fbpx

Cumpleaños sorpresa visitando Dublin

Home » Irlanda » Cumpleaños sorpresa visitando Dublin

Visitamos con calma la ciudad de Dublin, no había programa a seguir ya que el único objetivo era celebrar el cumpleaños de Vicente

Resulta que fue el cumpleaños de Vicente y por fin pude darle un regalo sorpresa (después de que siempre por una razón o por otra aguadeaba la sorpresa y descubría lo que era antes de tiempo), pero por fin lo logre y la sorpresa fue “secuestrarlo” y llevármelo a Dublin. Esto fue posible gracias a dos amigos del trabajo que fueron a comer a casa un sábado como si nada pasara y a la hora del postre le dijimos a Vicente ya nos vamos al aeropuerto y se quedó O_O supo en el ultimo momento. Le di 30 minutos para hacer su maleta (de todos modos para el es fácil hacerla XD). Yo ya la tenia preparada y escondida.

Llegamos a Dublin y pues a tomar el autobus para ir al hotel. Curioso para mi, pero normal para los locales, la puerta para subirse al camión esta del lado izquierdo. Ellos también manejan al revés, o normal para ellos. Ya saben que la “normalidad” es relativa 🙂

Nos hospedamos en el The Gate Hotel y no tengo mucho que decir, estaba cerca del centro, bien ubicado. Nada espectacular. A no ser por el suculento desayuno que nos sirvieron: huevos con frijoles (pero frijoles como con ketchup), muy bueno.

Explorando la ciudad de Dublin

Temple Bar

Después del suculento desayuno nos aventuramos a visitar la zona del Temple Bar, que es donde están los pubs tradicionales y donde se concentra la vida nocturna de la ciudad. Esta zona se llama así debido a que Sir William Temple fue quien adquirió los terrenos en el año 1600.

Vimos el famoso Oliver St. John Gogarty, un pub muy ameno en el cual tienen música tradicional muy recomendable.

Ademas en el barrio existe un pub llamado Temple Bar y es una de las postales mas bonitas del lugar. Aunque ya en la noche he de decir que despues de visitar el Gogarty y el Temple, me quedo con el primero 😀

Temple Bar Pub

Es super agradable caminar por este lugar, ya sea de dia o de noche. Eso si, de noche prepárense para que medio mundo los salude como si fueran amigos de toda la vida 😀 porque despues de algunas pintas los irlandeses se vuelven amigos inseparables de todo el que pase 😉

En el camino nos encontramos con varias estatuas con personajes que forman parte de la historia de la ciudad, o simplemente por diversion. Vicente se puso a platicar con algunas de ellas (es broma) :D. En eso se nos aparece una alcantarilla y, como no, nos tomamos la ya tradicional foto del pie 🙂

Catedral de San Patricio

La catedral se construyó junto a un pozo en donde se cuenta San Patricio realizaba bautizos para convertir a la gente al cristianismo. Esta catedral “compite” junto con la de la Santísima Trinidad, también en Dublin, y parece que la discrepancia de que una ciudad tenga dos catedrales se ha resuelto dándole a una el estatus de Catedral de Dublin y a la otra, la de San Patricio, estatus de Catedral Nacional.

Por desgracia no pudimos entrar 🙁 ahi sera para la otra.

Catedral de St Patricks

Destilería Jameson

Nos fuimos a dar una vuelta por la destilería Jameson pero ni entramos porque estaba algo caro (13 20 euros cada uno). Ni modo, sera para una vez en que nos animemos 😀

Destilería Jameson

Después del whishy frustrado seguimos caminando por la calle y nos encontramos que de repente había MUCHOS caballos en la calle. Cuando de pronto llegamos a una plaza LLENA de caballos peludos, característicos de la zona. Normal, necesitan mucho pelaje para soportar el frío. Eran tan bonitos, eso si, por donde iban dejaban sus “fertilizantes regalitos”. Me quede con la duda sobre que evento había pero eran un muchos equinos peludos.

Caballos peludos

Cervecería Guinness

Le dijimos “hasta luego” a los caballos y nos dimos una vuelta por la planta de la famosa cerveza GUINNESS. Pero nos quedamos en la puerta porque el precio en ese momento nos pareció excesivo  15 20 EUROS por cada uno O_O , asi que solo dimos la vuelta por fuera. Ya que volvamos con mejor presupuesto lo visitamos.

Guinness, mejor en el pub

El Phoenix park y los venados en libertad

En el segundo dia de visita en Dublin básicamente dedicamos el tiempo al Phoenix Park, que es ¡súper grande! Por lo cual rentamos una bicicleta tipo tandem, de esas en donde se pueden subir dos personas 🙂 (cabe mencionar que hace muuuuuuuuuuuuucho que no pedaleaba así que me convino bien que fuera con esta bici para evitar el miedo a caer XD).

Una de las cosas interesantes de este parque es que hay grandes campos verdes en donde hay venados en libertad 🙂 se pueden ver en el enorme, enorme campo verde. Por lo que pedaleamos hasta llegar a ellos y al hacerlo los vimos muy quitados de la pena tomando el sol en el campo… (cuidado con las poos 😮 ). Estaba bien contenta ya que me podía acercar y ellos como si nada. Eso si, no había que hacerles mucha confianza porque son enormes.

El Phoenix Park

Seguro que volveremos, en Irlanda se siente un ambiente muy chilo. La gente es muy buena onda y muy festiva 🙂 así que ¡hasta pronto Dublin!

¿Te gustó este artículo? Suscríbete y recibe la newsletter cada mes con consejos y destinos viajeros que te pueden interesar. Ademas te llevarás tres fondos de pantalla para tu celular de regalo ¡GRATIS!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comentario