Mdina, descubriendo rincones de Malta

Mdina es una ciudad amurallada ubicada en el centro de Malta. Esta fue la capital hasta que en 1570 se transfirió a La Valetta. Este es uno de los lugares mas visitados en Malta. Con sus colores tierra cautiva al que la venga a ver. A esta ciudad se le conoce como La ciudad del Silencio.

Información para Visitar Mdina

¿Como llegar?
Desde la estación de La Valetta hay que fijarse que entre las paradas este Ir-Rabat. Algunos de los autobuses que se pueden tomar desde ahí son el 51, 52 y 53.

Vete a Ir-Rabat y ahí estará Mdina también

Vete a Ir-Rabat y ahí estará Mdina también

Recorriendo Mdina

Es un lugar que se recorre rápido y es que es muy pequeño. Es tan pequeño que no lo creerán hasta que no lo vean con sus propios ojos! eso me paso a mi, ya me habían dicho que era chiquitito pero no imagine que tanto, es algo como darle la vuelta a la manzana (y no una muy grande). La cosa es que cada rinconcito tiene un gran encanto y además hay historia por todas partes, eso hace que el recorrido se alargue.

Al llegar lo primero que se ve es la puerta de la ciudad amurallada, bella, con sus colores marrón invita a entrar. Una vez dentro lo primero que se ve a la izquierda es el Palacio Vilhena en el cual se encuentra el museo de historia natural, no entramos por que no teníamos mucho tiempo para museos así que seguimos caminando.

Luego entramos a la oficina de turismo y pedimos un mapa, cuando nos lo dan veo que es una vuelta el recorrido pero, no se, en ese momento aun no caía en cuenta de lo chiquitito del lugar. El día era muy bonito, un cielo azul, un bonito sol, lo único malo es que hacia un ventarrón y yo traía falda así que ya se imaginaran estaba todo el tiempo deteniéndome la falda y quitándome el cabello de la cara ha ha ha.

En el recorrido nos encontramos con la Catedral de San Pablo, pero la vimos primero por la parte de atrás, estaba cerrada, trataríamos de entrar después. En el entretiempo entramos en otra iglesia que si estaba abierta, me encanta cuando me encuentro con velas de verdad en una iglesia! las velas artificiales no me gustan mucho :/ salimos de la iglesia y el hambre empezó a atacar, así que nos adentramos en el primer restaurante que vimos, no nos hacíamos ilusiones estábamos en un lugar muy turístico y tendríamos que pagar el precio turista. Hicimos bien en ir a esa hora, no había nadie y nos sirvieron rápido. Cuando ya íbamos saliendo el lugar estaba lleno!

Al salir del restaurante llegamos al mirador, a lo lejos divisamos la Egg Church de Mosta. Seria uno de los próximos destinos del viaje a Malta. Y fue ahí que me di cuenta de lo pequeño que era Mdina, exclame algo como “Ya?” por que de ahí solo quedaba regresar al inicio, claro viendo lo que había en el camino. Pero para ese momento ya sabia que seria un camino breve. Aun así lo aprovechamos al máximo. Eso si, no teníamos pensado entrar a ningún lugar de pago. En lo único que estábamos dispuestos a pagar era en la Catedral de San Pedro pero seguía cerrada, ni modo.

Después de caminar fuimos a las tiendas de souvenir a comprar lo de rigor: postales, imanes y alguna otra figurilla que nos hiciera ojitos 😉 (y con las figuras de los luzzu que vimos en Marsakloxx había posibilidades).

De ahí nos fuimos a visitar a la vecina Rabat, que vendrá en el próximo relato de nuestro viaje a Malta.

 

8 Comentarios

  1. enrique 19 octubre, 2015 Responder
    • Gaolga 19 octubre, 2015 Responder
  2. nubesviajeras 19 octubre, 2015 Responder
    • Gaolga 19 octubre, 2015 Responder
    • Gaolga 21 octubre, 2015 Responder
  3. viajando ODV Y RCL 20 octubre, 2015 Responder
    • Gaolga 21 octubre, 2015 Responder

No seas tímido(a), dejanos un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *