• Menu

Visitando la Finca de Café de Don Elías en Salento

Te mostramos la visita a la Finca “Las Brisas” de Don Elías, famosa en Salento. Vamos a ver el proceso del café desde la planta hasta la taza.


En nuestro paso por el Eje Cafetero colombiano, en el viaje a Colombia, no podíamos dejar de visitar una finca para ver cómo es el proceso desde la planta hasta nuestra rica taza de tinto. Vamos a visitar la Finca de Café de don Elías llamada “Las Brisas”, cercana a Salento.

Información para visitar la Finca de Café de Don Elías

¿Cuánto cuesta?
El precio es de 31,000 COP por persona (información de 2023 de los viajeros)

¿Cuales son los horarios?
Todos los días. No vi un horario fijo, pero aparentemente, es de 9 AM a 5 PM, para asegurarse pidan en su alojamiento si pueden llamar a la finca para preguntar.

¿Cómo llegar a la Finca de don Elías?

Desde Salento se puede llegar caminando, dependiendo del ritmo puede tomar entre 45 min – 1 hora. Desde el parque central hay que caminar hacia el norte, una cuadra.

De ahí hay que cruzar el puente amarillo y seguir derecho, los letreros que aparecerán de “don Elías” nos harán darnos cuenta de que vamos por buen camino.

De hecho, vamos a ver dos letreros, uno de don Elías y de la Finca El Ocaso. En la posada donde nos hospedamos nos recomendaron visitar de don Elías, por ser más pequeña y auténtica.

Así que la otra finca no podemos decir si está bien o no, ya que no la visitamos, pero si ustedes tienen tiempo pueden visitar las dos porque están muy cerca la una de la otra.

De hecho, puedes contratar tu visita a la Finca El Ocaso con anticipación, algo que con la de don Elías no pudimos hacer.

Cuando veamos el letrero de la entrada a la Finca el Ocaso hay que seguir derecho y muy pronto llegaremos a nuestro destino.

La caminata es muy agradable, pero si no quieren ir caminando también existe la opción de tomar un willys, esos jeeps característicos de la zona, en la plaza principal de Salento.



Llegando a la finca de Don Elías en Salento

Hay que saber algo: en la actualidad la probabilidad de ver a don Elías en la finca es muy baja, esto debido a que ya está jubilado. Y ese fue nuestro caso, ya que no lo vimos. Ahora los que hacen las visitas son sus nietos y otros familiares.

Al llegar rápidamente se formó un grupo de pocas personas (de todos modos no se puede tener un grupo enorme, debido a que las instalaciones son pequeñas) y nos fuimos a hacer la visita de los cafetales.

De la planta

El tour dura poco menos de una hora, y para empezar nos llevaron a ver las plantas de café. Pudimos ver los frutos, algunos ya rojos, muy bonitos, pero en ese estado aún están lejos de estar en condiciones de llegar a nuestra taza.

Para que esto suceda tienen que ser recolectado, un proceso laborioso y que a algunos nos recuerda la telenovela “Café con aroma de mujer”, ya que la protagonista era una recolectora de café. Los frutos que van siendo reconectados se acumulan en unas canastitas de bejuco.

Además de plantas de café podemos ver que tienen cultivos de otras frutas y nos explican la razón: estas plantas favorecen al café, ya que van “enriqueciendo” la tierra para la planta de café, a esta técnica se le conoce como permacultura.

Una manera de enriquecer la tierra sin productos químicos, de hecho el café que en este lugar se produce es orgánico.

Nos encanta caminar por ahí, ya que todo es verde, un verde infinito. En algunas plantas de café podemos ver que hay unas pequeñas flores blancas, estas duran unos cuantos días y después de ahí sale el fruto que dentro de unos meses se convertirá en café.

Al secado

Una vez que se recolectan los frutos hay que sacar el grano, para esto se usa una maquina. Después se desechan las semillas que no estén en buenas condiciones, se usan de abono, y las que estén buenas se ponen a secar durante varios días.

Una vez secos, se les quita otra vez la piel que las sigue recubriendo, una más fina que la anterior. Y ahora sí, pasamos a cosas serias: se tuesta. Porque hasta este momento el grano no tiene ni el color, ni el olor de café. Pero todo eso cambiará después de ese tostado que hará la magia.

Unos días hay que dejar pasar, después del tostado, para que quede listo para consumo.

Hasta la taza

Cuando el grano de café esta listo para el consumo, solo falta molerlo :) y eso fue lo que hizo nuestro amable guía. También nosotros participamos dando algunas vueltas a la moledora. Después de esto ya se puede vender, aunque también se puede vender entero. Si tienes tu moledora de café en casa, mejor.

Y para terminar la visita, nos traen unas tacitas de café. Muy rico. Y como a Vicente no le gusta el café, pues a mi me tocó doble ración, pero hay que aclarar: es fuerte, pero muy bueno el tinto :D

Y al terminar la visita nos quedamos platicando un rato con una chica, también familiar de Don Elías, nos contaba que estaba buscándose su carrera como cantante. Había sacado un CD y estaba muy contenta, espero que le haya ido bien.

Al irnos vimos que había un willys estacionado, esos jeeps son tan fotográficos, nos recordó nuestra visita al Valle del Cocora.

Anecdota para el final: Quedamos muy contentos de esta visita a la Finca de don Elías en Salento, al volver caminando hacia la plaza desde la que salimos nos encontramos con dos señoras que muy amablemente se ofrecieron a acercarnos.

Al hablar resultó que ellas eran de la otra finca, la del Ocaso, y al momento en que les dijimos de donde veníamos sentí una leve incomodidad, no se portaron mal ni nada, pero bueno, me sentí mal de decirles que preferí a la competencia hehehe… ni modo. Cuando volvamos al Eje Cafetero ¡vamos a visitar su finca!

¿Dónde dormir en Salento, Colombia?

Con tantas cosas que visitar en esta zona del eje cafetero, seguramente querrás quedarte a dormir en Salento.

Aquí, las opciones de alojamiento son tan diversas como sus paisajes impresionantes. Si buscas más contacto con la naturaleza, una buena opción es el Ecohotel Piedemonte.

Por otro lado, el centro del pueblo ofrece opciones encantadoras, como Casa Salento o La Posada de la Abuela, que te permitirán explorar a pie las calles coloridas de Salento.

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si compran un producto aquí listado siguiendo estos enlaces, nosotros recibiremos una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ustedes y así nos ayudan a mantener nuestro blog vivo.

Olga Grijalva

Soy una viajera y creadora de contenido de viajes con 18 años de experiencia. Mi objetivo es compartir información útil para ayudarte a planear tus aventuras. He visitado más de 40 países y estoy emocionada por compartir mi experiencia contigo.

2 comentarios