• Menu

¿Qué ver y hacer en Fukuoka?, la capital del ramen en Japón

Descubre las mejores atracciones y planes para ver y hacer en Fukuoka, la capital del ramen en Japón. Encuentra cómo llegar y disfrutar de esta ciudad en la isla de Kyushu.


Si estás planeando un viaje a Japón y deseas explorar un destino fuera de las rutas turísticas habituales, no puedes perderte la encantadora ciudad de Fukuoka, ubicada en la vibrante isla de Kyushu. Junto con nuestros amigos, una encantadora pareja mexico-japonesa, tuvimos la oportunidad de sumergirnos en los encantos de esta ciudad durante dos días.

Aunque nuestro tiempo en Fukuoka fue breve, aprovechamos al máximo nuestra visita y exploramos algunas de las atracciones más destacadas que la ciudad tiene para ofrecer.

Acompáñanos mientras te mostramos lo que descubrimos en la ciudad de la bachata de Juan Luis Guerra: Fukuoka.

Fukuoka de noche

¿Cómo llegar a Fukuoka?

Se puede llegar a Fukuoka usando el tren Shinkansen. Desde Osaka, puedes llegar en unas 2 horas y media. Desde Kioto, el trayecto toma casi 3 horas.

Desde Hiroshima, el viaje te tomará alrededor de 1 hora en tren de alta velocidad. Si tienes el Japan Rail Pass lo podrás aprovechar en este trayecto.

Si decides viajar en avión desde Tokio, puedes tomar un vuelo desde el aeropuerto de Haneda o Narita y el vuelo te tomará aproximadamente unas dos horas.

¿Estás planeando viajar a Japón?
¡No olvides adquirir tu Japan Rail Pass!

Moverte en Fukuoka

Si te preguntas cómo moverte por Fukuoka de manera conveniente y económica, el Fukuoka Tourist City Pass es tu mejor opción.

metro de Fukuoka

Este pase te permite tener acceso ilimitado a la red de transporte público de la ciudad, incluyendo autobuses, metro de Fukuoka y trenes de JR Kyushu. Con este pase, podrás explorar la ciudad sin preocuparte por tarifas individuales, lo que te permitirá moverte por la ciudad de forma práctica y eficiente.

Cosas que ver y hacer en Fukuoka

Estos son los lugares que logramos ver en Fukuoka en dos días visitando con nuestros amigos Fernando y Hiroko:

En Fukuoka

Templo Tochoji

Este templo budista Shingon, según la leyenda, fue fundado en el 806 y desde 1992 hospeda al “Buda Gigante de Fukuoka”, algo que hay que ver. Este Buda tomó 4 años para ser fabricado. La estatua tiene 10.8 metros de alto y pesa 30 toneladas.

Es la estatua de Buda hecha de madera más grande de Japón. Por desgracia no dejan tomar fotos y por respeto a las reglas no me atreví a hacerlo, aunque a otros no les importó y lo hicieron.

Buda Gigante de Fukuoka

Para llegar hay que tomar el metro hasta la parada Gion, de ahí está muy cerca y las indicaciones son muy buenas. Al llegar nos reciben en la entrada los “guardias” con cara de pocos amigos, pero ya estábamos acostumbrados, así que entramos sin miedo.

El lugar tiene dos edificios que llaman la atención: una pagoda de color naranja-rojo brillante y el salón principal donde se encuentra el tatami donde seguramente se llevan a cabo las ceremonias. Curioso fue que cuando entramos se encontraba un grupo de visitantes vestidos todos iguales (con una bata gris), ya se iban y se estaban tomando fotos de recuerdo.

Templo Tochoji

Templo Shofukuji

Shofukuji es el primer templo Zen construido en Japón, fundado en 1195 por el sacerdote Eisai, quien introdujo la secta Rinzai del budismo Zen desde China. Aunque no se puede entrar a los edificios del templo, es posible recorrer los hermosos terrenos y admirar las construcciones desde el exterior.

Nuestra visita a Shofukuji fue breve pero extremadamente pacífica. Al caminar por sus senderos, sentimos una calma especial, como si el mundo exterior se desvaneciera. La atmósfera serena y el entorno natural lo convierten en un lugar ideal para la reflexión y la contemplación.

