• Menu
Home » Marruecos » La Plaza de Jamaa el Fna y su gente en Marrakech

La Plaza de Jamaa el Fna y su gente en Marrakech

Si estás buscando una verdadera experiencia marroquí, una visita a la plaza Jamaa el Fna en Marrakech es algo que no querrás perderte.

La plaza Jamaa el Fna es una visita obligada para cualquiera que visite Marrakech. La plaza está ubicada en el corazón de la ciudad y es el hogar de una comunidad vibrante y diversa. Durante el día, la plaza se llena de puestos que venden de todo, desde especias hasta souvenirs. Por la noche, la plaza cobra vida con puestos de comida, música y entretenimiento. Hay algo para todos en la plaza Jamaa el Fna ¡vamos a descubrirla!

En el año 2001 la UNESCO proclamó e inscribió en 2008 el espacio de la plaza Jamaa el Fna en la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

Una breve historia de la plaza Jamaa el Fna

La historia de la plaza Jamaa el Fna se remonta al siglo XI, cuando se construyó por primera vez. Originalmente, se usaba para ejecuciones públicas y se cree que la plaza obtuvo su nombre de la palabra bereber “jmaa” (que significa reunión) debido a las grandes multitudes que se reunían allí para presenciar los espantosos eventos. La plaza también era conocida por sus encantadores de serpientes y adivinos.

La plaza Jamaa el Fna ha pasado por muchos cambios a lo largo de los años, pero su popularidad se ha mantenido constante. Hoy en día, es una de las atracciones turísticas más populares de Marrakech, con gente que viene de todo el mundo para experimentar su ambiente único.

Te puede interesar  Compras en Marrakech y la Plaza de Jamaa el Fna de noche

Hoy en día la plaza es un lugar de reunión, fiesta, venta de cosas, comida, jugos de naranja, timos y más.

Organiza un viaje por tu cuenta a Marrakech

Compara y adquiere tu vuelo barato a Marrakech

Compra aquí tus boletos de entrada en Marrakech sin hacer la cola

Encuentra tu hotel en Marrakech al mejor precio

Reserva tours y excursiones en Marrakech y en Español

Renta un automóvil en Marrakech al mejor precio posible

Reserva tu seguro de viaje en Marrakech con un 5% descuento

Reserva tu boleto de autobús

En la plaza jamaa el fna de Marrakech… ¡Hay de todo!

Como todo también hay muchos turistas, y claro, si te quedas parado viendo algo, van a llegar a quererte vender de todo. La clave es moverse constantemente para que te acosen lo menos posible. Además, mientras vas caminando entre los puestos, todos te llaman para que les compres y todos venden lo mismo. Entre los puestos hay: dátiles y otros frutos secos, jugos de naranja y otras cosas más “extravagantes” como dentistas al aire libre.

Además, hay encantadores de serpientes, veía a las cobras y me daba ñañaras. También había monos, daba un poco de pena verlos ahí.

Los tatuajes de Henna

Una cosa que me quedé con ganas de hacer, lo digo para que si pueden ir lo hagan, es hacerme el tatuaje de henna en las manos. Las figuras que hacen son muy bonitas y se quitan con el tiempo. Eso sí, hay que fijarse que la henna no sea negra porque ese se dice que es tóxico, lo ideal es que sea de color café.

Te puede interesar  Aeropuerto de Marrakech: nuestra puerta de entrada a Marruecos
Tatuadora de Henna

Toma nota de la policía turística

Y muy cerca de la plaza, se puede ver la estación de “policía turística” encargada de asegurar que no estafen, roben o acosen demasiado a los turistas. Hay que recordar que el turismo es una parte muy importante del sustento de Marruecos, así que mejor cuidarlo.

Los cafés de la plaza

Rodeando la plaza, hay varios cafés en los cuales se puede acceder a la parte de arriba y tener una bonita vista. Nos tocó ver el desafortunado Café Argana que sufrió una explosión hace un tiempo y seguía destruida cuando fuimos.

Muchas opciones para comer en la plaza Jamaa el Fna

Subimos a un de los restaurantes, el Snack Toubkal, y pudimos comer en la parte de arriba, una rica comida (baratísima) y una bonita vista a la plaza. ¡Que más podía pedir! Mientras esperábamos nuestra comida, una rica sopa que descubrí llamada Harira, pudimos observar el movimiento de la plaza.

Una efervescencia total que se detenía un poco al momento de escuchar el llamado al rezo. Y que luego continuaba como si nada.

Y esta es la visita a la plaza de día, pero no vayas a creer que con eso ya es suficiente. Querrás volver a la plaza en la de noche.

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizan la compra de un producto aquí listado siguiendo estos enlaces yo recibiré una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ustedes y así nos ayudan a mantener nuestro blog vivo.

¿Quieres recibir este contenido viajero directamente por email?, suscríbete al boletín de Charcotrip, donde te hablamos sobre viajes y compartimos contigo ofertas para que puedas organizar tus vacaciones.

Gaolga

Viajera y autora de Charcotrip. Se dedica a la creación de contenido con un único objetivo: ayudar a viajar a todos los que sueñen con ello.

Ver historias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

10 comentarios