Paseando por el centro de Aguascalientes

Este fue un viaje de ida y vuelta el mismo día en el cual no había nadie que me acompañara. Es por ello que decidí lanzarme yo sola. Algunos pensaran que un viaje de un día no es gran cosa, pero en aquel momento para mi era gran hazaña (estaba en mis primeros viajes por allá del 2006, incluso antes de cruzar el charco).

Llegando a Aguascalientes

Partía de la ciudad de León, Guanajuato. Me dirigí a la estación de autobús y tome el primero que saliera hacia Aguascalientes, en aproximadamente un par de horas ya estaba ahí. Al llegar estaba un poco confundida ya que la estación no esta justo en el centro histórico, hay que caminar un poco pero me hice de un mapa ahí mismo y me dirigí hacia la zona que quería visitar 😉 mi objetivo principal: el Jardín de San Marcos.

 

Mi visita a la capital del estado de Aguascalientes

La llegada fue un poco caótica, sentía que caminaba sin rumbo y ahora ya no se decir a ciencia cierta si la terminal de autobuses estaba cerca o lejos del centro histórico. Cuando se camina solo todo se ve de manera diferente, sobre todo cuando se esta en un lugar desconocido en el cual perdemos el norte totalmente como es de esperarse. Al final todo bien, llegue a lo que me interesaba ver y acá lo cuento:

Los murales en el Palacio de Gobierno

Lo que hay ahí son básicamente oficinas administrativas pero el edificio vale la pena verlo por dentro ya que esta lleno de coloridos murales, después de haber caminado un buen rato buscando el centro histórico estuve muy contenta de llegar ahí y algo acalorada me senté en las escaleras del lugar a contemplar las coloridas pinturas. El lugar resulto ser tranquilo y refrescante y como pude quise inmortalizar el momento tomandome lo que en aquel tiempo llamaba una “autofoto”, mucho antes de que las llamaran “selfie”. Una vez que tome bastantes fotos me dispuse a abandonar el recinto. Eso si sin dejar de observar una gran manta a las afueras que ofrecía puestos en el ejercito a quien quisiera enlistarse. Una vez que sali de ahí ya tenia frente a mi a la gran plaza de la patria y todo empezó a tomar forma.

La plaza, la catedral y los alrededores

Y ahí esta la gran Plaza Patria con el asta bandera a todo lo que da, me pareció una plaza sencilla pero bonita. Y del otro lado la catedral, a la cual me quede sin entrar por que la puerta estaba cerrada y eso que volví varias veces y nada. Me dispuse a recorrer los rincones de la plaza y sus alrededores: comercios, casas, el teatro, calles.

Durante el recorrido me dio un poco de hambre así que fui a una de las cafeterías del centro para recargar las pilas.

 

El Jardín de San Marcos y sus ardillas golosas

Este era el lugar que me había decidido a tomar el autobús para venir a conocer esta ciudad: el Jardín de San Marcos. ¡Todo por que lo vi en una telenovela! se contaba en ella la leyenda de que las muchachas durante alguna feria iban a caminar dando vueltas en el kiosco, caminaban todas en la misma dirección y los muchachos en la dirección contraria y se formaban parejas. Supuestamente fue así como los protagonistas de la telenovela se enamoran. Al final no supe si la dichosa leyenda era verdad y ni siquiera vi el final de la telenovela hehe… lo que si quedo de aquello fue la idea de visitar este lugar.

Y en efecto hay plantas, kioscos y se respira una tranquilidad agradable. Y si ya no era suficiente con esto ademas había una gran cantidad de simpáticas ardillas que se acercan sin miedo si les das un cacahuate. Estaba súper contenta. Aprovechando que otra chica las estaba sobornando para que se acercaran yo ipsofacto saque mi cámara y les tome un montón de fotos 🙂

 

Después de visitar el jardín se llego la hora de regresar, que no sabia cuanto tendría que caminar para llegar a la terminal para poder tomar mi autobús de regreso. Ni siquiera recuerdo si tome taxi o algún otro transporte publico… solo recuerdo que lo logre 🙂

 

Checa nuestros artículos sobre otras ciudades del centro de México:

Que visitar en San Luis Potosi

 

9 Comentarios

  1. Diabarama 22 febrero, 2016 Responder
    • Gaolga 22 febrero, 2016 Responder
  2. Enrique 22 febrero, 2016 Responder
  3. Marta Negro 9 abril, 2016 Responder
    • Gaolga 17 abril, 2016 Responder

No seas tímido(a), dejanos un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *