• Menu
  • Menu
Home » Francia » Una playa tranquila en Camarga

Una playa tranquila en Camarga

Visita a una playa desértica, un paisaje natural y todo sin turistas. Todo eso en Camarga, en el Sur de Francia.

Realizamos una visita a una playa desértica, con un paisaje natural y todo sin turistas. No, no tuvimos que irnos a un lugar en las islas del Pacifico. Pudimos encontrar un lugar así en el sur de Francia, en la región de Camarga. Aquí les contamos la historia:

Nos fuimos a hacer un pic nic a una playas llamada Beauduc. No sabia que me iba a encontrar ahí, solo sabia que estaba en la Camarga y después de lo que había visto con respecto a playas hasta ese entonces no esperaba encontrarme algo diferente de un lugar atestado de gente donde la paz brilla por su ausencia. Por otra parte tenia entendido que en ese lugar que es región protegida también significaba ver caballos, flamencos y otros lindos animalitos.

Tomamos el camino pasando por carreteras estrechas y luego llegamos a un camino de tierra, muy sinuoso. Lastima que no íbamos en una 4×4 o algo así. Pobrecito el automóvil, ni modo. Pero todos esos saltos en el asiento del auto valieron la pena cuando se dejaron ver paisajes azules donde a lo lejos se veían puntos rosados o sea flamencos 😀 (lastima, no traía ni binoculares ni un buen zoom).

Paisaje con puntos rosas

Y al ver la playa, tengo que decir que me impresiono. Ver una playa realmente tranquila, o sea si había gente pero no mucha. Una que otra familia, pero todos en plan tranquilo. Encantada nos dispusimos a hacer el pic nic. Del agua tengo que decir que por los primeros 500 metros mas o menos el mar es casi nada de hondo. Con decir que lo mas hondo es hasta las rodillas o la cintura o sea que parar poder ir a lo realmente hondo hay que caminar un buen. Perfecto para los que tienen niños ya que es bastante seguro.

Te puede interesar  Museo Picasso de Antibes ¿Qué ver en una visita?

Duramos bastante rato jugando badminton, o al menos intentándolo. También nos metimos al agua para buscar conchitas para realizar decoraciones y en general disfrutamos del paisaje y del lugar.

No podría atreverme a asegurarles que si van en pleno verano estará desierto, probablemente no. Pero si les puedo decir que tuve el privilegio de verla con muy poca gente. De hecho este es un lugar conocido por los residentes de Arles y hasta a veces la llaman la “playa de Arles” aunque en realidad esta algo retirado de la ciudad.

Y ya luego nos fuimos y vimos los paisajes verdes con vacas pastando. Y en el camino nos encontramos con un par de caballos negros, o sea todo lo contrario de los caballos tradicionales de la región que son blancos, estaban ahí inmóviles 🙂 así que aproveche para tomarles foto.

Y así terminamos el día playero, cansados y salados pero contentos. Yo no soy muy de ir a la playa porque no soporto que estén llenas de gente, pero ahí si quiero volver 😀

Gaolga

Viajera y autora de Charcotrip. Se dedica a la creación de contenido con un único objetivo: ayudar a viajar a todos los que sueñen con ello.

Ver historias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

6 comentarios