Templo Shofukuji

Santuario Kushida

Este santuario sintoísta, conocido entre los locales como “Okushida-san”, fue construido en el 757 y acoge festivales que son famosos en todo Japón como el “Festival Hakata Dontaku” y el “Hakata Goon Yamakasa”.

Aquí, a diferencia del templo anterior, pudimos ver mucho más color y las clásicas puertas torii que se pueden ver en los sitios sintoístas. En este lugar había un pequeño camino de torii que me recordó al Fushimi Inari de Kioto. Aquí había muchas menos, solo 27.

Santuario Kushida

Centro comercial Canal City

Cuando me topaba con imágenes sobre que ver en la ciudad de Fukuoka siempre me aparecía una enorme pared rosa con azul y un canal. Ahora ya vi lo que es, se trata del centro comercial “Canal City” el cual se divide en varios pisos. Aquí la visita depende de los gustos de cada quien, nosotros nos dejamos llevar por nuestros amigos conocedores.

Cuando Fernando me preguntó que si conocía la tienda Muji le dije que no y rápidamente nos llevó a su interior. Había de todo, en cada lugar nos entretuvimos un buen rato y hasta nos pudimos tomar un café en el interior de la tienda. Yo me compré una blusa y varios artículos de papelería muy japoneses.

Al salir ya había oscurecido y la fuente con el juego de luces era un lindo espectáculo para ver.

Centro comercial Canal City

Torre de Fukuoka

La Torre de Fukuoka fue construida en 1989 para conmemorar el 100º aniversario de la ciudad, la Torre se alza imponente a 234 metros de altura, ganándose el título del edificio más alto de la ciudad y de la torre costera más alta de Japón. Su fachada está cubierta por más de 8000 espejos, lo que la convierte en un espectáculo visual único. Además, en el tercer piso de la torre, a 123 metros sobre el suelo, se encuentra la plataforma de observación, ofreciendo vistas asombrosas de toda la ciudad.

Aunque el día comenzó lluvioso, no nos dejamos desanimar. Nos montamos en el metro y nos dirigimos allá. No íbamos a dejar que un poco de lluvia arruinara nuestro espíritu aventurero. Esta sería mi tercera torre en Japón, después de la Torre de Kioto y el Tochoo, y con cada visita, mi colección de torres japonesas crecía. Más tarde, añadiría más a la lista.

Torre de Fukuoka

Estar todos juntos hizo la experiencia aún más divertida. Recorrimos el piso de la plataforma de observación, asombrados por las vistas panorámicas de Fukuoka, con la ciudad y el mar extendiéndose a nuestros pies. Encontramos un rincón especial para parejas, donde un gran corazón y un área con disfraces de halloween que nos invitaba a tomarnos fotos memorables. 

En nuestro caso ya era de noche y seguía lluvioso por lo que nos fuimos del lugar, pero si estás ahí y el clima es más amigable aprovecha para darte una vuelta por la playa Momochihama.

Parque Ohori

El parque Ohori es un lugar encantador en el centro de Fukuoka, perfecto para una aventura relajada. El parque cuenta con un gran estanque en el centro, alrededor del cual hay un recorrido de poco más de dos kilómetros. Este sendero es muy popular para hacer jogging, pasear con mascotas y disfrutar de paseos tranquilos junto al agua.

Parque Ohori

El término “Ohori” en japonés significa foso, y el estanque del parque fue una vez parte del sistema de fosos del vecino Castillo de Fukuoka. El parque fue construido entre 1926 y 1929, inspirado en el estilo clásico de los jardines del lago del Oeste en China.

En el centro del estanque, encontrarás tres islas conectadas entre sí y con el continente por elegantes puentes de piedra, lo que añade un toque pintoresco al lugar.

Parque Ohori

Este parque se disfruta con calma. Puedes tomarte un café, sentarte en un banco y observar a la gente que pasea en bote.

Durante nuestro recorrido, nos topamos con una estación de reflexología, un lugar donde puedes quitarte los zapatos y caminar descalzo sobre un suelo con diversas formas diseñadas para “masajear” los pies.

