Las tintas de Marrakech

Después de descansar en el Riad nos fuimos a visitar a una persona que se dedicaba a trabajar las tintas naturales. Resultaba, ademas, que hasta lo habían ido a fotografiar para un libro.

El tintorero del libro

Nos explicó un poco del trabajo que hace: en unas grandes ollas calientes se mete la tinta y luego se mete la fibra que se quiere pintar y se revuelve como si fuera una gran sopa. Ahí tenían varios trabajos de fibras pintadas. Entre otras cosas había unas bufandas de tela (supuestamente mezclada con seda), hilos de lana, etc.

El libro en el que fotografiaron al tintorero se llama Escrita da Luz – Ponte do Afectos de la fotógrafa portuguesa Margarida Martins. Si no me equivoco el libro se publicó en 2009. El señor tiene una enorme portada en su taller que muestra con mucho orgullo 😀

Con la portada donde aparece el mismo 🙂

La hora de comprar

Después de ver los trabajos, las ganas llegaron de comprar algo y puse los ojos en unas bufandas que estaban muy bonitas. Pero claro, había que regatear.

Primero por una nos la querían vender a 120 dirham, dijimos que era mucho, luego nos bajó a no recuerdo cuanto pero sin convencernos aun. Después dijimos que tomaríamos dos que “cuanto” y nos la dejo a 120 (o sea el mismo precio que por una). Total que dijimos que íbamos a pensarlo y que tomaríamos un café y al regresar veríamos.

Entonces nos fuimos a tomar un café (Vicente té, obviamente) en un lugar bastante bonito, vean:

El café de la decisión

Estaba bueno todo, pero he de decir que estaba algo caro. En fin lo bonito del lugar lo compensaba.

Decisión: tomando el café dijimos “bueno, vamos a decir que 100 y es nuestro ultimo precio” sabiendo que hubiéramos podido regatear aun mas, pero bueno ya estaba algo harta de la dinámica del regateo. Llegamos decididos y pues al final si nos llevamos las dos bufandas por 100. Ademas de que conocían a Kenza (la dueña de nuestro Riad) así que eso nos facilitaba todo 😀

Y esta fue nuestra última compra y último regateo en el zoco de Marrakech.

Vistazo del ayuntamiento de Marrakech

Luego de ahí nos fuimos a caminar un poco y nos encontramos con el edificio del ayuntamiento de Marrakech. Ya eran las ultimas fotos que podíamos tomar por que el sol se estaba metiendo.

Ayuntamiento

Para la cena teníamos la firme intención de salir a cenar Harira a la plaza mas tarde pero a mí me dio un dolor de panza, que ni hambre tuve. Total que ya no salimos y esa fue la última noche en Marrakech ya que al día siguiente tomábamos el tren para ir a Casablanca.

Pero antes de cerrar los dejo con una de esas imágenes que me llevo de Marrakech: una calle de lo mas tradicional donde la gente viste como si los años no hubieran pasado (allá se ve a los señores con sus túnicas) y en esa misma calle un anuncio con un personaje de Disney XD contrastes, contrastes.

Contrastes en la Medina de Marrakech

6 Comentarios

  1. makadown 18 junio, 2012 Responder
  2. Gaolga 20 junio, 2012 Responder
  3. bagpacktraveller 25 junio, 2012 Responder
  4. Gaolga 29 junio, 2012 Responder
  5. Sergio 12 julio, 2012 Responder
  6. limam 10 octubre, 2012 Responder

No seas tímido(a), dejanos un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *