo. Aquí aproveche que no estaba dentro de ninguna tienda para tomar foto (por que en las tiendas no dejaban) pero desde afuera se podía ya captar algo. Compre este rico panecito que parecía ser tradicional de ahí… este estaba relleno de chocolate si no recuerdo mal… yummi

 

Haciendo el gracioso antes de partir :)

Haciendo el gracioso antes de partir 🙂

 

Saliendo de la Isla de Miyajima

Y llegamos la estación de ferry, era la hora de partir. En el entretiempo aprendimos algo nuevo: Miyajima es “gemela” del Mont Saint Michel en Francia

 

Ahora si: hasta luego Miyajima :'(

Ahora si: hasta luego Miyajima :'(

Y al llegar a tierra firme, nos recibió aquella estatua que nos dio miedo al partir.

Nuestra siguiente parada seria Hiroshima:

 

Allá vamos

Allá vamos

 

¿Quieres mas tips para viajar a Japón?

7 Comentarios

    • Gaolga 27 mayo, 2014 Responder
  1. Diana Miaus 17 noviembre, 2014 Responder
    • Gaolga 17 noviembre, 2014 Responder
  2. Cristina 17 noviembre, 2014 Responder
  3. Iciar 18 noviembre, 2014 Responder
  4. Eva Puente 21 noviembre, 2014 Responder

No seas tímido(a), dejanos un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *