Compras en Marrakech y la Plaza de Jamaa el Fna de noche

Les hablaremos de nuevo de la Plaza Jamaa el Fna pero la diferencia del la vez anterior aquí sera de noche 🙂 el ambiente cambia por completo, ya lo verán.

Cenando en la plaza Jamaa el Fna

Antes que cualquier cosa teníamos hambre y nos fuimos a buscar algo para cenar. Después de recorrer varios pasillos con puestos de diferentes tipos de comida, donde unos son mas insistentes que otros para “invitarnos” a quedarnos con ellos, al final nos decidimos por un local en el cual pudimos comer una rica Harira (sopa marroquí) que costaba 3 dirhams, o sea unos 5 pesos. El plato no es enorme pero con dos sopitas te llenas. Como estaba tan barata no había ningún problema en pedir un plato y otro y otro.

De los otros puestos que había en la plaza los que mas me impresionaron son los dedicados a vender caracoles :-osí, sí, caracoles 😀 (no, no los probé).

Los puestos de jugos de naranja

Después de la sopita, nos fuimos por un jugo de naranja de 4 dirhams 😀 Me hacia gracia que hay tantos puestos de jugo de naranja y todos son iguales, con los mismos precios y las mismas cosas, que están gritando a la gente para que vayan con ellos. Admito que a veces es un poco enfadoso. Pero no tanto como en los puestos de comida que te acosan hasta llegar al punto de que aunque te mueras de hambre no quieres ir (o sea pasa el efecto contrario).

Pásele por su jugo de naranja

Los juegos en la plaza

Había varios juegos de esos en los que la gente trata de ganarse un premio utilizando su destreza pero que la mayoría de las veces están amanados (ya saben como esos de las ferias XD). Varios de ellos ya los conocía pero este aquí de la foto no se de que se trataba. Se podía ver a mucha gente interesada.

Un jueguito en la plaza… nomas mire no jugue

Compras en Marrakech

La Plaza Jamaa el Fna y la Medina de Marrakech son lugares donde uno no podrá quedarse indiferente ante tanta cosa bonita que esta a la venta. Eso si, el pesar de tener que pasar por el proceso del regateo hace que las compras sean menores a lo que uno quisiera.

Ropa, las cuales incluyen vestidos marroquíes. Telas. Zapatos de todo tipo que van desde las sandalias hasta las babuchas que son tradicionales de allá. Lamparas de diversas formas, tamaños y colores. Divertidas teteras. Sin olvidar los clásicos souvenirs como: imanes, llaveros. Todas esas cosas se pueden encontrar aquí en este lugar de Marrakech. Eso si, para tener un buen precio hay que ser maestro en el arte del regateo 🙁 ese es el precio que hay que pagar para hacer unas buenas compras en Marrakech.

Ah, pero no crean que este lugar es una mera trampa turística. Puede que en parte lo sea, pero aun conserva su lado “común y corriente”, ese lado hecho solo para la gente local. El ejemplo de ello lo tenemos al ver el puesto del carnicero, justo al lado de un puesto de coloridas babuchas. Ahí cuelga la carne lista para ser comprada, los precios se anuncian solo en arabe. Aunque me imagino que si alguien llega hablándole en francés al carnicero no habrá problema.

Otro ejemplo de “vida común” de la Medina es ver el gran numero de mezquitas que solo se notan por las vistosas puertas de entrada, no hay mas que ver. Ademas que los “no musulmanes” no tenemos derecho a entrar :/ ese tema lo dejo para otra ocasión.

Y llego el momento en el que ya dolían mucho los pies así que nos fuimos a dormir 😀 el dia siguiente seguiríamos caminando por Marrakech.

2 Comentarios

  1. Gaolga 17 junio, 2012 Responder

No seas tímido(a), dejanos un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.