• Menu

La Mezquita de Suleiman y el Mausoleo de Hurrem

Vamos a hacer una visita la Mezquita de Suleiman y el Mausoleo de Hurrem, en Estambul. Explora su impresionante arquitectura.


Visitar la Mezquita de Suleiman, o Solimán, y el Mausoleo de Hurrem es una experiencia que no hay que perderse al visitar Estambul. Tiene una rica historia que deja a los visitantes sintiéndose asombrados e inspirados. Este sitio histórico no es solo un lugar de culto, es una parte importante de la cultura y el patrimonio turco y aquí, los visitantes pueden aprender sobre el poderoso líder del Imperio Otomano, el Sultán Suleiman I, y su esposa Hürrem Sultan, también conocida como Roxelana.

¿Cuándo se construyó la mezquita de Suleiman?

La mezquita en sí fue construida por Suleiman I entre 1550-1557 por Mimar Sinan, y se considera una de las mezquitas más hermosas jamás construidas por los otomanos; incluso hasta el 2019 fue considerada la más grande de la ciudad.

Información para visitar la mezquita de Suleiman (Süleymaniye Camii)

¿Cuánto cuesta ir a la mezquita de Suleiman?

La entrada a la Mezquita de Suleiman es gratuita; sin embargo, los visitantes pueden realizar donaciones para ayudar al mantenimiento del lugar, pero estas no son en ninguna manera obligatoria.

¿Cómo llegar?

La estación de metro más cercana es Vezneciler. Desde la plaza Sultanahmet se puede llegar a pie en unos 25 minutos.



¿Quién fue Suleiman?

Mucha gente lo conoce como el Magnífico, el décimo sultán del Imperio Otomano, pero Suleiman fue mucho más que un gobernante. Dejó una huella indeleble en la historia a través de sus campañas militares, esfuerzos diplomáticos y logros culturales.

Suleiman ascendió al trono del Imperio Otomano a los 26 años en 1520 d. C., sucediendo a su padre Selim I. Durante su reinado de 46 años, desde 1520 hasta 1566, transformó Constantinopla en una de las ciudades más grandes de Europa en ese momento.

El reinado de Suleiman trajo consigo muchas reformas e innovaciones tanto en el país como en el extranjero.

¿Quién fue Hurrem Sultan?

Hurrem Sultan, o Roxelana, fue una figura importante en la historia otomana del siglo XVI. Pasó de ser una esclava del harén imperial a convertirse en la principal consorte y más tarde esposa de Solimán el Magnífico. Hurrem Sultan desempeñó un papel importante en la política durante su tiempo y también tuvo una poderosa influencia en el gobierno de Suleiman como sultán del Imperio Otomano. La Mezquita Suleiman y el Mausoleo de Hurrem están dedicados a su memoria en Estambul, Turquía.

El registro más antiguo de su vida está en disputa, pero la mayoría de los estudiosos están de acuerdo en que nació alrededor de 1500 en Rutenia (actual Ucrania) como Roxelana o Alexandra Lisowska.

Con Hurrem empezó lo que se conoce como el Sultanato de las mujeres, debido a su extraordinaria influencia política.

¿Quién está enterrado en la mezquita de Suleiman?

En el complejo de la mezquita se pueden ver dos mausoleos. En uno de ellos está enterrado Suleiman el Magnífico, acompañado de otras seis tumbas, entre las cuales están las de su hija Mihrimah, la del Sultan Suleiman II y su madre Saliha Dilasüp, las del Sultan Ahmet II y su consorte Rabia Sultan y su hija Asiye.

¿Quién está enterrado en el Mausoleo de Hurrem?

El segundo Mausoleo que se puede ver, está dedicado a la Sultana Hurrem. Pero además de la sultana, la cual está en el medio del edificio, se encuentran el principe Mehmed, nieto de Hurrem, hijo de Selim II, la tercera tumba pertenece a Hanim Sultan, hija de Hatice, quien fue la hermana de Suleiman.

Nuestra visita a la mezquita de Suleiman

Llegamos al sitio y apenas cruzar la puerta un señor nos untó un perfume, la verdad es que tuve miedo que nos cobrara, pero nada solo sonrió. La verdad es que el perfume olía muy bonito.

Lo primero que hicimos fue visitar el Mausoleo de Suleiman y fuera del mausoleo se podían ver otras tumbas que constituían un tranquilo jardín en el cual, como en toda la ciudad, los gatos eran los reyes.

Gatos en la Mezquita de Suleiman

En la parte exterior de la mezquita, se puede ver un enorme patio con los espacios para realizar el lavado de pies que debe de hacerse para poder rezar. Además, en la parte trasera hay un espacio con unas vistas muy bonitas hacía el Bósforo.

El interior de la Mezquita de Suleiman

Para entrar a la mezquita, como ocurre en todas, hay que quitarse los zapatos. Lo que sí es diferente con respecto a Santa Sofía y la Mezquita Azul es que aquí se respira paz de verdad. Tal vez tuvimos suerte, tal vez es porque no se considera un lugar imprescindible para ver en Estambul en un día y no porque no sea importante o bonita, probablemente es debido a que se encuentra algo más retirada de la plaza Sultanahmet.

Como sea, la cosa es que apenas entrar en la mezquita, pudimos observar con calma los detalles en el techo, del cual la cúpula central mide 47 metros de altura, que pueden dejarte hipnotizado, por lo que te recomiendo que te sientes en la alfombra… que no te dé vergüenza, para eso es y los locales lo hacen.

Otra cosa que observamos al voltear hacia arriba son las innumerables lámparas y las ventanas de colores, que ni modo no pudimos verlas en todo su esplendor, ya que el día era nublado.

Dentro de la mezquita, los gatos también se paseaban como reyes. Realmente los gatos son los reyes de Estambul.

Gato en Mezquita Suleiman

Curiosidades sobre la mezquita de Suleiman

  • Fue gravemente dañada en 1660 debido a un incendio, siendo restaurada bajo el sultanato de Mehmet IV, cambiando su estilo al barroco.
  • Durante la Primera Guerra Mundial el inmaculado patio fue utilizado como depósito de armas, debido a esto hubo otro incendio y la Mezquita fue restaurada de nuevo en 1956
  • La Mezquita de Suleiman fue la más grande de Estambul durante 462 años, este hecho cambio tan solo en 2019 cuando fue terminada la Mezquita de Çamlıca.

No te pierdas este legado de la historia del Imperio Otomano

En conclusión, la Mezquita de Suleiman y el Mausoleo de Hurrem son maravillosos ejemplos de la arquitectura otomana en Estambul, Turquía. Este sitio histórico es una visita obligada para cualquiera que busque explorar el patrimonio cultural de la ciudad.

El exterior y el interior de ambas estructuras están decorados con intrincados detalles que hablan de su grandeza. Ya sea que eres un explorador de sitios históricos o simplemente un visitante casual, este lugar ofrece una oportunidad única para apreciar la belleza y la artesanía de este tipo de construcciones.

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si compran un producto aquí listado siguiendo estos enlaces, nosotros recibiremos una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ustedes y así nos ayudan a mantener nuestro blog vivo.

Olga Grijalva Alvarez

Soy una viajera y creadora de contenido de viajes con 17 años de experiencia. Mi objetivo es compartir información útil para ayudarte a planear tus aventuras. He visitado más de 40 países y estoy emocionada por compartir mi experiencia contigo.

Ver historias