fbpx

El Burj Khalifa desde arriba, el edificio mas alto del mundo

Home » Emiratos Árabes Unidos » El Burj Khalifa desde arriba, el edificio mas alto del mundo

Uno de los lugares que no puedes perderte en tu viaje a Dubai, el Burj Khalifa. Aquí podrás admirar la ciudad desde arriba, desde el edificio más alto del mundo. Te vamos a mostrar lo que se puede ver y cuales son tus opciones para visitarlo. Eso sí, deja el vértigo en casa 🙂

Te puede interesar:  Viajar a Dubai por tu cuenta, tips de viaje e itinerario

Información para visitar el Burj Khalifa

¿Cuanto cuesta?
Para el piso 124 y 125, serían 149 AED, puedes comprar aquí tu boleto con anticipación para evitar colas. Si además agregamos el piso 148, el precio sube a 379 AED.

Los precios aumentan durante las horas llamadas “prime”, para el piso 124/125 para visitar durante las 4PM y las 6:30PM hay que pagar 224 AED. Y agregando el piso 148, las horas “prime” van de las 12PM (hora de apertura) hasta las 6PM y hay que pagar 533 AED.

¿Cuales son los horarios?
Para el piso 124 y 125, los horarios son de 10:00 AM a 10:00 PM, excepto jueves, viernes y sábado en los cuales la hora de cierre es a las 12 AM. Para la visita que incluye el piso 148, la hora de apertura sería las 12PM.

¿Se pueden tomar fotos?
Sí.

¿Como llegar?
Tomar el metro, línea roja, hasta la estación Burj Khalifa / Dubai Mall, hay que andar por la pasarela con aire acondicionado, seguir las indicaciones hacía el Dubai Mall. Una vez en Dubai Mall, ir hasta la planta baja y se verán letreros que dirán hacia donde dirigirse.

El edificio Burj Khalifa se construyó de 2004 a 2010, tiene una altura de 828 metros y cuenta con 163 plantas. En el 2009 destronó a la torre Taipei 101 como el edificio más alto del mundo. El nombre Burj Khalifa viene de: Burj que significa Torre y Khalifa es el nombre del actual presidente de los Emiratos Árabes Unidos Khalifa bin Zayed Al Nahayan. Mientras la torre se encontraba en proceso de construcción, se le conocía como Burj Dubai.

¿Quieres organizar un viaje por tu cuenta a los Emiratos Árabes Unidos?

Compra aquí tus boletos de entrada sin hacer la cola

Adquiere tu vuelo para los Emiratos Árabes Unidos

¿Que hacer si tus maletas no llegan contigo?

Hoteles a los mejores precios en los Emiratos Árabes Unidos

Renta un automóvil para tu viaje al mejor precio posible

  Reserva tours y excursiones en Español

Contrata tu seguro de viaje con IATI y obten un 5% de descuento por ser lector de Charcotrip

¿Visitar el piso 148 o no?

No te vamos a decir si hacerlo o no, eso depende de muchos factores. Nosotros no subimos hasta ese piso, te vamos a contar las razones y eso puede que te ayude a decidir:

  • La diferencia de precio es grande: el primer gran factor de decisión y es que la diferencia entre subir al nivel 124/125 o agregar el nivel 148 es de mas del doble. En dirham (la moneda del país) serían unos 230 mas por persona.
  • La vista es desde mayor altura: LA razón que nos hizo dudar mucho en pagar el precio extra o no, una mayor altura. Porque es cierto que el paisaje es el mismo que si solo nos quedamos en el 124/125, pero pues desde mucho más arriba (aproximadamente unos 25 metros más arriba).
  • La estancia en el piso 148 es limitada: la vista desde mas arriba, pero con límites. Así es, en este nivel no se puede uno quedar más de 30 minutos. Eso sí, aparentemente durante esos 30 minutos el trato es VIP, dan bebidas y antes de acceder al mirador un guía los acompaña y les da una explicación sobre el lugar.
  • Horarios limitados: acceder al mirador del piso 124/125 a primera hora, significa estar ahí a las 10AM para salir unas dos o tres horas después. En cambio, si queremos incluir el piso 148, la primera hora de visita es a las 12PM, con lo cual ya habrá un poco más de gente. Llegar a primera hora al Burj Khalifa ayuda mucho a evitar las multitudes, pero si queremos visitar el piso 148, no será posible.

