fbpx

Una breve visita a Coimbra

Home » Portugal » Una breve visita a Coimbra

Imágenes de Coimbra, ciudad que visitamos brevemente durante nuestro trayecto Fatima – Oporto

Y llegamos a Coimbra, que se encontraba entre Fátima y Porto así que era muy conveniente visitarla, una ciudad linda en donde se encuentra una de las universidades mas viejas de Portugal. En esta ciudad (al menos en el centro) todo esta bien empinado, así que nos toco dar una buena caminada. Teníamos el tiempo contado así que no daría tiempo de visitar ningún lugar, solo verlos por fuera. Era eso o nada así que no nos quejamos e hicimos esta visita de entrada por salida.

Por suerte la estación de autobuses no estaba muy lejos del centro, solo había que caminar unas cuantas cuadras, mientras caminábamos me encontré con un muro de mosaicos. Algo que ya se me hacia común ver en Portugal 😀

Azulejos

De repente, llegamos al rio Mondego, y a las orillas observamos que habían unas palabras inscritas. Después de tomar unas fotos, nos percatamos que ya estábamos frente al centro, ahora tocaba escalar. Nuestro objetivo estaba muy alto y lejano aun. A lo lejos se ve la universidad de Coimbra (si llegamos pero no pudimos ver todo, que se nos acababa el tiempo para partir).

En el camino hacia la cima vimos el centro de Coimbra con unas calles peatonales muy agradables, el único inconveniente es que muchas eran de subida. Vimos varios edificios con los caracteristicos azulejos portugueses y seguía maravillandome de ver letreros en portugués, un idioma que casi puedo entender.

En la foto salgo con una torre llamada la Torre de Almedina, la cual fue la principal puerta de la muralla medieval. La parte más antigua de la puerta data del siglo IX y estaba compuesta por dos torres unidas por un arco. Muy bonito. Lo malo es que no podíamos detenernos mucho en los lugares, había que subir, subir, subir. Veníamos al ritmo de esos grupos de chinos que hacen tours de un lugar a otro de manera veloz.

Y las tiendas de souvenirs no podían faltar, el gallito de Barcelos siempre presente en ellas.

Souvenirs

En las calles nos encontramos a varios gatos que posaban desde balcones y ventanas muy quitados de la pena.

Nos encontramos con el Monasterio de Santa Cruz el cual data de 1131 y por desgracia no pudimos visitar por dentro. Tambien vimos la santa casa de misericordia, la vieja y la nueva catedral de Coimbra.

Y después de subir, subir, subir… muy rápidamente teníamos que… bajar, bajar, bajar… por que nuestro autobús partía muy pronto hacia Porto (y era el único que podíamos tomar, así que corrimos hasta la estación).

Llegamos cansadisimas a la estación, pero pudimos tomar nuestro autobús. Y esa fue nuestra micro visita a Coimbra 🙂 una encantadora ciudad portuguesa.

¿Te gustó este artículo? Suscríbete y recibe la newsletter cada mes con consejos y destinos viajeros que te pueden interesar. Ademas te llevarás tres fondos de pantalla para tu celular de regalo ¡GRATIS!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

6 comentarios