• Menu
Home » Kenia » El norte de Kenia: la reserva Nacional de Shaba en Samburu

El norte de Kenia: la reserva Nacional de Shaba en Samburu

¿Buscas salir de los caminos trillados en Kenia? Dirígete a la Reserva Nacional de Shaba en Samburu para una auténtica experiencia de safari.

Y llegó el día tan esperado de hacer nuestro primer safari en Kenia. El lugar sería la reserva nacional de Shaba en Samburu. Pero para eso primero teníamos que llegar allá, así que muy temprano salimos de la lluviosa Nairobi para dirigirnos al condado de Samburu en el norte de Kenia, allá vamos.

Trayecto de Nairobi hacia Samburu

Salimos de Nairobi en nuestro automóvil de Safari (un muy cómodo 4×4) muy temprano para evitar el infernal tráfico mañanero. Se podía ver un sinnúmero de vehículos dirigiéndose al trabajo y también a mucha gente a pie.

Ya en esos primeros instantes tuve la oportunidad de ver que nuestro chófer Carlos era bastante hábil para sortear el tráfico de la ciudad pero también amable con los peatones. Les voy a contar que yo para ir a mi trabajo tomo autobús y después tengo que caminar casi 1 km para llegar y cuando llueve ya me ha pasado que los autos pasan y no les importa pisar el charco a toda velocidad y mojarme. Me enoja bastante y me parece una falta de respeto. Pues bien, aquí pude ver varias veces como él siempre buscaba no pisar los charcos si había gente caminando a los lados para no chorrearles de agua, en serio, aunque no era yo la que iba caminando aprecié mucho eso.

Saliendo de Nairobi

Organiza un viaje por tu cuenta a Kenia

Compara y adquiere tu vuelo barato a Kenia

Compra aquí tus boletos de entrada en Kenia sin hacer la cola

Encuentra tu hotel en Kenia al mejor precio

Reserva tours y excursiones en Kenia y en Español

Renta un automóvil en Kenia al mejor precio posible

Reserva tu seguro de viaje en Kenia con un 5% descuento

Reserva tu boleto de autobús

Parada a desayunar e ir al baño

En el camino nos tocó hacer una de las muchas paradas que haríamos en las cuales podemos ir al baño el cual está convenientemente al fondo de una tienda de souvenirs, la primera vez me temía que fueran muy enfadosos y nos presionaran para comprar por haber usado los servicios. Pero la verdad no hubo acoso, excepto en la parada del Ecuador de la que hablo más adelante, siempre te dejan usar el sanitario y te dicen que puedes ver si compromiso. Eso si, cuando preguntas por el precio de una cosa si la quieres comprar ya sabes que tienes que regatear, eso sí que aburre, pero en fin es parte del juego.

Tengo que decir que me sorprendió que los baños estaban ¡muy limpios!

En estos puntos de parada muchas veces se puede comprar comida. Aquí aprovechamos la parada para tomarnos un café y desayunar un rico omelette, el restaurante de carretera me gustó mucho. Con sus manteles a cuadros, me recordaba a restaurantes de comida casera de mi país.

Después de este revitalizador desayuno y café, seguimos nuestro camino hasta que llegamos a otra parada, más famosa aun, ya que es donde se cruza la línea del Ecuador.

Cruzando la línea del Ecuador

Al llegar hay dos cosas, o tres, que hay que hacer en esta parada: la primera ir al baño, la segunda es tomarse la foto en el letrero del Ecuador y opcionalmente recibir la explicación del agua, aunque es difícil escaparse de ella, ya que siempre hay alguien ahí listo para darla y además, sinceramente, tenía curiosidad. Eso sí, al final de la explicación el hombre pedirá propina, eso no nos sorprendió. Aunque no teníamos chelines para darle con un dólar quedó, era la denominación más baja que teníamos en ese momento.

¿Qué es y por qué sucede esto?

Consiste en poner un plato con agua el cual tiene un agujero y así podemos ver en que dirección gira el agua. Para poder ver con certitud la dirección pone unos palillos y la cosa es que uno se pone a unos metros al sur del letrero y se mueve en dirección de las agujas del reloj y luego caminamos hacia el norte del letrero y se mueve del lado contrario. Lo más sorprendente es cuando estamos en el medio, o sea donde está el letrero, y resulta que ahí el agua no se mueve, o sea si se escurre, pero los palillos no se moverán, es algo a lo que uno no le presta atención (a donde se mueve el agua cuando le jalas al excusado) pero es por demás curioso.

Este efecto de movimiento del agua dependiendo de en que hemisferio nos encontremos se llama efecto Coriolis:

El efecto Coriolis, descrito en 1836 por el científico francés Gaspard-Gustave Coriolis, es el efecto que se observa en un sistema de referencia en rotación cuando un cuerpo se encuentra en movimiento respecto de dicho sistema de referencia. Este efecto consiste en la existencia de una aceleración relativa del cuerpo en dicho sistema en rotación. Esta aceleración es siempre perpendicular al eje de rotación del sistema y a la velocidad del cuerpo.

Además de la propina por la explicación la persona nos ofrecía unos certificados de “yo estuve en el Ecuador” que esos si ya costaban como unos 6 dólares y pasamos.

En lugar de un certificado preferimos tomarnos fotos con el famoso letrero, que mejor recuerdo.

Ah y la cuarta actividad opcional en esta parada son las tiendas de souvenirs. El problema es que aquí son varias, cosa que no sucede en las otras paradas donde es una y ya, por lo que aquí si eran un poquito pesados diciendo “ven a mi shop la numero 9″ ah porque además las tiendas no tienen nombre.

Las tiendas son la “Shop 1, 2, 3, etc.” y todas venden lo mismo. Al final le hicimos caso al de la shop 9 y le compramos un imán. Pero luego llegó otra señora conmigo a decirme “Hakuna matata ven a mi tienda” y ya empecé a sentirme acosada, bueno como de todos modos era tiempo de irnos, pues, le dije “no gracias” y asunto arreglado.

Imágenes del camino

En el camino veíamos como los paisajes iban cambiando, como pasábamos por poblados donde la gente utiliza ropa tradicional con collares de chaquira y los hombres traen bastones para manejar el ganado y el paisaje cambiaba a ver a la gente vestida al modo musulmán, etc.

Curioso ver los cambios de etnia y religión en pocos kilómetros. En el paisaje se veían de repente un montón de iglesias cristianas y pasaba de repente a mezquita tras mezquita. Lo que si no cambiaba eran los comercios, en el borde de la carretera se vende de todo y si no me creen vean la primera foto donde están vendiendo tumbas, bueno de estas no vi mucho. Los comercios más populares que vimos eran las “Butchery” y es que ¡en Kenia les gusta mucho la carne!

Después de varias horas llegamos a nuestro destino.

Reserva Nacional de Shaba en Samburu

Justo antes de entrar a la reserva nos encontramos con una familia de Babuinos, ellos se convirtieron en los primeros animales que veríamos en nuestros safaris.

Para entrar a Shaba hay que pasar por una puerta donde se procede a pagar los derechos de visita, ahí se puede ver un letrero con el reglamento. Mientras los chicos de Udare se encargaban del papeleo yo me puse a tomar fotos, que en ese momento si podíamos bajar del vehículo. Uf que bien estirar las piernas.

Te puede interesar  Hoteles en Kenia para descansar después de hacer Safari

Al llegar nos dirigimos primero al hotel, el Sarova Shaba que se encontraba dentro de la reserva, así que pudimos dejar nuestras maletas y comer algo antes de emprender el primer safari.

¿Qué animales se pueden ver en un safari en la reserva Nacional de Shaba en Samburu?

Al empezar lo primero que había que hacer era abrir el techo, ¡qué emoción!

Listos para el safari

Diferencia entre reserva y parque nacional: la reserva es un lugar destinado para los animales, pero se permite que haya asentamientos humanos dentro (claro, ellos asumen el riesgo). El parque nacional, ahí sí que no se permiten asentamientos humanos dentro de los límites del lugar. Me refiero a habitantes, los lodges u hoteles son un caso aparte, ya que en los dos casos los vi que existían dentro de los lugares.

Y empezamos a andar por la reserva, aquí una lista de los animales que pudimos ver en esa tarde.

