El Jardin de la Menara en Marrakech

Un nuevo día llego en Marrakech y nos decidimos a ir al Jardín de la Menara que, según el libro que traiamos, con nosotros el viernes era gratis. Estaba algo retirado así que nos fuimos a tomar un autobus urbano. Lo malo es que batallamos mucho para encontrar la parada y en una de las caminatas de busqueda nos llego una

Estafa en Marrakech

Nos abordó un señor que vendía donas (rosquillas). Primero nos saluda y empieza su blabla y le decimos que no queremos comprar nada pero seguía blabla. Cuando menos lo pensamos ya teníamos una dona cada uno en la mano. Según el eran gratis, un regalo. Y ahí llego la estafa: cuando ya le habíamos dado una mordida ¡nos la cobró! queríamos que le pagáramos 20 dirhams (casi 30 pesos o 2 euros) por las dos donas 😮 what? al final si pagamos pero no lo que el pedía, le dimos la mitad. O sea 10 dirhams (15 pesos o 1 euro). Grrrrrrr :@ de todos modos ese precio por dos donas es excesivo. Al menos tengo que reconocer que al menos si estaban buenas.

Así que ahí nos queda la enseñanza de Marruecos: no dejar que nadie nos “de” nada. Porque ahí NADIE regala absolutamente nada (a diferencia de Iran donde si nos regalaron sandia), ¡siempre van a quererlo cobrar!

Buscando nuestro camino hacia el Jardín de la Menara

Mientras esperábamos el autobus veíamos el caos de motos, carros, carretas de burros y caballos. Vimos también como batalla la gente para cruzarse. Como por ejemplo estas dos señoras:

Cruzando la calle

Después de esperar un montón por fin paso el autobus, estaba llenísimo de gente y como no sabíamos como pedir la bajada, ni tampoco sabíamos exactamente donde era se nos paso la parada y nos bajamos ya muuuuuuuuuy lejos 🙁 tuvimos que caminar un montón para llegar ;-(

Llegando al parque se ven estas banderitas marroquíes

Información para visitar el Jardin de la Menara

¿Cuanto cuesta?
La entrada al pabellon cuesta 1 euro. El exterior se puede visitar sin pagar.

¿Cuales son los horarios?
De 8:00 AM a 5:00 PM.

Visitando el jardin

Creo que si no hubiera que tenido que caminar casi dos kilómetros para llegar hubiera disfrutado mas del lugar. De hecho se siente uno bastante en paz ahí. Pero en ese momento la sensación de haber hecho un esfuerzo que no valía la pena me invadía y no lo podía evitar.

El pabellón, que se construyó durante la dinastía Saadi en el siglo XVI, es una pequeña construcción coronada con una mini pirámide verde en el techo. De hecho el nombre ‘menara’ viene de esa pirámide. Fue renovado en 1869 por el sultán Abd ar-Rahman ibn Hicham, quien solía hospedarse allí durante el verano.

Según esto en mi libro decía que uno de los poderosos huéspedes del pabellón solía llevar a sus amantes y usaba la gran alberca al lado y ahí era donde las ahogaba después de consumar el acto, por aquello de que no hablaran.

Y oh desilusión SI COBRABAN la entrada a pesar de ser viernes. La cantidad era pequeña, 10 dirhams, pero creo que todavía tenia el coraje de la estafa así que no entramos.

Y cerca del lugar había varios camellos esperando algún turista incauto (bueno ellos no mas bien sus dueños) y como apliqué la regla de que todo lo cobran o lo quieren cobrar pues les tomé fotos de lejos 😉 gracias al super zoom de mi cámara.

Camellos

Aqui los dejo con un video de los camellitos que vimos en el Jardin de la Menara:

La estación de tren de Marrakech

No duramos mucho en el lugar, tomamos un taxi chiquito que nos cobro 30 dirhams para llevarnos a la estación de tren. Esta bien, todo se regatea en Marruecos pero estábamos muy cansados para hacerlo. Llegamos a la estación de tren de Marrakech, la primera impresion es que era muy bonita. Fuimos a comprar los boletos de tren para ir a Casablanca dos días después, nuestro avión de regreso salia de ahí. Había muchos elementos de la estación que nos recordaban a sus homologas francesas, por ejemplo: el tablero de trenes que parten. El siguiente dia nos daríamos cuenta que incluso el tren era muy parecido a los trenes regionales franceses. En general la estación era bastante cómoda, limpia ah y eso si no faltaba su zona para rezar XD

Estación de Marrakech

Cerca de la estación nos encontramos con el edificio del teatro real y una conocida cadena de comida rápida. Me llamo la atencion ya que el nombre aparecía también en arabe 😀

Teatro y hamburguesas

Saliendo de ahí buscamos un lugar donde comer. Había un restaurante cerca que por fuera no se veía mal, pero cuando entramos HORROR: ¡puros europeos!,¡decoración europea!,¡todo europeo! (hasta los precios o_O ). La comida sin chiste, o sea no nos gustó para nada, porque estar ahí, era como si no hubiéramos salido de Francia. Toda la gente que estaba ahí eran turistas pero de esos que visitan un pais para seguir comiendo y viendo lo mismo que ven en el suyo propio. Ustedes saben que nosotros no somos ese tipo de turistas, si vamos a un país es para descubrir su comida, cultura, todo. De ahí la decepción de haber desperdiciado una comida.

 

No seas tímido(a), dejanos un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.