fbpx
fideo tsukemen

Conoce el Tsukemen, una delicia de la cocina japonesa

Home » Japón » Conoce el Tsukemen, una delicia de la cocina japonesa

Te presentamos el Tsukemen, platillo japones originario de Tokio. Descubre otra manera de comer fideos en Japón. Delicias de la cocina japonesa.

El Tsukemen (つけ麺) es un platillo de la cocina japonesa. Pariente del ramen. Te lo presentamos aquí, y te digo cual es mi lugar favorito para degustarlos.

Te presentamos el Tsukemen, platillo japones originario de Tokio. Descubre otra manera de comer fideos en Japón. Delicias de la cocina japonesa. via @charcotrip #tsukemen #visitajapon #noodles #soba #ramen #japon

¿Que es el Tsukemen?

Es un platillo japones que se compone de noodles, los cuales antes de comerse se remojan en un recipiente separado que contiene caldo. Los fideos utilizados para el tsukemen se sirven tibios (o casi frios) y por lo general son soba o udon (mas gruesos que los del ramen). Por otra parte el caldo, que se sirve por separado, sí esta muy caliente y esta mas condimentado de lo que estaría un caldo de ramen normal. El sabor esta mucho mas concentrado.

Los caldos que se utilizan, por lo general, son de base de carne o dashi, que es una sopa de pescado. Y si hay acompañamiento, este suele servirse por separado o en el plato de los fideos, algunos acompañamientos son: bambú, huevo, chashu, entre otros.

Otra diferencia con respecto al ramen, es que en el tsukemen la proporción de caldo – fideos es al revés: hay mas fideos y menos caldo (aunque mas concentrado).

Historia del Tsukemen

El Tsukemen fue inventado por Kasuo Yamagishi en 1961, en el restaurante Taishoken, en Tokio. Después de observar algunos clientes mojar los fideos fríos (mori soba) en el caldo, decidió lanzar el platillo al cual nombró “morisoba especial”. Unos años después le cambiaría el nombre a tsukemen, que literalmente significa: ramen para mojar.

Tsukemen con acompañamientos

¿Como se come?

Se agarra con los palillos una cierta cantidad de fideos, lo que se pueda meter uno a la boca. Acto seguido, se sumergen en el caldo caliente y se comen enseguida. Como podrán imaginar la salsa vuela por todas partes al sorber el fideo, que es enorme. En algunos establecimientos nos dan, incluso, un mandil para ponernos y así evitar mancharnos la ropa.

Mi lugar preferido para comer Tsukemen

Este es un lugar al que habíamos ido durante nuestro primer viaje a Japón, probé el tsukemen y en ese tiempo ni sabía como se llamaba, para mi todo era ramen en ese tiempo. Me encantó, y años después, y ya sabiendo como se llama el platillo, volvimos.

Ginjo-ramen Kubota

Ubicado en Kioto, es un establecimiento pequeño, en el cual dependiendo de la hora a la que se llegue puede haber fila para entrar. El menú es bastante sencillo, tienen tsukemen de miso, con o sin huevo, ademas de algunos ramen. Los tsukemen vienen en dos tamaños: regular y grande (yum, mas fideo). Estaba muy contenta de poderme reencontrar con el delicioso sabor de la sopa, el local no había cambiado en los 6 años de distancia entre mis dos visitas. Salí muy contenta, ademas que me le adelanté a los salary men 😀 que justo después de que tomamos nuestro asiento el local se lleno y tuvieron que hacer fila.

 

Miharu Ikebukuro

En Tokio pudimos probar el tsukemen en este restaurante, que me parece que es de cadena, pero no por ello menos autentico. Aquí tenían tsukemen a base de caldo de pescado y los empleados estaban muy atentos en ver si el caldo empezaba a enfriarse. Si eso ocurría nos traían una piedra bien caliente, porque recuerden que este caldo tiene que estar muy muy caliente para que no se pierda el sabor. Una buena opción en Tokio, aunque seguramente hay muchas mas que aun no hemos probado 🙂

 

Aparición del Daruma

Antes de irme, les cuento que en el restaurante Miharu tenían un daruma con los dos ojos pintados. Los muñecos Daruma vienen con los ojos blancos, la idea es que se las tiene que pintar el dueño del amuleto. Cuando se adquiere, se le pinta su ojo derecho mientras se piensa en un deseo o en una meta. Luego se coloca al daruma en cualquier lugar visible, para que sirva como un recordatorio de que debemos seguir trabajando duro para alcanzar el objetivo. Y cuando por fin se alcanza el objetivo, o una vez que se cumple el deseo, se le pinta el ojo izquierdo. Es un amuleto motivacional, que nos ayuda a recordar nuestros propósitos. Entonces este daruma con los dos ojos pintados significa que el dueño ha conseguido su meta.

El Daruma (達磨) es uno de los amuletos de la suerte más típicos de Japón. Se trata de un muñeco de madera que suele comprar la gente cuando se plantea un objetivo o meta personal. Los Daruma representan a Bodhidharma, un legendario monje hindú considerado como el fundador del budismo Zen.

Daruma
Daruma con los dos ojos pintados

 

Y ahora sí, con muchas ganas de comerme otro tsukemen (que tendrá que ser para cuando podamos volver a Japón), me despido por hoy 🙂

¿Te gustó este artículo? Suscríbete y recibe la newsletter cada mes con consejos y destinos viajeros que te pueden interesar. Ademas te llevarás tres fondos de pantalla para tu celular de regalo ¡GRATIS!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.