fbpx

Atenas confio en nosotros

Home » Grecia » Atenas confio en nosotros

Anécdotas en Atenas, Grecia. Todavía se puede confiar en la gente, aun con la crisis.

Para nuestro gran asombro Atenas resulto ser una ciudad donde todavía se puede confiar en la gente. Para muestra aquí les va nuestra anécdota.

Después de instalarnos en nuestro hotel, como hacia hambre, nos fuimos a comer a un restaurante cercano llamado “Paradosiakos” (después haremos una revisión detallada del lugar, por que nos gusto tanto que íbamos ahí casi todos los días). Comenzamos con tomate y pimiento relleno de arroz con especias, riquísimo.

Al terminar la comida vino la anécdota del día: no traíamos un cinco en efectivo (el lugar estaba anunciado que aceptaban tarjetas). Pero cuando se llego la hora de pagar Vicente acudió a la caja y saco la tarjeta y el señor empezó a decir “no card, sorry no phone line, but you can come to pay later” y nos quedamos así 😮 ¿como que pagar después? entonces preguntamos donde estaba el cajero mas cercano y nos dijeron pero nos reiteraron que no nos preocupáramos que podíamos venir a pagar cuando volviéramos a venir a comer. Increíble. De todos modos fuimos en busca de un cajero para saldar nuestra deuda (que por cierto no era mucha por que la comida ademas de buena estaba muy barata).

Y este es el restaurante que confió en nosotros. Ademas de eso, su comida rica y sus precios accesibles nos ganaron. Volveríamos muchas veces. Y lo mas chistoso es que cuando Vicente estaba pagando el Sr seguía diciendo “sorry sorry” siendo que en otros países si uno dice que no tiene efectivo nada mas la tarjeta pues les vale y quien sabe que pueda pasar.

Volveriamos muchas veces
Volveriamos muchas veces

Después nos fuimos a caminar para bajar la comida. Pasamos por una calle llena de accesorios para iglesias ortodoxas griegas y rusas. Los sacerdotes ortodoxos vienen aquí a surtirse. También nos encontramos con una iglesia ortodoxa en remodelación que después gracias a los comentarios que nos dejaron 😉 descubrimos que se trataba de la catedral de Atenas. Vaya de haberlo sabido, pero es que no se podía visitar y no había muchos letreros. En cambio la iglesia al lado “Eleftherios” si tenia un letrero, esa era mucho mas pequeña y también cerrada.

Y caminando, caminando nos encontramos con el Acrópolis en el horizonte.

Pronto lo visitariamos
Pronto lo visitariamos
Gaolga

Ingeniera en Informática de profesión. Viajera y autora de Charcotrip blog de viajes de corazón. Le encanta compartir con sus lectores todas sus anécdotas de viajes y poder dar los consejos que le hubiera gustado recibir.

Ver historias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

18 comentarios