Parque Ohori

Castillo de Fukuoka (o lo que queda de él)

Las ruinas del Castillo de Fukuoka se encuentran en el centro de la ciudad, en el parque Maizuru. Este castillo solía ser el más grande de Kyushu durante el Período Edo (1603-1868), pero tras la Restauración Meiji, fue casi completamente demolido por ser un símbolo del pasado feudal. Hoy solo quedan algunos muros en ruinas y unas pocas torres.

Castillo de Fukuoka

El Castillo de Fukuoka fue construido a principios del siglo XVII por Kuroda Nagamasa, quien apoyó a Tokugawa Ieyasu en la batalla de Sekigahara. El clan Kuroda gobernó desde el castillo durante más de dos siglos hasta la abolición del sistema feudal en 1870.

Recorrer las ruinas del castillo es relajante y ofrece vistas agradables de la ciudad, aunque no tan altas como las de la Torre de Fukuoka. Durante nuestra visita, nos topamos con una bandada de cuervos que rompió la tranquilidad con su alboroto, pero eso no nos impidió disfrutar del recorrido.

Cuervo en el Castillo de Fukuoka

Santuario Suikyo

El distrito de Tenjin, el más grande de Kyushu, lleva el nombre del dios venerado en el santuario Suikyo Tenmangu. Este santuario, escondido entre edificios de oficinas, alberga el alma de Sugawara Michizane, el dios del estudio. Se dice que el nombre “Suikyo” proviene de la historia en la que Michizane vio su reflejo en el agua después de ser degradado y trasladado a Dazaifu.

Originalmente ubicado en Imaizumi, el santuario fue trasladado por Kuroda Nagamasa, el primer señor del clan Fukuoka. Aunque está en medio de un distrito moderno, al entrar, las torii nos recordaron que estábamos en un entorno sintoísta.

Santuario Suikyo

Dentro del santuario, encontramos estatuas de vacas y la caja de omikuji, los papelitos de la suerte. A pesar de que todo estaba en japonés, me atreví a sacar uno, dejando el pago. Como no entendía el texto, Hiroko me ayudó a traducir mi suerte, que resultó ser bastante buena. Por eso decidí conservar el papelito, en lugar de dejarlo atado con los malos presagios.

Santuario Suikyo

Paseo por Tenjin

Dimos una vuelta por el sector de Tenjin, lleno de centros comerciales, grandes edificios, tiendas y restaurantes, todo muy animado. Y descubrimos algo: si uno tiene necesidad de ir al baño se puede entrar a una convenience store y usar el sanitario.

Nuestra amiga Hiroko lo hizo sin pensar y luego nos explicó que era totalmente normal en Japón. Primero temerosa de que me fueran a decir algo por usar el baño y no consumir nada fui, pero después que ya vi que no pasaba nada fue todo un descubrimiento.

¿Dónde comer en Fukuoka?

Comer en un Yantai

Gracias a nuestros amigos no tuvimos ningún problema con el idioma y nos fuimos a comer en un auténtico Yantai en Fukuoka algo que hay que ver, o más bien comer. Los yantai son puestos callejeros de comida. Algo como los puestos de tacos para nosotros, se ponen en la noche y uno se sienta en el puesto a comer.

Yantai en Fukuoka

Está bien, no es que estuviera del todo imposible para nosotros. Había algunos, pero muy pocos, que tenían escrito que había menú en inglés.

Pero la verdad sin nuestra compañía japoparlante hubiera estado mucho más cohibida sin saber qué pedir, en cambio, nuestros amigos rápidamente leyeron el menú y nos pidieron cosas deliciosas (yo además me pedí mi tradicional ramen aún más estando en la capital de este rico platillo).

Ramen en Fukuoka

Después los cuatro nos pusimos a platicar con un señor japonés, aunque en realidad Vicente y yo nada más escuchábamos. Muy simpático, le encantaba hospedar gente de todo el mundo en su casa, viajar e ir a los conciertos. Yo estaba maravillada de ver a mi amigo Fernando, que es mexicano, desenvolverse tan bien en el idioma japonés, ¡un orgullo!

¿Dónde dormir en Fukuoka?

