fbpx

El Santuario de Delfos (Templo de Apolo)

Home » Grecia » El Santuario de Delfos (Templo de Apolo)

Visita al sitio arqueológico de Delfos, en donde pudimos ver el Santuario de Apolo y de lejos el Oráculo entre otros.

Nos levantamos muy temprano para poder alcanzar a visitar el sitio arqueológico de Delfos ya que nuestro transporte de regreso a Atenas partía por ahí de las 3pm. No teníamos mucho tiempo que perder. Pero lo logramos.

Te puede interesar: ¿Como ir de Atenas a Delfos en autobús?

Información para visitar el sitio arqueológico de Delfos (en griego Δελφοί)

¿Como llegar? una vez en el pueblo es bastante fácil, hay que seguir el camino como si regresaras a Atenas y en el camino te encontraras muchas banderas ademas de señalizaciones que te dirán que vas en el camino correcto.

¿Cuanto cuesta? nosotros fuimos en invierno, así que nos toco el horario de 8:30am a 3pm. De hecho esta fue una limitante en todo el viaje por que casi todos los sitios seguían esta lógica de cerrar tan temprano por ser invierno.

¿Horarios? el precio es de 6 euros por persona si se visita solo el sitio arqueológico y 9 euros si se visita el sitio y el museo, nosotros optamos por esta segunda opción (el museo nos quedaba en el camino de regreso).

¿Quieres organizar un viaje por tu cuenta a Grecia?

Compra aquí tus boletos de entrada sin hacer la cola
Adquiere tu vuelo para Grecia
¿Que hacer si tus maletas no llegan contigo?
Hoteles a los mejores precios en Grecia
Renta un automóvil para tu viaje al mejor precio posible
Obtén 25 euros de descuento en tu primera estancia en AirBnB
  Reserva tours y excursiones en Español

Este lugar fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1987. Entre otras cosas en este lugar se encuentran las ruinas del Templo de Apolo.

Nuestra visita al sitio de Delfos

Comenzamos la visita con algo gracioso. En la entrada están las consignas de siempre, entre ellas no entrar con mascotas. Eso nos dio mucha risa por que mirábamos que los gatos (que no eran ni uno ni dos) andaban a sus anchas por todas partes. Como a mi que me gustan los gatos no me desagrado en lo mas mínimo. Pero eso hacia que la prohibición fuera graciosa.

Y para muestra basta un botón, apenas entramos y se nos apareció nuestro “guía de turistas” este minino nos acompaño casi todo el recorrido (nos abandono al final hehe). El objetivo de la caminata era llegar a la cima donde se encontraba el estadio.

A lo lejos divisamos un grupo de estudiantes visitando el sitio de Tholos. Desgraciadamente a aquel lugar no iríamos por que no nos daba el tiempo 🙁

El Oráculo los escucha
El Oráculo los escucha

Mientras tanto seguíamos en nuestro ascenso y el guía gatuno seguía con nosotros. En eso nos topamos con el Tesoro de los Atenienses el cual fue ofrecido por la ciudad de Atenas a Delfos (de ahi su nombre. Un dato curioso es que este lugar (el Santuario en total) era un centro de culto, veneración, diversión pero nadie vivía aquí. La gente venia de los pueblos cercanos.

Aquí pudimos ver una placa que muestra como era el Templo de Apolo en sus tiempos gloriosos. Difícil imaginarla sin ilustraciones ya que ahora quedan solo unas cuantas columnas. Este templo existió desde el siglo IV a.C. y fue destruido en 390 d.C. cuando se consolido el cristianismo en Grecia, pero al menos nos dejaron las columnas 😮

Mientras seguimos cuesta arriba nos comenzamos a dar cuenta de lo genial que es la vista. Y nuestro guía gatuno nos alcanza en el entretiempo.

Y en eso ¡llegamos al teatro! a descansar un poco para poder admirarlo.

Después del descanso seguimos subiendo y por fin llegamos al estadio. Algunos datos curiosos del estadio: en esas gradas que se ven ahí cabían 7000 espectadores. Por desgracia ahora debido a razones de seguridad ya no se puede entrar así que nos limitamos a verlo desde afuera. Sus medidas son de 26 x 177 metros. Y llegar a este monumento es la cereza del pastel de la visita al sitio arqueológico. Es lo mas arriba que se puede ir (o al menos a lo que llegamos nosotros). Después de esto lo que seguía era la cuesta abajo (con sus respectivas paradas para tomar algunas fotos).

Y al salir nos encontramos a un hermano de nuestro guía el cual discutía acaloradamente con un visitante canino. No nos preocupamos mucho por el, mas bien por el can, ya que en Delfos y en Grecia lo que sobran son gatos.

Cuéntenos ¿que les pareció el sitio de Delfos?, ¿a alguno de ustedes les revive la caricatura de los Caballeros del Zodiaco? 😀

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizan la compra de un producto aquí listado siguiendo estos enlaces yo recibiré una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ustedes y así nos ayudan a mantener nuestro blog vivo.

¿Te gustó este artículo? Suscríbete y recibe la newsletter cada mes con consejos y destinos viajeros que te pueden interesar. Ademas te llevarás tres fondos de pantalla para tu celular de regalo ¡GRATIS!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

17 comentarios