Safari en Samburu: Reserva Buffalo Springs

Comenzamos el que sería nuestro día entero en Samburu: jornada entera de safari, emoción al máximo 🙂 nos dirigimos a la reserva de Buffalo Springs con nuestra cámara lista y mucha ilusión.

Te puede interesar: tips para organizar tus safaris en Kenia y nuestra opinion sobre Udare Safaris

Nuestro safari en la reserva Buffalo Springs

Al salir del hotel los primeros animales que nos encontramos fueron una familia de babuinos, aves coloridas y una ardilla. Probablemente varios pensaran que una ardilla no tiene nada de especial y al verla en efecto: se ve como cualquier ardilla que se puede ver en la ciudad. Sin embargo, hay algo que las vuelve cruciales en este ecosistema ya que ellas muchas veces alertan a los hervíboros cuando un depredador se aproxima emitiendo una especie de grito 😀 así que por ello las llamé “las ardillas chismosas”, chismosas pero lindas ^^

Pero aun no estamos en la reserva, al llegar vemos una enorme puerta con detalles de cebra. Mientras Carlos hacía las gestiones para entrar Colleta nos tomó algunas fotos de recuerdo 🙂

Entrando a Buffalo Springs

Estornino soberbio

El estornino soberbio es un ave difícil de ignorar ya que tiene un plumaje colorido (negro, azul verdoso, azul metálico, blanco y rojo), brillante, es muy bonito 🙂 . Estas aves comen insectos, lombrices, granos y frutos que busca en el suelo.

Impalas machos

En el camino nos encontramos con un grupo de impalas, pero era una especie de “club de toby” de impalas, ya que eran solo machos. Colleta nos explicaba que a una cierta edad son expulsados del grupo donde nacieron y deben de buscarse uno para ellos. Esto implica que deben desafiar a un macho alfa para conseguirse su propio harén. En el entretiempo los machos jovenes, o incluso los que han sido destronados, se juntan para acompañarse y para entrenarse para pelear. Así que es una reunión de puros cuernos 🙂

Reunión de impalas machos

El pozo de las bombas

Llegamos a una alberca que es entre “natural y artificial”. Cuenta la historia que durante la 2da guerra mundial había una amenaza de bombardeo en Nairobi y la estrategia de los keniatas fue: apagar las luces en toda la ciudad y encender muchas luces en una zona deshabitada (que es ahora la reserva de Buffalo Springs). En esos tiempos no había la tecnología que esta disponible en la actualidad así que los aviones de noche se basaron en las luces que brillaban desde el cielo.

El resultado del bombardeo se dice que es este pozo natural del cual sale un agua cristalina.

Facócero en familia

Seguimos nuestro camino y nos encontramos con una familia de facóceros, los cuales hasta ese momento conocía mejor como “los pumbas” 😀 (referencia a la película del Rey León). Estos animales son parientes de los cerdos y jabalís. De hecho en ingles se les conoce como warthog “jabalí verrugoso” debido a las enormes verrugas en su cara. Esta especie habita en África y a diferencia de sus primos ellos toleran bien las temperaturas altas (si habitan en Samburu queda demostrado).

Corren rapidísimo, cuando sienten el mas mínimo peligro salen como flecha con la colita levantada. Esta vez los vimos desde lejos por lo que no representamos un peligro y hasta los pudimos ver tranquilamente comiendo. Detalle curioso: cuando comen se ponen de rodillas en las patas delanteras.

El rio Ewaso y los cocodrilos

Llegamos al río Ewaso para buscar a los cocodrilos, primero no tuvimos mucho éxito ya que no vimos ninguno. Después fuimos a otro punto y con mucho trabajo Colleta nos ayudo a ver uno 😀 era un adolescente tomando el sol y fue el único que se dejo ver ese día ^^ después se nos apareció una pareja de Calaos (ya habíamos visto uno en nuestra visita a Shaba).

Cebra de Grévy

A lo lejos pudimos divisar a la cebra de Grevy, fue una suerte ya que solo en Samburu la íbamos a poder observar, eran dos y estaban algo lejos. Afortunadamente las vimos en ese momento ya que no las volveríamos a ver en toda la estancia en Samburu.

Ellas se diferencian de las otras cebras en la forma de sus rayas, las cuales son mas finas y pegaditas casi casi parece un código de barras ^^

Cebras de Grevy

El harén de gacelas

Muy cerca de nuestro vehículo vimos a un grupo de gacelas, ahí si que se trataba de un harén (a diferencia de los impalas machos solitarios). Había un grupo nutrido de hembras entre las cuales había un solo macho, y es que a pesar de que tanto macho como hembra tienen cuernos los del macho son muchísimo mas grandes.

Nos quedamos a observarlos un rato. El macho caminaba detrás de una hembra, pensábamos que presenciaríamos un momento cariñoso entre ellos. Pero no, la hembra se veía mas que lista para la acción pero parecía que el macho no sabia que hacer cuando ella paraba de caminar. Era bastante gracioso 😀 al final se canso de caminar detrás de ella… parece que no se entero que ella estaba esperando que el empezara aquellito ^^ cuando ya dejo de perseguir a la hembra se detuvo a hacer pipí.