Kudu

El kudu fue uno de los primeros animales que pudimos ver, tan bonitos con sus rayas blancas. Se encontraban comiendo y las hembras nos veían con curiosidad (y parecía que posaban para las fotos). En esta especie hay un macho que viene con un grupo de hembras, o sea tiene su harén, el susodicho estaba ahí también solo que se seguía comiendo y nos ignoró, pero a pesar de la vegetación se podían apreciar sus enormes cuernos.

Jirafas

Qué alegría, jirafas, un animal emblemático de África y la más alta de todas las especies de animales terrestres existentes. Al principio pensé que estaba soñando, pero no, estaba ahí de verdad y además que vimos una mama con su bebe. La otra jirafa que estaba ignoramos si era el padre, no necesariamente, ya que no son animales monógamos.

Además, hay algo aún más especial de estas jirafas, se trata de la subespecie llamada jirafa reticulada (o jirafa somalí) la cual es nativa de Somalia, norte de Kenia y sur de Etiopía. Viendo nuestro itinerario por Kenia era en Shaba, Buffalo Springs o Samburu las únicas reservas donde tendríamos la oportunidad de verla, así que nos sentimos afortunados de verla en el primer día 😀 (aunque estos simpáticos animalitos nos reservarían más sorpresas al día siguiente).

Gerenuc, impala, calao

Y de repente que nos encontramos con otro animal que, de acuerdo a nuestro itinerario, podríamos ver solo en el condado de Samburu: el gerenuc o gacela jirafa, la cual tiene la particularidad de tener un cuello muy largo. Viéndola de lejos me recordó a las vicuñas que vimos en Perú. Esta curiosa gacela se alimenta de una manera por demás peculiar: se para en sus patas traseras y con sus patas delanteras baja las ramas altas de los árboles y con su cuello largo logra comerse esas hojas que para un impala o una gacela común son inaccesibles. Una muestra más de la adaptación de una especie a su medio ambiente.

También nos encontramos con un impala, muy posiblemente un macho solitario. Además de ver un calao más precisamente él tocó piquirrojo que por cierto apareció en “El Rey León” y se trata del personaje de Zazú.

Paisaje

En la reserva se pueden ver varias indicaciones de las diferentes puertas, hoteles, etc. Hay una que me dio especialmente risa, los mexicanos estarán de acuerdo que la “Chafa gate” es graciosa XD hahaha fue curioso cuando le explique a Colleta, nuestra guía, lo que significa para nosotros y la razón de porque me reí cuando vi el letrero 😀

Y no vimos ninguna escena de caza, pero si nos encontramos con los huesos de algún animal del que ya no quedaba más que eso. Y además los paisajes eran muy bonitos, según esto se puede ver el Monte Kenia, pero yo nunca logre dar con él.

Varano de sabana y tortuga

Y los reptiles también dijeron presente en nuestro primer safari por Kenia. Nos encontramos con varias tortugas las cuales se metían en cuanto charco hubiera. La verdad es que eran invisibles, solo lográbamos verlas cuando se movían para esconderse, así que el avistamiento duraba 1 segundo.

También dimos con el varano de sabana, el cual se alimenta de insectos principalmente, aunque es bastante grandecito.

Despedida con cobos de agua, kudu y jirafas

Ya el sol comenzaba a irse, así que nos empezamos a acercar del hotel. En el camino de regreso nos volvimos a encontrar con la familia jirafa y nos veían con bastante curiosidad, además el kudu macho ahora si se dejó ver con todo su esplendor, ese si no sé si era el mismo del inicio. Además, pudimos ver a varios cobos de agua o antílopes acuáticos. Se llaman así, ya que para defenderse de sus depredadores se sumergen en el agua, su pelaje está preparado para protegerle de la humedad. Los que vimos acá eran puros machos, puesto que tenían cuernos.

Y este fue nuestro primer safari, cuantas emociones. Y lo mejor estaba por venir.

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizan la compra de un producto aquí listado siguiendo estos enlaces yo recibiré una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ustedes y así nos ayudan a mantener nuestro blog vivo.

¿Quieres recibir este contenido viajero directamente por email?, suscríbete al boletín de Charcotrip, donde te hablamos sobre viajes y compartimos contigo ofertas para que puedas organizar tus vacaciones.

Gaolga

Viajera y autora de Charcotrip. Se dedica a la creación de contenido con un único objetivo: ayudar a viajar a todos los que sueñen con ello.

Ver historias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 comentarios