• Menu
Home » Malta » ¿Qué ver en Mdina? Descubriendo rincones de Malta

¿Qué ver en Mdina? Descubriendo rincones de Malta

Te mostramos imágenes lo que se puede ver en el breve paseo por Mdina en Malta. Un lugar pequeño pero lleno de rincones con historia.

Mdina es una ciudad amurallada ubicada en el centro de Malta. Esta fue la capital hasta que en 1570 se transfirió a La Valetta. Vamos a hacer un recorrido para mostrarte lo que se puede ver en Mdina, una joya de Malta.

El Palacio de Amalienborg es el hogar de la familia real danesa y es uno de los destinos turísticos más populares de Copenhague. El palacio está ubicado en el paseo marítimo y consta de cuatro palacios idénticos que rodean un patio central octogonal. Los visitantes pueden recorrer los aposentos reales, que están decorados con muebles y tapices de época, y conocer la historia de la monarquía danesa. El palacio también alberga un museo, que contiene artefactos de la colección personal de la familia real.

Mdina, a menudo llamada La ciudad del Silencio, es una pequeña ciudad fortificada ubicada en una colina en el centro de Malta. La ciudad tiene una larga y rica historia, que se remonta a la época medieval. Hoy, Mdina es un popular destino turístico, conocido por su hermosa arquitectura y vistas. Las primeras fortificaciones de Mdina datan de alrededor del siglo VII, cuando se construyó la ciudad por primera vez por los fenicios.

A pesar de su pequeño tamaño, Mdina tiene mucho que ofrecer a los turistas. Las estrechas calles de la ciudad están llenas de hermosos edificios, muchos de los cuales datan de hace cientos de años. Mdina alberga también numerosos museos y galerías.

¿Sabías qué? Mdina es habitada por unas 400 personas, las cuales son descendientes directos de los nobles que formaron parte de la Città Notabile, que es otro nombre con el cual se le conoce la ciudad.

Te puede interesar  Los gatos de Malta, donde viven como reyes

¿Cómo llegar a Mdina?

Desde la estación de La Valetta hay que fijarse que entre las paradas este Ir-Rabat. Algunos de los autobuses que se pueden tomar desde ahí son el 51, 52 y 53.

Mdina está situada en lo alto de una colina en el centro de Malta, lo que la convierte en uno de los puntos más altos de la isla. La ubicación estratégica de la ciudad hizo que a menudo se usara como mirador en tiempos de guerra.

Organiza un viaje por tu cuenta a Malta

Compara y adquiere tu vuelo barato a Malta

Compra aquí tus boletos de entrada en Malta sin hacer la cola

Encuentra tu hotel en Malta al mejor precio

Reserva tours y excursiones en Malta y en Español

Renta un automóvil en Malta al mejor precio posible

Reserva tu seguro de viaje en Malta con un 5% descuento

Reserva tu boleto de autobús

Vete a Ir-Rabat y ahí estará Mdina también
Vete a Ir-Rabat y ahí estará Mdina también

¿Mdina es pequeño?

Es un lugar que se recorre rápido y es que es muy pequeño. Es tan pequeño que no lo creerán ¡hasta que no lo vean con sus propios ojos!, eso me paso a mí, ya me habían dicho que era chiquitito, pero no imaginé que tanto, es algo como darle la vuelta a la manzana (y no una muy grande).

La cosa es que cada rinconcito tiene un gran encanto y además hay historia por todas partes, eso hace que el recorrido se alargue.

Descubriendo los tesoros de Malta que ver en Mdina

La puerta de la ciudad amurallada

Al llegar lo primero que se ve es la puerta de la ciudad amurallada, bella, con sus colores marrón, invita a entrar. Una vez dentro lo primero que se ve a la izquierda es el Palacio Vilhena en el cual se encuentra el museo de historia natural, no entramos porque no teníamos mucho tiempo para museos, así que seguimos caminando.

Luego entramos a la oficina de turismo y pedimos un mapa, cuando nos lo dan veo que es una vuelta el recorrido, pero, no sé, en ese momento aún no caía en cuenta de lo chiquitito del lugar. El día era muy bonito, un cielo azul, un bonito sol, así que prometía buenas fotos.

