fbpx

El gran buda de Tian Tan en la Isla Lantau en Hong Kong

Home » China » El gran buda de Tian Tan en la Isla Lantau en Hong Kong

Cuando supimos que había un Buda Gigante, hasta se dice que se puede ver desde Macau, que se puede visitar en un viaje a Hong Kong, no lo pensamos dos veces y nos dijimos que era algo que teníamos que ver. Asi pues, te vamos a mostrar lo que es una visita al Gran Buda de Tian Tan en la Isla Lantau, además de visitar el resto del Monasterio Po Lin.

Te puede interesar: La China sin visa, tips de viaje e itinerario

¿Cómo llegar a la isla Lantau?

Hay varios accesos a la isla, pero para visitar el monasterio la mas conveniente es tomar el teleférico Ngong Ping 360. Se puede llegar en metro y la más cercana es la estación Tung Chung MTR.

Hay que tener paciencia a la hora de hacer la fila para tomar el teleférico, el día que nos tocó ir estaba bastante lleno y digamos que hay algunas personas que no tenían la misma noción de espacio personal que nosotros XD ya que literalmente estaban pegadas a nosotros…

El trayecto dura unos 25 minutos y es una ocasión perfecta para tomar muy buenas fotos, ya que las vistas del paisaje son muy bonitas 😀

Tomando fotos

¿Quieres organizar un viaje por tu cuenta a Hong Kong?

Compra aquí tus boletos de entrada sin hacer la cola

Adquiere tu vuelo para Hong Kong

¿Que hacer si tus maletas no llegan contigo?

Hoteles a los mejores precios en Hong Kong

Renta un automóvil para tu viaje al mejor precio posible

  Reserva tours y excursiones en Español

Contrata tu seguro de viaje con IATI y obten un 5% de descuento por ser lector de Charcotrip

El Monasterio Po Lin

El enorme Buda de Tian Tan que nos hizo venir a esta isla, forma parte del Monasterio Po Lin. Inaugurado desde hace poco más de un siglo (1906). Su nombre significa “Loto Precioso”.

El enorme recinto del monasterio comprende, además del gran Buda, varios templos de los cuales destaca el de la “sala de los mil Budas”, un restaurante vegetariano y un lugar donde se venden inciensos los cuales se pueden ver encendidos por todas partes.

Consulta aquí el mapa del Monasterio Po Lin

Visitando la Isla de Lantau y el Monasterio Po Lin

Al bajar del teleférico, vemos tiendas y cafés donde también hay lugares donde los visitantes pueden tomarse fotos divertidas. Además ya en esta área podemos ver vacas yendo y viniendo libremente. Algunos de los visitantes las ignoran, otros les toman fotos (como nosotros). Después de varias tomas, nos dirigimos a la parte más dificil de la visita: subir hasta donde esta el Gran Buda de Tian Tan.

El Gran Buda de Tian Tan

Esta estatua mide 34 metros de alto y es la mas alta del sudeste Asiático. Pesa unas 200 toneladas y fue construida en 1993. Se puede acceder a la terraza donde esta el Buda de manera gratuita (¡yupi!). Para entrar al interior del Buda si hay que pagar, bueno, más bien hay que adquirir el boleto del restaurante vegetariano. El cual de todos modos íbamos a adquirir.

Y después de subir los, algo así como, 268 escalones y recuperar el aliento, le dimos la vuelta al Buda de Tian Tan y disfrutamos de sus vistas.

Los templos del Monasterio Po Lin

Después de bajar las escaleras, nos fuimos a visitar los templos cercanos y pudimos ver los numerosos bastones de incienso que se queman en toda el área. Pudimos tener una vista de los inciensos con el Buda de Tian Tan, como si pareciera que esta viéndolos para atender a los que han rezado al dejar estos inciensos. Hasta pudimos ver una niña rezando 🙂

El restaurante del monasterio

Este restaurante es vegetariano y forma parte del monasterio, como ya dije anteriormente, el menú es único y para entrar hay que adquirir un boleto, ya sea en el Buda Tian Tan o en la entrada del restaurante. La verdad es que para nosotros fue una excelente decisión, la comida fue bastante copiosa y rica. De hecho, si mal no recuerdo no pudimos acabarnos todo, era mucha comida.

La Sala de los mil Budas

Una vez que tuvimos el estómago lleno, seguimos visitando el edificio que alberga la “Sala de los Mil Budas”, por dentro no se podía tomar foto, pero hice un poco de trampa y por un agujero aproveché para capturar una imagen y poder mostrar como se ve por dentro 🙂 .

Por fuera pudimos ver figuras de lo más curiosas, desde los clásicos leones de estilo asiático hasta figuras calvas en poses que nos hacían gracia. Al no saber lo que significan en el sentido religioso, los apreciamos a nuestra manera. Además de seguir disfrutando de la vista del enorme Buda de Tian Tan que seguía vigilando.

Además de las vacas, nos encontramos con varios perritos muy lindos 😀 este perrito de la foto hasta tenía un collar y parecía que el Monasterio era su casa:

Un día agradable

Y sin tenerlo planeado, terminamos pasando todo el día en esta área. Hicimos la fila para tomar el teleférico de regreso cuando estaba cayendo el sol. Así fue como nos despedimos del enorme Buda de Tian Tan.

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizan la compra de un producto aquí listado siguiendo estos enlaces yo recibiré una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ustedes y así nos ayudan a mantener nuestro blog vivo.

¿Te gustó este artículo? Suscríbete y recibe la newsletter cada mes con consejos y destinos viajeros que te pueden interesar. Ademas te llevarás tres fondos de pantalla para tu celular de regalo ¡GRATIS!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.