• Menu

Ver Lisboa en 1 día, ¿será posible?

¿Puedes explorar Lisboa en un solo día? Descubre las atracciones y actividades para hacer un pequeño viaje a esta hermosa ciudad.


¿Alguna vez has querido explorar y ver una ciudad, pero solo tuviste un día? Bueno, puede sonar imposible, pero con los consejos correctos, ¡ver Lisboa en 1 día es posible! La impresionante capital de Portugal, ofrece una variedad de opciones turísticas, desde monumentos históricos hasta barrios vibrantes, que se pueden explorar sin tener que dedicar demasiado tiempo.

En este artículo, te damos consejos útiles sobre qué sitios y atracciones se pueden ver en un solo día.

Rua Augusta Lisboa

¿Qué tanto se puede ver en Lisboa en 1 día?

Te dejo una idea de lo que se puede ver en un día, basado en lo que nosotros logramos visitar. Eso sí, siempre toma en cuenta que si algo no te gusta puedes cambiar un lugar o un barrio por otro que tengas muchas ganas de ver.

Si de plano, no tienes ganas de complicarte la vida teniendo que pensar como ir de un lugar a otro, o incluso si tienes más días y te gustaría conocer más lugares de los alrededores, puedes optar por tomar excursiones en Lisboa.

Vamos a dividir las visitas entre lo que se puede ver en Lisboa durante la mañana y durante la tarde-noche.

¿Qué ver en Lisboa durante la mañana?

Plaza Rossio (Plaza Pedro IV)

Comienza el día en la Plaza Rossio, el cual es uno de los lugares más animados de Lisboa. Esta plaza fue alguna vez fue el hogar de muchas familias adineradas e importantes figuras políticas, aunque también se utilizó como escenario de ejecuciones públicas y juegos taurinos.

Hay muchos cafés y restaurantes alrededor de la plaza donde puedes tomar un cafecito, por si acaso aún no lo has hecho y no lo quieres dejar pasar para empezar el día.

¡Durante tu visita, no dejes de tomar fotografías de la icónica estatua de Pedro IV ubicada en el centro de la Plaza Rossio!

Incluso si solo tienes 1 día para ver Lisboa, esta plaza definitivamente debería estar en su lista: ¡es una parte esencial de experimentar la vida en esta hermosa ciudad!

Plaza Rossio Lisboa

El Mundo fantástico de la sardina portuguesa (Mundo Fantástico Da Sardinha Portuguesa)

Aun si solo dispones de un día para visitar la ciudad no dejes de entrar en esta tienda, si no te gustan las sardinas probablemente no comprarás nada. Como fue mi caso. Pero, vale mucho la pena verla por dentro y escuchar la música dedicada a las sardinas de Portugal, es una tienda fantástica, como su nombre, por el ambiente.

Las cajitas de sardina que venden son especiales, ya que tienen marcado el año y los eventos del mismo. Son un lindo regalo y, sí, me dieron ganas de comprar nuestros años, pero luego me acordé que no soy fan de las sardinas y se me pasó.

Sardineria Lisboa

Elevador de Santa Justa

Desde la Plaza Rossio verás también el bonito elevador de Santa Justa, aunque en ese momento quédate con las ganas de subir, ya que muy seguramente, habrá fila y la idea es aprovechar el tiempo al máximo para poder ver Lisboa en 1 día.

Este ascensor único conecta el distrito de Baixa con los barrios más altos de Lisboa como por ejemplo, Chiado. Con su estructura de hierro, que se eleva 45 metros sobre el suelo, te llevarás una vista impresionante de esta hermosa ciudad desde su plataforma superior.

Como curiosidad se dice que el ingeniero que diseño este elevador fue discípulo del creador de la Torre Eiffel, aunque al parecer es tan solo una leyenda urbana.

Elevador Santa Justa Lisboa

Plaza del Comercio (Praça do Comércio)

Vete caminando por la rua Augusta, que es una calle peatonal llena de opciones culinarias. Te darás cuenta de que has llegado a la Plaza del Comercio, ya que el enorme arco de la calle Augusta te dará la bienvenida.

Esta plaza es considerada uno de los lugares más importantes de Lisboa, se le conoce también como Terreiro do Paço, y fue la principal plaza durante el período de la monarquía portuguesa, tanto que en 1511 Manuel I de Portugal cambió su residencia, la cual estaba en el Castillo San Jorge, a este lugar.

Además de ser una parte importante de la historia de Lisboa, la Plaza del Comercio también ofrece una vista impresionante del río Tajo.



Plaza del Comercio Lisboa

Barrio Alfama

Desde la plaza del Comercio vete hasta el elevador castelo, para que te des una vuelta por el Barrio Alfama donde las calles pueden volverse bastante sinuosas. Desde aquí, dependiendo de tus preferencias, puedes dirigirte hacia el Castillo San Jorge, el Mirador de Santa Lucia, ir al Museo del Fado o a la Catedral de Lisboa.

Además, aprovecha para buscar un restaurante donde puedas comerte un rico bacalao. Ah y eso sí, ¡no te vayas del barrio sin admirar el Street Art que adorna las calles!

