• Menu

Vestir el traje de boda japonés en Tokio

Te contamos como hicimos para vestirnos con la ropa tradicional de boda japonesa. Se utilizó el Irouchikake y el Shiromuku.


En este viaje a Tokio me llegó la idea de vestirnos con el traje de boda japonésdespués de mucho buscar encontré el lugar donde pudo hacerse realidad. Aquí te contamos cómo fue nuestra experiencia de novios japoneses.

Pero… ¿Por qué me llama tanto la atención?

Todo sigue siendo debido a la telenovela que vi en los años 80 llamada El pecado de Oyuki. Mi gustó por la ropa japonesa que se puede ver ahí. Y esta vez, tendría la oportunidad de usar kimonos elegantes y además una verdadera peluca de peinado japonés. Algo como subir el nivel de nuestra experiencia de kimono que tuvimos en Kioto.

Con kimono

El Geisha Café

Al realizar la búsqueda del lugar perfecto, me encontré con un estudio llamado Geisha Café. Al encontrarlo, primero, me pareció que era un lugar donde se hacía la transformación de Geisha y nada más, pero después vi que ofrecían muchas otras transformaciones como: princesa japonesa, samurái y, la que buscaba, boda japonesa. Aunque su negocio principal no es el estudio fotográfico, sino la realización de las pelucas japonesas (nihongami) que son utilizadas por actores y actrices.

Las Nihongami

Datos prácticos Geisha Cafe

¿Cuánto cuesta?

  • El paquete incluye: la transformación, con un kimono de novio para Vicente y dos kimonos de novia para mi. Tres fotos impresas (tres poses de base) y un CD con todas las fotos (que fueron unas 80) por 30,000 yenes
  • En mi caso incluí dos extras que son: maquillaje (4000 yen) y el wataboshi (2000 yen). Se trata de un accesorio que ya les mostraré.
  • Total, 36000 Yenes (alrededor de 270 euros)
  • Es caro, cierto, pero memorable

¿Cuánto tiempo dura todo?
El total de tiempo que pasamos en el estudio fueron unas 2 horas y media.

¿Cómo llegar a Geisha Cafe?
Es bastante fácil, tomar el metro hasta la estación Morishita después pongan la dirección (2-21-4, Morishita, Koto-ku, Tokyo, Japan) en Google Maps y los llevará. En la puerta se ve un anuncio del estudio.

¿Hay que reservar?
En su sitio web está el calendario de los días disponibles. Hay que contactarlos por correo para reservar. Se puede hacer hasta 4 semanas antes.

Llegando al estudio

Al llegar nos recibe Michiru, con quien había estado en contacto por email para hacer la reserva, nos llevan a una sala y nos dan una carpeta con fotos para poder elegir las tres poses de base. Después de pensarlo unos minutos escogí las poses, ya más o menos las tenía en mente. Una vez hecho esto comienza la transformación y nos vamos unos pisos arriba, por suerte hay elevador, por aquello de evitar el esfuerzo y sudar.

Kimono de boda, esperando pacientemente

Proceso de transformación en el Estudio Geisha Cafe

Al subir dejo la bolsa y la blusa, me ponen una bata, pero me quedo con mis jeans. No tengo miedo por la bolsa para nada, estamos de viaje en Japón. En la habitación, estaban nuestros kimonos colgados esperándonos. Pero antes de eso, bajamos de nuevo para preparar mi cabeza para la transformación.

Lo primero que ocurre es que me envuelven la cabeza con una tela de color morado y todo mi cabello queda atrapado ahí, bien pegado con una cinta especial. Después de eso, el señor Okuyama comienza a ver cual nihongami me queda mejor hasta que encuentra una que me queda bien. En eso, me la quita y quedo en manos de Michiru que comienza a maquillarme. A pesar de no tratarse de maquillaje shironuri, que es ese maquillaje blanco que usan las geishas, la base que me pone es mas clara que mi tono de piel. 

El equipo en acción

Tipos de kimono de boda japonesa

Shiromuku: es el kimono de boda blanco comúnmente visto en las bodas sintoístas, es el kimono de boda más formal. El blanco tiene el mismo sentido que en las bodas occidentales: representa la pureza.

Irouchikake: un kimono de boda mucho más colorido que el Shiromuku. Por lo general, se puede ver en los dibujos del Irouchikake figuras doradas que combinan con el color del kimono. Se considera, o consideraba, que el Irouchikake era menos formal que el Shiromuku, el kimono de la pureza. Pero hoy en día no hay mucha distinción entre los dos.