En nuestro paso por Fukuoka nos hemos hospedado en dos hoteles:

Los dos hoteles se encuentran cerca de la estación de Hakata. En los dos hoteles tuvimos una buena experiencia, la diferencia es que el Hotel Wing es más pequeño en cuanto a instalaciones y al tamaño de las habitaciones. El Hotel Hokke cuenta con un onsen.

Preguntas frecuentes sobre Fukuoka

¿Qué es Fukuoka?

Fukuoka es una ciudad en la isla de Kyushu, Japón, conocida por su ambiente animado y su facilidad de acceso para quienes desean viajar a Japón.

¿Qué puedo ver en Fukuoka?

En Fukuoka podrás disfrutar de diversas atracciones, como la Torre de Fukuoka, el Templo Tochoji, el Castillo de Fukuoka, y disfrutar del famoso ramen Hakata en sus puestos de comida.

¿Dónde está la estación de Hakata?

La estación de Hakata es la principal estación de tren de Fukuoka y se encuentra en el centro de la ciudad. Es un punto de partida conveniente para explorar la ciudad y sus alrededores.

¿Cuál es la altura de la torre de Fukuoka?

La torre de Fukuoka tiene una altura de 234 metros y ofrece vistas panorámicas impresionantes de la ciudad y la bahía de Hakata.

¿Qué puedo hacer en Fukuoka y alrededores?

En Fukuoka y sus alrededores, puedes disfrutar de diversas actividades como visitar el Museo de Arte de Fukuoka, explorar templos y santuarios, degustar la comida callejera en los puestos, y disfrutar de las vistas panorámicas de la ciudad.

¿Cómo puedo llegar a Fukuoka desde Tokio?

Desde Tokio, puedes llegar a Fukuoka en aproximadamente 6 horas utilizando el servicio de tren Shinkansen o volando al aeropuerto de Fukuoka. También puedes considerar usar un JR Pass para un viaje conveniente en tren.

¿Cómo puedo moverme por la ciudad de Fukuoka?

Para desplazarte por Fukuoka, puedes utilizar el JR Pass o el Fukuoka Tourist City Pass. También puedes explorar la ciudad a pie o en bicicleta.

¿Cuál es la ciudad más grande de Kyushu?

Fukuoka es la ciudad más grande de Kyushu, con una mezcla de modernidad y tradición que la convierten en un destino muy atractivo para visitar.

¿Qué opciones de comida y compras hay en Fukuoka?

Fukuoka es conocida por sus restaurantes y tiendas, donde puedes probar el famoso Hakata Ramen, disfrutar de puestos de comida callejera, comprar en tiendas locales y explorar mercados tradicionales.

¿Qué se puede hacer en un día desde Fukuoka?

Desde Fukuoka, puedes realizar excursiones a lugares cercanos como Dazaifu o Kagoshima, para ampliar tu experiencia de viaje en Japón.

Conclusión

Nuestro paso por Fukuoka fue realmente inolvidable, y compartirla con nuestros amigos Fernando y Hiroko la hizo aún más especial. Desde explorar el impresionante santuario Suikyo Tenmangu hasta recorrer las ruinas del Castillo de Fukuoka y disfrutar de la tranquilidad del Parque Ohori, cada momento estuvo lleno de descubrimientos y emociones.

Nos encantó pasear por la vibrante zona de Tenjin y visitar la imponente Torre de Fukuoka, que nos regaló vistas espectaculares de la ciudad. Con cada paso, experimentamos el encuentro entre tradición y modernidad que caracteriza a Fukuoka, y nos llevamos recuerdos que perdurarán para siempre.

Te invitamos a revisar nuestra guía de viaje por Japón, donde encontrarás consejos útiles e inspiraciones para tu próxima aventura.

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si compran un producto aquí listado siguiendo estos enlaces, nosotros recibiremos una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ustedes y así nos ayudan a mantener nuestro blog vivo.

Olga Grijalva

Soy una viajera y creadora de contenido de viajes con 18 años de experiencia. Mi objetivo es compartir información útil para ayudarte a planear tus aventuras. He visitado más de 40 países y estoy emocionada por compartir mi experiencia contigo.

2 comentarios