Así pues, por todas estas razones, preferimos visitar solo las plantas 124/125. Con ello nos ahorramos dinero y pudimos visitar a primera hora la torre.

Si en tu caso deseas subir hasta el piso 148, puedes comprar tus boletos con antelación aquí

Nuestra visita al Burj Khalifa

La entrada

Llegamos a la hora indicada en nuestro boleto, a primera hora (o sea las 10AM). Desde la estación de metro Burj Khalifa/Dubai Mall, hay que tomar en cuenta que tardaremos unos 30-45 minutos en la caminata. Al llegar ya teníamos nuestros boletos en mano ya que el día anterior nos habíamos presentado en el mostrador con nuestra reserva y nos imprimieron los boletos. Además nos ayudó a saber exactamente hacia donde había que ir.

Al llegar, nos hacen entrar en una pequeña sala de espera y en unos pocos minutos pasamos por la zona de seguridad, aquí no dejan tomar fotos, ni se puede entrar con botellas de agua, algo como lo que sucede en los aeropuertos. Un acierto haber llegado a la hora que lo hicimos: no había casi nadie.

Después de pasar la seguridad, nos toman unas fotos de recuerdo, algo que me pareció un poco precipitado XD aun ni visitabamos nada. En fin. Nos dan unos boletos con un número, para poder encontrar las fotos después y listo. Empezamos el recorrido hasta el elevador, durante la caminata vemos fotos de las fases de construcción que empezó en el 2004.

Subiendo mas de 100 metros… en un minuto

Y llegamos al elevador, al igual que sucedió en el Abeno Harukas de Osaka, en el Burj Khalifa el elevador no nos proporciona una vista mientras vamos subiendo. Eso sí, sube rapidísimo y hasta nos duelen un poco los oídos (lo mismo ocurrió en Osaka).

De broma nos decíamos que se tarda lo mismo en subir 124 pisos, que en nuestro edificio donde son solo 4 pisos 🙂 .

Mirador del piso 124

Al salir del elevador, lo primero que hicimos fue visitar el mirador exterior, la vista es excelente, el único inconveniente es el calor extremo 🙂 así que después de observar el panorama, tomar fotos y hacer vídeos desde arriba, volver al interior del Burj Khalifa es un alivio.

Desde arriba del Burj Khalifa, podemos observar el tráfico de Dubai, sus caminos, y algo que me encanta siempre poder ver desde las torres, como por ejemplo la de Kioto, los automóviles que parecen juguetes. Las complejas carreteras de Dubai, además, me hacían pensar en esas pista de juguete que tuve como regalo de navidad durante mi niñez.

Dentro del piso 124

Al regresar al interior del piso 124, podemos ver una pequeña cafetería. Nosotros no consumimos nada, pero es bueno saber que hay un lugar donde se puede tomar algo, eso sí, no hay mesas ni sillas.

En varios puntos del piso, nos encontramos con unos telescopios digitales. Además de mostrar la imagen de ese momento, nos podían mostrar como se veía ese punto en diferentes situaciones (por ejemplo: de noche, con otro tipo de clima, etc). Bastante útil para ubicarse y saber que es lo que nos encontramos en el horizonte. En esta foto en el fondo se pueden ver a lo lejos las pequeñas islas que conforman “The World”.

Algunas vistas desde arriba del Burj Khalifa

Aunque había algunos lugares que no necesitaban presentación, como el Burj Al Arab que se podía ver a lo lejos. También podíamos ver el techo del Dubai Mall, la fuente, los edificios en construcción del promotor EMAAR, creador del Burj Khalifa y el Dubai Mall, además del Dubai Frame, Emirates Towers y varias mezquitas en el horizonte.