Curioso: en una boda típica la novia utiliza el Shiromuku para la ceremonia y después se pone el Irouchikake para la fiesta.

Una vez que me maquillan, subimos de nuevo y primero le ponen su kimono de novio a Vicente. Ah, y olvidé mencionar que también nos ponen los tabi, calcetines blancos con el dedo gordo separado.



Una vez que él está listo me toca a mí. Me envuelven con varias telas. Me sentí como un tamal, pero ya estaba mentalmente preparada, debido a que cuando nos pusimos los kimonos en Kioto fue similar. Aunque esta vez había más capas de tela, se ve que era atuendo de bodas, una vez que tenía puesto el Irouchikake solo faltaba la nihongami que el señor Okuyama procedió a ponerme y listo.

Una vez que ya teníamos puestos cada uno nuestro traje de boda japonés, proseguimos a la sesión de fotos.

Sesión de fotos con el traje de boda japonés

La sesión de fotos, hizo que me acordara de nuestra verdadera boda, ya que la situación de tener ropa de gala (solo que esta vez era un traje de boda japonés), maquillaje y peinado que no se usan todos los días y seguir las instrucciones del fotógrafo para posar. Mira aquí, pon la mano acá, voltea para allá, sostén esto.

La sesión se dividió en dos partes: fotos con Irouchikake, después me pondrían el Shiromuku y el watabushi. En cada cambio teníamos unos minutos para tomar fotos con nuestra cámara también, es más el equipo mismo nos ayudó a tomarnos algunas fotos con nuestra cámara, para que saliéramos los dos.

Sesión con Irouchikake

Con abanico

Al terminar esta parte de la sesión tomamos algunas fotos con nuestra cámara, quise enfocarme en los detalles del kimono y la nihongami:

Shiromuku con Watabushi

Me cambian el irouchikake y me ponen el shiromuku con el watabushi y estamos listos para más fotos.

El Watabushi se utiliza para que nadie vea el rostro de la novia, solo el novio. Se puede decir que es el equivalente del velo de novia de las bodas occidentales.

En un momento de la sesión, nos dieron dos copas rojas y nos pidieron que hiciéramos como que bebíamos de ellas. Me recordó a cuando me decían en mi boda: huele el ramo, cuando era de flores artificiales :D . Volviendo al tema: nos explicaron que es parte de la ceremonia de boda shinto, el beber sake en ese tipo de copitas rojas.

Fotos con Shiromuku

Difícil para mí, pero en alguna de las fotos traté de no sonreír. Ya que quería recrear la escena de la boda de Kayo en la telenovela japonesa Oshin. El personaje tuvo que casarse a la fuerza y vestía un shiromuku con watabushi. Tengo que decir que soy muy mala actriz, porque no me salían bien las fotos donde trataba de hacer cara triste… pues porque no lo estaba. De hecho, estaba muy contenta.

Este fue uno de mis intentos de parecer estar en una boda a fuerza:

¿Pero que te sucede? XD

Pero volvamos a las sonrisas

Recibiendo las fotos

Una vez que terminamos la sesión de fotos, rápidamente nos quitaron los kimonos, peluca y cubrecabello y pudimos regresar a nuestro “modo común y corriente”. En eso, rápidamente nos mostraron todas las fotos que habían tomado en el estudio de entre las cuales teníamos que escoger tres que serían las que nos imprimirían. Batallé un poco para escoger, pero cuando recordé que nos darían un CD con todas las fotos fue más fácil, ya que de cualquier modo las tendría todas conmigo en digital.

Michiru me ayudó a que el maquillaje quedara uniforme en toda mi cara (puesto que sin la peluca quedaba una sección sin maquillar). Con eso ya quedaba lista para seguir explorando Tokio.

Lo último que hicimos fue pagar ;) (claro, muy importante) y en eso llegó el álbum con el CD. Además, nos regalaron dos botellas de agua :) y nos despedimos después de haber pasado dos horas y media en un lugar en el que nos transformaron por completo, para poder lucir el traje de boda japonés.

En resumen: la experiencia fue genial. Me encanta usar la ropa tradicional japonesa, a pesar de que mi cara de gaikokujin me delata totalmente.

Si te gustó este artículo, compártelo en Pinterest:

Descubre como es vestir el kimono de boda japonesa, te mostramos los dos tipos de vestidos de boda.

Olga Grijalva

Soy una viajera y creadora de contenido de viajes con 18 años de experiencia. Mi objetivo es compartir información útil para ayudarte a planear tus aventuras. He visitado más de 40 países y estoy emocionada por compartir mi experiencia contigo.

6 comentarios