Viajando a Londres con poco presupuesto

Mi primer viaje a Londres, en plan estudiantil o sea: con poco presupuesto. De todos modos, con las muchas cosas que habia por descubrir de la ciudad no habia necesidad de pagar boletos de entrada a monumentos, ni museos.

Llegada a Londres

Llegamos a Londres con RyanAir. Yo llegaba desde Turin y Vicente desde Marsella. Después en el aeropuerto nos toco tomar el autobús para llegar a la estación Victoria.

Aeropuerto London Luton

Aeropuerto London Luton donde me toco esperar a Vicente

Nuestro hospedaje londinense

Como íbamos en plan de poco presupuesto nos toco dormir en un hostal. El ganador fue el Hyde Park Inn, pagamos 20 euros cada uno por noche para dormir en unas mini camitas en un mini cuartito que además compartíamos con cuatro personas mas. Ni modo, era lo que había. Pero el lugar tenia un punto bueno: tenían cocina así que podíamos ahorrarnos las cenas.

 

La visita a Londres con poco presupuesto

Día 1

No tenia ni siquiera que encontrarme con una gran estatua o un castillo. Todo, hasta las cosas mas comunes y corrientes, me maravillaban. Obviamente la primera cosa que capto mi atención fueron las cabinas telefónicas rojas que por fin tenia el gusto de conocer en persona. La otra cosa que llamo mi atención es ver que todos manejaban al revés!!! y que además, sabiendo la gran cantidad de turistas que reciben, pintan en la calle hacia donde hay que voltear. Uno instintivamente voltea al lado al que esta acostumbrado. Creo que han de haber tenido mas de un accidente por eso.

El primer lugar que visitamos, ya que lo teniamos al lado, fue el Hyde Park, lugar donde vimos muchos animales lindos como cisnes, patos, perritos que llevaban a pasear. En el camino nos encontramos con un semáforo para caballos! otra cosa común y corriente que me llamo mucho la atención. Y al seguir caminando hasta el Palacio de Buckingham en donde por suerte llegamos justo a la hora a la que empezaba el cambio de guardia. De nuevo podría ver algo que había visto solo en la televisión! y podría ver si es verdad que una vez en sus puestos los guardias no se mueven.

Pero primero les cuento como fue el cambio de guardia: llega la guardia nueva con la banda de musica, se realizan varios movimientos que no se ni como nombrar. Llega un momento en que las dos guardias, la que se va y la que llega, están frente a frente y la banda sonora empieza a tocar canciones clásicas de la guardia así como canciones como “Over the rainbow“. Al final la banda sonora se va, así como la vieja guardia y es entonces cuando la nueva toma sus posiciones. Eso si, ni se inmutan de tener tantos “espectadores” ellos siguen en lo suyo.

 

Después del bello espectáculo cruzamos el Saint James Park, donde vimos una linda ardillita. Al día siguiente regresaríamos por mas.

londrea ardillita st-james

Que linda!!!

 

Nuestra siguiente parada era el Big Ben, otro monumento que solo había visto en la televisión. Por fin lo tenia en persona! también dimos la vuelta por los lugares cercanos, se pueden encontrar muchas estatuas de personajes ilustres como Abraham Lincoln (que no entendí por que estaba ahí). También vimos los clásicos taxis negros, una manifestación y un auto anfibio.

 

Seguimos caminando y llegamos a un lugar donde vendían nieve, a pesar de que hacia frío fue agradable comerse una. En eso pudimos ver de frente al gran London Eye. Solo que no nos subimos ya que el presupuesto no daba. (Pero nos subiríamos algunos años después). Después de la nieve me encontré con un local que me encanta, los que me conocen o han seguido este blog saben que soy fan de Starbucks.

De ahí cruzamos el London Bridge y llegamos a la London Tower ahí, a pesar de no ingresar, pudimos ver una replica de la corona inglesa y también nos encontramos con los beef-eaters.

Para finalizar tomamos el metro, en donde pudimos ver la consigna de siempre MIND THE GAP. Y volvimos a Buckingham en donde pudimos ver al guardia que había llegado al mediodía, seguía ahí sin moverse!

 

Día 2

En el día dos volvimos a Hyde Park, que de cualquier modo estaba muy cerca de nuestro hostal. Esta vez volvimos expresamente para ver a la gente del speaking corner en acción. Consiste básicamente en que hay un área del lugar donde cualquiera puede empezar a dar un discurso sobre cualquier tema, los ovnis, religiones, el fin del mundo. Nos toco ver un señor que hablaba sobre Jesús. Además aprovechamos para tirarnos un rato en el pasto, que no estaba prohibido!

Después de ahí nos fuimos a Picadilly, en donde vimos muchos carteles de obras de teatro, una limusina rosa. En ese momento no consideramos ir a ninguna obra por falta de presupuesto. Luego supe que eran bastante baratas 🙁 ni modo para la próxima sera.

Ocurrió algo curioso, en esta área nos encontramos con la agencia de Iran Air. Recuerdo que en ese tiempo pensé que “me daría miedo volar con esa aerolinea”. Que vueltas da el destino, y pensar que algunos años después viajaría con ellos dentro de Irán.

Gritando cada vez que me encontraba una ardilla en el camino, que me encantan, seguimos caminando. Entramos en una iglesia anglicana, vimos los clásicos camiones rojos londinenses y terminamos nuestro recorrido en Trafalgar Square en donde pude ver un efectivo letrero que pedía a la gente no alimentar a las palomas. Funcionaba de verdad, casi no había ratas voladoras.

De ahí caminamos de nuevo hacia el Big Ben, pasando por la casa de los guardias en donde había guardias reales en la puerta que NO SE MOVÍAN. Podías acercarte, tomarte foto con ellos y ni se inmutaban. Nervios de acero.

Para cerrar el día nos compramos unas pastas que cocinamos en el hotel. Aunque al salir a dar la vuelta encontramos un restaurante mexicano y no pude resistirme. Nos compramos unos nachos.

Día 3

El día que partíamos de Londres, pero todavia teníamos la mañana para aprovechar. Así que volvimos a St James Park para observar a los animalitos que lo habitan. Nos encontramos con patos, gansos, pelicanos, muchas ardillas. Había hasta unas aves de pico azul. Fue un paseo rápido pero relajante, hacia buen tiempo. Después de ahí tomamos el autobús que nos llevaría hasta el aeropuerto. Pero volveríamos a Londres.

 

Y este fue nuestro viaje a Londres con poco presupuesto, en el cual no pagamos boletos de entrada a ninguna parte. Solo gastamos en hospedaje, transporte y comidas. Asi que si tienes un presupuesto ajustado pero muchas ganas de visitar Londres anímate, que hay mucho que ver sin tener que pagar por ello!

Para terminar les dejo con una graciosa postal que describe el cerebro de los Británicos (a modo de broma, claro esta).

Esquema del cerebro British

Esquema del cerebro British

14 Comentarios

  1. Chente 5 mayo, 2007 Responder
  2. Mauricio 9 mayo, 2007 Responder
  3. Malena 16 mayo, 2007 Responder
  4. Alma 19 junio, 2007 Responder
  5. REBE 5 abril, 2012 Responder
    • Gaolga 8 octubre, 2015 Responder

No seas tímido(a), dejanos un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *