Que visitar en Bath en un día

Teníamos un día para visitar Bath, o Aquae Sulis como se llamaba en la época romana. A pesar de tener poco tiempo, no queríamos dejar pasar la oportunidad de ver una ciudad que fue romana en el pasado. Fue impresionante sentir ese aire romano en Inglaterra. En este articulo, les mostramos lo que alcanzamos a visitar en este día que estuvimos de paso.

Te puede interesar: Viajar a Inglaterra, tips de viaje e itinerario

Llegamos a Bath desde Bristol en automóvil. Para visitar la ciudad, lo mejor es dejar el auto en uno de los varios estacionamientos disponibles en el centro. Atención: no olvidar traer monedas porque no todos aceptan tarjeta.

Antes de empezar a visitar, les sugiero darse una vuelta por la Oficina de Turismo. Si tienen alguna duda ahí les pueden ayudar, ademas tienen bastantes folletos. Lo único es que si quieren un mapa, tendrán que sacar sus monedas de nuevo porque es de paga, pero es mejor saberlo antes. Los consejos, esos sí, son totalmente gratis.

Oficina de Turismo Bath

Termas Romanas

La primera visita del día, fueron las famosas termas romanas de Bath. Un monumento bien conservado, muestra fehaciente del paso de los romanos por esta zona. En este lugar se pasan fácil unas dos horas, en las cuales aprendimos mucho de la vida romana de aquellos tiempos.

Todo el detalle de la visita te lo contamos en este articulo dedicado a las termas romanas de Bath.

Abadía de Bath

La abadía de San Pedro, o abadía de Bath, es una iglesia parroquial anglicana fundada en el siglo VII. Tiene unas dimensiones de 67 metros de largo y 22 metros de ancho, su torre alcanza los 49 metros de altura.

Se puede visitar gratis. Aunque por ahora no se puede ver del todo, hay varios trabajos de restauración llevándose a cabo. Pero aun con eso se pueden apreciar sus vitrales y la parte principal.

Puente Pulteney

Este puente atraviesa el río Avon. Su construcción finalizó en 1773. Es uno de los pocos puentes del mundo habitados, en el hay tiendas y me recuerda bastante al ponche vecchio de Florencia.

Puente Pulteney

Jardines Parade

Estos jardines tienen una historia que remonta a los tiempos medievales, en el pasado formaban parte de la Abadía de Bath. Aun se pueden ver los restos de un «molino de los monjes», que se encontraba en una de las islas sobre el río.

Desde ese tiempo, este lugar ha servido como jardín, por el ha desfilado la sociedad en sus mejores galas durante las épocas Georgianas, Victorianas y Eduardianas.

En la actualidad, los jardines albergan arreglos de flores tradicionales (que han ganado premios). El lugar quedó totalmente abierto al publico en 1930, pero siempre se ha cobrado por entrar, debido al cuidado que conllevan las bellas plantas.

Mientras pasamos, pudimos ver a varias parejas tomándose fotos de boda, la verdad que es el lugar perfecto para la ocasión.

Horarios: verano de 10 AM a 6 PM y en invierno de 10 AM a 4 PM

Precio de la entrada: £2

Autobús turístico de Bath

Nos quedaba poco tiempo, y no queríamos irnos sin tener una vista de la ciudad, por lo que tomamos el autobús turístico. Este cuenta con dos rutas, una para ver la ciudad y otro para los alrededores. Esta de mas decir que los que dispongan de mas tiempo que nosotros tomen las dos rutas.

Lo tomamos cerca de la abadía, nosotros nos bajamos en el Royal Crescent para después tomarlo y terminar la vuelta. El tour, sin bajarse en ninguna parada, dura aproximadamente 50 minutos. Durante el recorrido, nos proporcionan audífonos donde podemos escuchar historias varias de la ciudad. Están disponibles en varios idiomas, entre ellos español 🙂

Precio: a partir de 20 euros (se puede comprar por anticipado en Visit Britain)

Horarios: varían dependiendo del mes, pero en general son entre 9 AM – 5:30 PM

The Royal Crescent

El Royal Crescent es un conjunto de 30 casas, que juntas dan una forma circular. Construidas entre 1767 y 1774, fueron una de las edificaciones mas destacadas de la época Georgiana. La verdad es que me sorprendí al llegar, yo me esperaba ver una construcción romana. Después del momento de impresión pude disfrutar del lugar, es realmente muy bonito. Hay un gran jardín y aquí también hay parejas recién casadas, que van a tomarse fotos con su ropa de novios.

Y de repente, vemos a un señor vestido de época, invitando a la gente a entrar a la primera casa del conjunto. Y así entramos al No. 1 Royal Crescent, un museo donde podemos ver como eran esas casas en el tiempo en que se construyeron.

No. 1 Royal Crescent

El primer residente de esta casa fue Henry Sandford, un miembro del parlamento jubilado, vivió con su familia de 1777 hasta su muerte en 1796. Lo que se desea mostrar en la casa, es como vivían en la época de los primeros residentes.

Una de mis habitaciones favoritas fue el comedor, el detalle de la mesa es muy bonito. Dato curioso: los adornos blancos de la mesa estaban hechos de azúcar. Podemos ver como pasaba la vida y como se dividía la sociedad. Después de la comida los hombres iban a hablar a una sala y las mujeres a beber el té en la «sala del té». Por cierto, nos cuentan que el té en ese tiempo era un articulo de lujo, de lujo enorme. Y pensar que hoy en día tenemos acceso al té, algo que en ese tiempo para una persona clase media o modesta era casi imposible.

Anécdotas sobre el té: era tan raro y valioso, que cuando la señora de la casa lo recibía, esta lo guardaba en una caja con llave. Casi como en una caja fuerte. La otra cosa que sucedía es que, una vez que los señores de la casa tomaban el té, la servidumbre «reciclaba» las hojas para hacerse sus tés.

Otro aspecto interesante eran las recamaras, se puede ver que había una recamara para el hombre y otra para la mujer de la casa. Esto es, no compartían la habitación. Algo que en nuestra época suena bastante raro. En aquel tiempo era lo normal. Al final del recorrido, vemos la cocina y como era la vida de la servidumbre de la casa.

Una visita totalmente recomendable, para situarse en esa época. Tengo una especial afición por los vestidos de esas épocas antiguas, así que me gusta ver este tipo de museos. De hecho en Bath también hay un Museo de la Moda el cual me quede con ganas de ver. Ahí para la otra será.

Precio: £10.60

Horario: 10 AM a 5 PM

Después de terminar el recorrido con el Autobús turístico, llegamos al estacionamiento donde recogimos el auto (teníamos pagado hasta las 4 PM, llegamos a las 4:10, por suerte no había multa 🙂 ). Con esto dimos por concluida la visita de la ciudad romana e inglesa Bath 🙂

Este es un post patrocinado, esto significa que por él obtuvimos una retribución económica o un servicio a cambio. Todos los post patrocinados están marcados como tal y nos ayudan a mantener con vida este proyecto. De cualquier modo, nuestras opiniones, recomendaciones y vivencias son totalmente libres.

No seas tímido(a), dejanos un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.