El deslumbrante Templo Dorado (Kinkaku-ji) de Kioto

Y llego el día de empezar a explorar de lleno la ciudad de Kioto, teníamos tres días para empaparnos lo mas posible de sus templos y demás lugares. La primera escala la hicimos en el Kinkaku-ji o Templo Dorado, el cual literalmente nos deslumbro.

Información para visitar el Templo Dorado o Kinkaku-ji

¿Cuanto cuesta?
La entrada al lugar cuesta 400 Yenes

¿Cuales son los horarios?
En la época en la que fuimos era de 9:00 AM a 5:00 PM

Y ahí nos esperaba el templo dorado

Y ahí nos esperaba el templo dorado

Desayuno antes de ir al templo

Para empezar bien el día había que recargar las baterías. Así que nos fuimos a desayunar estilo japones, esta vez tocaba hacerlo fuera por que el hotel en Kioto no servía desayuno.

Desayunamos en una barra que daba hacia la ventana por lo que podíamos ver a los transeúntes. Claro esta los imprescindibles estaban presentes: las especias, la caja con los palitos y el agua gratis. Y nos llega el desayuno. Nada diferente a lo que ya habíamos desayunado en días pasados, excepto una cajita que parece que tiene frijoles, si eran frijoles, eran los Natto Beans.

Veredicto: natto beans NUNCA MAS, la razón: son babosos, asquerositos 🙁 realmente iba en todo el viaje con un espíritu abierto con respecto a la comida pero a estos frijolitos no hay como ayudarles y eso que soy FAN de los frijoles, estos si que no nos gustaron para nada.

Después del desayunito y la experiencia natto, nos fuimos al templo.

¿Como llegar al Kinkaku-ji?

Desde el centro de Kioto (mas concretamente desde la estación de tren) se puede tomar el camión numero 205 en dirección de Kinkaku-ji (esa sera su ultima parada).

Era la primera vez que nos subíamos a un camión en Kioto, de hecho en Japón, algunas cosas que tomar en cuenta:

– La gente se sube por la parte trasera.
– Se paga al bajar (por la parte de enfrente) y si, confían en que pagaras lo que has consumido.
– Hay asientos reservados a ancianos y gente que lo necesita y SI se respeta!
– Notaran que los asientos en general son mas chicos que a lo que estamos acostumbrados en México (o en los países Europeos). Apenas cabíamos en los asientos de dos personas.
– Al principio era estresante oír todo en japones en el camión, entraba el miedillo de perder la parada, pero hay pantallitas que las muestran escritas en letras latinas también 😀 al principio hay que estar bien vivo ya después le agarra uno la onda.
– En Kioto al igual que en varios países de Europa las paradas ya están predefinidas, o sea que no te puedes bajar donde sea.
LOS CHOFERES DE CAMION SON AMABLES 😮

Al bajarnos tardamos en ubicarnos hacia donde ir y tenia ganas de un cafecito 😀 así que me tome uno, en una cafetería que encontramos por el camino. Eramos los únicos clientes.

 

En el camino hacia el templo nos encontramos con una de las muchas maquinas expendedoras que pululan por Japón para beneplácito de sus habitantes.

Coloridas vending machines

Coloridas vending machines

 Nuestra visita al Templo Dorado

Al llegar al templo veríamos, lo que seria una constante durante las visitas a los templos en Kioto: grupos escolares. Pero no se crean, hasta los adolescentes japoneses son ordenados, entre lo escandalosos que puedan ser si los comparamos con los de otros países son bastante calmados. Además algo muy importante: demuestran mucho respeto por los turistas y las personas mayores (y si nosotros ya estábamos dentro de ese grupo para ellos XD). Así que caminando llegamos a la caseta donde hay que comprar el boleto de entrada (que de nuevo, nadie verifica en la entrada, pero confían en que seras honesto y pagaras la entrada). El boleto en si ya es una recompensa por que es muy bonito.

 

Y llegamos al Templo dorado, pero, oh no: esta mega lleno de gente. Fuimos lo mas temprano que pudimos, pero en si ya era una hora bastante estándar (por que se tarda como media hora en llegar al lugar) ni modo 🙁 aquí si que no pudimos aplicar nuestros consejos para evitar las hordas.

Ni modo, ya estábamos ahí, había que sacarle el máximo provecho y en las fotos hasta parece que no había nadie en el lugar pero es puro truco. A pesar del gentio, el templo vale la pena ya que es muy bonito realmente parece que es de oro puro y si te quedas viendo hacia el templo puedes abstraerte del hecho de que esta lleno de gente y disfrutar de un poco de calma.

Al tomar fotos una cosa que no hay que olvidar es fijarse en el reflejo del agua, a veces parece que hay dos templos 🙂 en nuestro caso nos toco mala suerte ya que no había sol, sin el cielo blanco la vista del templo dorado ha de ser aun mas espectacular. Pero nos conformamos con lo que nos toco 😉

Que lindo el templo. Pero aquí esta la verdad del lo que no se ve en las fotos de postal.

Todo mundo peleando por el mejor lugar para tomar fotos :-o hehehe

Todo mundo peleando por el mejor lugar para tomar fotos 😮 hehehe

 

Al templo en si, no se puede entrar así que solo queda admirarlo por fuera y rodearlo así que seguimos las flechas que nos indicaban por donde ir. En el camino nos encontramos con unas estatuas que estaban repletas de monedas, luego entendimos la razón: la gente trataba de atinarle al cazo que se encontraba en medio de todo.

 

Otra del Templo

Otra del Templo

Ya casi para salir del lugar encontraran tiendas de souvenirs, amuletos (si quieres un amuleto para la buena salud con el dibujo de Hello Kitty este es tu lugar, no es broma), y antojitos. También, muy importante, baños. Y no podía faltar un santuario.

No podia faltar el incienso purificador

No podia faltar el incienso purificador

 Ya al salir, nos encontramos con una figura que ya habíamos visto anteriormente en los relatos de nuestro amigo Fernando. Y aqui Vicente casi dos años despues posa con el mismo ente XD

Y en el camino nos dio sed y claro las maquinas expendedoras estaban ahí para salvarnos (por unos cuantos yenes). Una vez nuestra sed saciada seguimos nuestro camino, afortunadamente había mapas así que no podíamos perdernos y es que para llegar de un templo al otro hay que caminar un tramo y a veces da miedo irse por donde no es.

Nuestro siguiente templo era el Jardín Zen

Deslumbrante el Templo Dorado, ¿no?

¿Quieres mas tips para preparar tu viaje a Japón?

4 Comentarios

    • Gaolga 9 abril, 2014 Responder
  1. Fernando 27 abril, 2014 Responder

No seas tímido(a), dejanos un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.