El oryx solitario

Justo al lado de esa escena apareció ante nosotros un oryx solitario pastando. Colleta nos decía que era muy poco común encontrarse con un oryx completamente alejado de su grupo, ademas aprovechamos que lo teníamos tan cerca del vehículo que le tomamos montón de fotos y hasta una selfie-oryx nos pudimos hacer 😀

El oryx a pesar de ser tan grande es perteneciente a la familia de los antílopes, tanto machos como hembras tienen cuernos y existen cuatro subespecies. Una de ellas es el oryx de Arabia el cual es un símbolo de Catar.

Grullas coronadas, avestruces y la fiesta de Oryx

Otro animal que nos encontramos y que me gusta mucho: la grulla coronada. Son tan bonitas con sus pelos rubios en la cabeza, de ahí lo de coronada. Iban en pareja, la cual por cierto es la misma durante toda su vida, y no podía distinguir cual era el macho y cual la hembra ya que son iguales 🙂 . Pueden vivir hasta 22 años en la naturaleza 😮 . Me encantan estas aves, creo que ya lo dije ¿verdad? 🙂

Después nos encontramos a otra ave, mucho mas grande, en la cual se puede distinguir fácilmente al macho de la hembra. Es un ave enorme que no puede volar, se trata del avestruz. Vimos a varios grupos de machos y hembras. En eso nos salio la sorpresa del día (hasta ese momento), una enorme manifestación de oryx. Después de haber visto a uno solitario, cosa que era poco común de ver, nos encontramos con un grupo ENORME de oryx algo que no era común tampoco. Parecía como que venían todos a una fiesta 🙂 un muy bonito espectáculo.

Elefantes

Mientras seguíamos nuestro camino alcanzamos a divisar una familia de elefantes a lo lejos, que emoción 🙂 aunque la cosa no acabaría ahí, la destreza de nuestro conductor logro llevarnos mas cerca de ellos y pudimos ver a las madres con sus bebes. Que cosa tan linda un bebe elefante 🙂 son una ternurita 🙂 . Nos quedamos un rato observándolos, fue tan bonito. Ellos nos ignoraban y seguían con su vida. Los vimos echarse lodo, andar de un lado al otro y lo mas relajante: verlos rascándose en un árbol (ahora entiendo porque algunos arboles están caídos XD). Que cosa tan bella. Después de esos momentos me dije que nunca mas querría ver a un elefante en otra condición que no fuera así: en libertad. No necesitaba de tocarlos, echarles agua, verlos hacer un show o tener cualquier interacción con ellos para estar contenta. Prefería verlos así, haciendo su vida. Claro, es mas difícil pero es que no debe ser de otra manera el avistamiento de paquidermos.

El grupo que vimos eran la típica familia de elefantes: hembras con elefantes pequeños. Generalmente los machos están relegados a vivir fuera de la familia y solo se acercan para aparearse. De hecho después nos encontramos con un grupo de machos solitarios y se ve la enorme diferencia (son mucho mas grandes y sus colmillos también).

Otra cosa curiosa: los elefantes parecían ROJOS, y no es que su piel fuera de otro color, lo que sucede es que al echarse el lodo del lugar siendo la tierra tan roja el resultado es que los elefantes en Samburu son rojos 😀

Hora de la comida

Realizamos una pequeña pausa en el emocionante safari que estábamos realizando para poder comer 😀 aunque con tanta emoción hasta se olvida uno de que tiene hambre ^^ . Nos acercamos a un área donde pudimos abrir nuestras loncheras y degustar lo que nos había preparado el hotel. Nada mal, una hamburguesa, pollo, frutas, jugo. Suficiente para llenar el estomago y poder continuar con lo nuestro.

Hora de la comida

Gallinas y gerenuc

En el camino nos encontramos con un grupo de gallinas de Guinea, llaman la atención sus plumas azules, nos las encontraríamos varias veces durante el día. En eso nos topamos de nuevo con un gerenuc, pero a diferencia del día anterior, esta vez lo vimos el una postura muy especial: estaba comiendo. Colleta ya nos había dicho que este animal de cuello largo se para en dos patas para poder alcanzar las hojas mas altas de los arboles. Pero no es lo mismo verlo en persona, es impresionante.

Jirafas reticuladas

Y para terminar el safari en Buffalo Springs nos encontramos con un grupo de jirafas. Ya habíamos tenido oportunidad de verlas en Shaba pero en esta ocasión el grupo era mucho mas numeroso y estaban mas cerca.

Ahi estan las jirafas

Dato curioso de las jirafas: tienen la lengua casi negra, la razón: protegerla de los rayos del sol 🙂 interesante

Pero el día de safari no acaba ahí, nuestra siguiente parada es la reserva de Samburu.

No seas tímido(a), dejanos un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.