Se dice que la visita durante el atardecer nos regala una luz muy bonita, viendo el paisaje, me dije que seguramente le habría dado un toque exquisito a las fotos. Pero había que pagar un sobreprecio, tanto monetario como el hecho de que habría mucha mas gente visitando al mismo tiempo que nosotros, y es que el lugar estaba prácticamente vacío y podíamos quedarnos viendo el panorama por largo tiempo. Nuestra única limitante eran nuestros pies.

La foto

Y seguimos caminando, se veía el área de souvenirs y antes de llegar a ella un señor nos tomó unas fotos en un fondo verde. La verdad que todo sucede muy rápido, nos dice: muévete así, muévete asa, y listo. Me dije que nos daría otros tickets, como había sucedido abajo, para comprar alguna después.

Pero no, justo después de tomarlas lo que sigue es estar en un mostrador donde nos las enseñan, son varias fotos y la verdad es que me dieron MUCHA risa, empecé a carcajearme ahí delante de todo mundo. Pero claro, solo se podía comprar una. Y es que el precio no era barato, una foto costaba 200 AED.

Lo gracioso del asunto es que, como todo ocurrió muy rápido y en ese momento no tenía muy presente los tipos de cambio (acabábamos de llegar), pensé que el precio en euros no pasaba de los 20 euros. Me pareció caro, pero dije bueno ok, ahora había que escoger una sola foto y fue difícil pero esta fue la que quedó.

Después, caí en cuenta que 200 AED más bien eran unos 46 euros, quedé O_O pero bueno, a la vez si hubiera entendido bien el precio en ese momento, no la habría comprado.

Lo único malo de todo es que, a diferencia de lugares como el teleférico de Lantau, el comprar la foto física no incluye el archivo para descargar.

Vamos al piso 125

Después de comprar algunos recuerditos, nos fuimos al piso 125, desde ahí pudimos ver el mirador donde nos encontrábamos poco tiempo antes, además de las vistas acompañadas de un bonito techo que cambiaba de color.

En este piso hay varios juegos, algunos de pago, como uno de realidad virtual. Pero hay un juego gratuito, es un piso donde se muestra como si estuviéramos caminando en el vacío, o más bien sobre un cristal y al caminar el cristal se rompe XD la primera vez que lo vi me sorprendió.

Además, pudimos admirar de nuevo las alas que se pueden ver en varios puntos de los dos pisos. Son puntos perfectos para tomarse fotos siendo todo un ángel desde arriba del Burj Khalifa.

Saliendo del Burj Khalifa

Después de disfrutar un buen rato de las vistas, el estómago no perdonó y tuvimos que abandonar el edificio. Tomamos el elevador, que de nuevo en 1 minuto nos llevó hasta abajo. Durante el camino hacía la salida, nos siguen hablando del proceso de construcción del edificio y esta vez se enfocan en la gente que participó en la construcción.

Al final llegamos a una sección donde nos dan datos curiosos sobre el Burj Khalifa, como por ejemplo: para limpiar las ventanas de la torre se tiene que hacer manualmente y el proceso toma TRES MESES, impresionante.

Y así, entre datos curiosos e impresionantes, le decimos hasta luego al Burj Khalifa. Aunque lo seguiríamos viendo por fuera durante nuestra estancia en Dubai. Es difícil no verla desde varios puntos de la ciudad, es un edificio que sobresale 🙂

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizan la compra de un producto aquí listado siguiendo estos enlaces yo recibiré una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ustedes y así nos ayudan a mantener nuestro blog vivo.

¿Te gustó este artículo? Suscríbete y recibe la newsletter cada mes con consejos y destinos viajeros que te pueden interesar. Ademas te llevarás tres fondos de pantalla para tu celular de regalo ¡GRATIS!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.