Street Art de Lisboa

¿Qué visitar durante la tarde?

En la tarde dirígete a Belem, para llegar tienes varias opciones, por ejemplo:

  • Tranvía: 15E. Desde la Plaza del Comercio, te dejará justo frente al Monasterio de los Jerónimos.
  • Los autobuses: 727, 728, 729, 714 y 751. De igual modo, te dejarán a unos cuantos pases del monasterio.

Monasterio de los Jerónimos

Empieza la tarde visitando el Monasterio de los Jerónimos, el cual es una visita obligada para ver Lisboa en un día. Fue construido en 1502 y su estilo manuelino, una versión portuguesa de la arquitectura gótica tardía, lo convierte en un espectáculo impresionante para la vista.

El monasterio también alberga la tumba del poeta más querido de Portugal, Luis de Camoes.

Si sientes que el tiempo se te agota, como nos pasó a nosotros, te cuento que el claustro es la zona más impresionante del lugar.

El precio para visitar el Monasterio de los Jerónimos es de 10 €

Junto con la Torre de Belém, el monasterio de los Jerónimos fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983.

Monasterio de los Jerónimos Lisboa

Torre de Belém

La Torre de Belém es una visita obligada cuando se visita Lisboa en un día. Este sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO fue construido en el siglo XVI y se utilizó para proteger la entrada del río Tajo.

La torre tiene una hermosa arquitectura manuelina con influencias góticas, que la convierte en uno de los lugares más emblemáticos de Portugal. Sus cuatro pisos incluyen galerías, terrazas y una capilla dedicada a Nuestra Señora del Buen Suceso.

En nuestro caso, al habernos tardado en el Monasterio de los Jerónimos, no alcanzamos a entrar al interior de la torre, pero pudimos disfrutar de sus vistas por un buen rato, ya que aún quedaba luz y de hecho el atardecer nos alcanzó con la hermosa Torre de Belém, para mí era el lugar que era imprescindible de ver en este día en Lisboa.

El precio para visitar la Torre de Belém es de 6 €

Torre de Belem Lisboa

Antes de que te vayas de Belém, y si aún tienes tiempo, pásate por unos Pasteis de Belem, reconocerás el famoso local ya que habrá fila.

Pasteis de Belem Lisboa

Mercado da Ribeira

Al caer la tarde, toma el tranvía 15E para volver a Lisboa y date una vuelta por el Mercado da Ribeira para comer algo. Ya sea que solo quieras botanear o, ya de plano, tomar tu cena completa. Opciones habrá ¡y muchas!

Mercado da ribeira

Sube el elevador Santa Justa

Ya es de noche, pero aún queda algo por hacer para ver una linda vista nocturna de Lisboa y coronar el día de visitas: subir el elevador Santa Justa. Sí, ese que dejaste para después.

Después de pagar los 5.30 € (que incluye subida y bajada) disfruta de unas bonitas vistas y recuerda con cariño el día que pasaste en Lisboa.

Vista de Lisboa

Recomendaciones para que no te lleves una mala sorpresa en Lisboa

  • Lisboa es una ciudad conformada por varias colinas, esto hace que la ciudad sea todo menos plana. Tendrás que andar por caminos bastante empinados y lo mejor es traer un calzado de lo más cómodo.
  • Trae una mochila o bolsa que cierre muy bien, Lisboa ha sido uno de los pocos lugares donde me ha sucedido que me han robado. Fue en el mercado que, apenas voltearme, cuando me di cuenta, mi mochila estaba abierta y, por suerte, solo alcanzaron a robarse el libro que llevaba de guía.
  • Si estás acostumbrado a los otros países Europeos, como por ejemplo Francia, en donde las porciones de comida son pequeñas, en Lisboa, y en Portugal en general, las porciones son bastante generosas. ¿Qué puede tener de mala sorpresa que te sirvan una porción grande?, puede serlo si has ordenado esperando porciones pequeñas y luego te ves obligado a dejar comida. Al menos a mí es algo que me disgusta bastante, por eso lo comparto.
Alcantarilla Lisboa

Lisboa, una ciudad a la que querrás volver

En conclusión, Lisboa es una ciudad de muchas maravillas, y se puede vivir en un solo día con la planificación y preparación adecuadas. Eso sí, tienes que estar consciente que no todo se puede hacer, ni ver en un solo día, pero está bien, así querrás pasar más días o ¿por qué no?, ¡regresar!

Tranvía Lisboa

Este es un post patrocinado, esto significa que por él obtuvimos una retribución económica o un servicio a cambio. Todos los post patrocinados están marcados como tal y nos ayudan a mantener con vida este proyecto. De cualquier modo, nuestras opiniones, recomendaciones y vivencias son totalmente libres.

Olga Grijalva Alvarez

Soy una viajera y creadora de contenido de viajes con 17 años de experiencia. Mi objetivo es compartir información útil para ayudarte a planear tus aventuras. He visitado más de 40 países y estoy emocionada por compartir mi experiencia contigo.

Ver historias