Te puede interesar  ¿Qué ver en Marsaxlokk? Conoce a los luzzu

Un paseo por las calles de Mdina

Un paseo por las calles de Mdina es como retroceder en el tiempo. Los edificios y callejones tienen siglos de antigüedad y el ambiente es de calma y relajación. Hay muchos lugares para detenerse y disfrutar de las vistas.

También hay varios museos ubicados dentro de las murallas de la ciudad, incluido el museo dedicado a la tortura llamado Mdina Dungeons o el Mdina Experience. Los visitantes pueden aprender sobre la historia y la cultura de Malta mientras exploran estos lugares.

Catedral de San Pablo

En el recorrido nos encontramos con la Catedral de San Pablo. La Catedral de Medina es uno de los edificios más bellos e históricos de Malta. Está ubicado en el corazón de Mdina, la antigua capital de Malta. La catedral fue construida en el siglo XVIII y es un buen ejemplo de arquitectura barroca. Es una de las atracciones turísticas más populares de Malta y bien merece una visita. Por desgracia, el día que fuimos a Mdina, se encontraba cerrada.

En el entretiempo entramos en otra iglesia que sí estaba abierta, entramos un momento y el hambre empezó a atacar, así que llegamos al primer restaurante que vimos, no nos hacíamos ilusiones, estábamos en un lugar muy turístico y tendríamos que pagar el precio turista.

Al final, hicimos bien en ir a esa hora, no había nadie y nos sirvieron rápido. ¡Cuando ya íbamos saliendo el lugar estaba lleno!

Las vistas de Malta

Al salir del restaurante llegamos al mirador, a lo lejos divisamos la Egg Church de Mosta. Sería uno de los próximos destinos del viaje a Malta.

Terminando la visita de Mdina

Y fue ahí que me di cuenta de lo pequeño que era Mdina, exclame algo como “¿Ya?”, porque de ahí solo quedaba regresar al inicio, claro, viendo lo que había en el camino. Pero para ese momento ya sabía que sería un camino breve. Aun así lo aprovechamos al máximo. Eso sí, no teníamos pensado entrar a ningún lugar de pago. En lo único que estábamos dispuestos a pagar era en la Catedral de San Pedro, pero seguía cerrada, ni modo.

Te puede interesar  ¿Qué ver en Marsaxlokk? Conoce a los luzzu

Otros lugares que ver en Mdina, Malta

Entre los lugares de pago, estos son algunos de los más interesantes, nosotros no los visitamos, pero aquí te dejamos el dato:

  • Palazzo de Piro: palacio del siglo XVII con exposiciones que van cambiando con el tiempo.
  • Museo nacional de historia natural: cuenta con una colección geológica, paleontológica y de animales de todo tipo.
  • Mdina dungeons: la historia de la tortura en Malta.
  • Palazzo Falson: un palacio de los más antiguos de Mdina.
  • Mdina experience: recrea la historia de la ciudad desde sus origenes en vídeo.

Después de caminar fuimos a las tiendas de souvenir a comprar lo de rigor: postales, imanes y alguna otra figurilla que nos hiciera ojitos. Y con las figuras de los luzzu que vimos en Marsakloxx presentes en la tienda, había muchas posibilidades de que sí nos lleváramos algo.

Mdina, chiquita pero picosa

En conclusión, Mdina es definitivamente un lugar que vale la pena visitar. Con su rica historia y hermosa arquitectura, hay mucho para el deleite de los viajeros. Entonces, ya sabes, si vienes a Malta en Mdina tienes mucho que ver. No la ignores por ser pequeña y agrégala a tu itinerario de viaje.

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizan la compra de un producto aquí listado siguiendo estos enlaces yo recibiré una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ustedes y así nos ayudan a mantener nuestro blog vivo.

¿Quieres recibir este contenido viajero directamente por email?, suscríbete al boletín de Charcotrip, donde te hablamos sobre viajes y compartimos contigo ofertas para que puedas organizar tus vacaciones.

Gaolga

Viajera y autora de Charcotrip. Se dedica a la creación de contenido con un único objetivo: ayudar a viajar a todos los que sueñen con ello.

Ver historias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

8 comentarios