En el Pueblo Mágico de Taxco una sorpresa nos esperaba

Quien dice Taxco dice plata. Pero no veníamos solo por Plata. Veníamos a visitar este Pueblo Mágico, lo que no sabíamos es que veríamos mas de lo que esperábamos. #CharcotripMexico

Y nos vamos para Taxco (de Alarcon)

Y nos vamos para Taxco (de Alarcon, ese es el nombre completo y oficial)

Llegando a Taxco de Alarcon

Llegamos

Llegamos

El pueblo esta compuesto de muchas subidas y bajadas, para ir al hotel a dejar nuestras mochilas teníamos que ir cuesta arriba, ni modo a bajar la comida!. Eso si, una vez que llegamos al hotel nos recibieron muy amablemente. Caímos en cuenta que estaba MUY CERCA de la plaza principal (donde se encuentra la Santa Prisca), fue todo un acierto! (les hablare de el muy pronto).

Recorriendo el centro

Una vez que dejamos nuestras mochilas y nos dimos un leve respiro nos lanzamos a la plaza principal. Un simpático kiosquito en la plaza, las calles empedradas, los edificios antiguos, todo muy bonito. La gran estrella del lugar por supuesto: la Iglesia de Santa Prisca, bella por fuera (por dentro en ese momento no pudimos comprobarlo ya que se oficiaba una misa).

Pero ademas de todo eso había un especial alboroto en la plaza, mucha gente que parecía estar construyendo “algo”. Empezamos a preguntar y nos dijeron que ese día era la fiesta del Día del Padre Jesús, lo que significaba que lo que estaban construyendo era una estructura con figuras de pirotecnia que se quemarían mas tarde, también habría un palo encebado, y mas fuegos pirotécnicos en la noche así como los famosos toritos. Los toritos solo los había visto en la televisión!!! por fin podría verlos encendidos en persona!!! Fue una sorpresa totalmente inesperada pero muy agradable: vinimos a Taxco un día de fiesta popular sin haberlo planeado 🙂

Mientras llegaba el momento de la quemadera nos dispusimos a visitar otras cosas, entre ellas la Casa Borda que fue propiedad del famoso minero José de la Borda. Para nuestra sorpresa resulto ser paisano de Vicente! En la Casa Borda actualmente se encuentra la Casa de la cultura, vimos algunas exposiciones de obras mas bien modernas.

Después caminamos hacia el Museo de Arte Virreinal, en donde no se pueden tomar fotos. Al llegar pagamos nuestro boleto y esperamos a nuestra guía, ya que no se puede visitar así nada mas. Que suerte tuvimos! nuestra guía era una tierna viejecita que nos contaba muchas historias y detalles en cada sala por la que pasábamos, yo estuve enternecida toda la visita, era tan linda! una visita altamente recomendada, conocerán mucho sobre la historia de José de la Borda y el mismo Taxco

Al terminar estas visitas el estomago empezaba a exigir su cuota de comida, ni modo había que buscar donde comer, terminamos en un restaurante de comida corrida muy rico. El único problema es que entraban vendedores a diestra y siniestra y había que decirles que NO por que no les importaba si estábamos comiendo ahí venían a ofrecer de todo 🙁 cosas así te hacen sentir como si fueras un peso / euro / dolar con patas y es desagradable :'(

La comida estaba muy sabrosa

La comida estaba muy sabrosa

Hacia las alturas

Terminando de comer tomamos un colectivo que nos llevaría a las alturas del pueblo en donde esta la estatua de Cristo. El panorama es muy bonito 🙂 y como bonus conocimos unas viajeras muy simpáticas. Estuvimos un rato admirando el paisaje y tomando fotos. De ahí volvimos al lugar en donde nos dejo el colectivo y emprendimos el camino cuesta abajo. Uf la verdad que fue muy agradable no tener que hacerlo a pie, ya que la bajada estaba bastante empinada.

La Iglesia Santa Prisca y celebraciones

Una vez que bajamos aprovechamos que no habia mas misas para ir a visitar la Iglesia de Santa Prisca. Como era de esperarse por dentro era literalmente reluciente, llena de dorados. Y tenia muchos visitantes!

Y pronto quemarían la torre pirotécnica que estaban construyendo cuando llegamos, pero en el entretiempo nos fuimos a comprar algunos aretes 😉 por que no hay que olvidar que Taxco es muy famoso por la producción de plata. La verdad es que no puedo negar que los precios eran muy buenos, eso si, había que buscarle bien. Nosotros nos fuimos a una zona donde se vende al mayoreo, pero nos vendieron al menudeo con muy buenos precios 😀

Una vez que hice mis compritas fuimos a ponernos en un buen lugar para ver el encendido de la torre. Grabe vídeos de la pirotécnica 🙂 lo posteare después. Por mientras los dejo con las caras de los condenados a arder:

La quema duro un rato, pero valió la pena estar de pie por que es todo un espectáculo. Otra de las cosas que vi fue el palo encebado, la idea es que los voluntarios tienen que trepar un palo que esta sumamente resbaloso. Si logran trepar hasta la cima obtendrán un premio.

Atardecer en las alturas

Una vez que disfrutamos de la quema, nos fuimos a comprar unos souvenirs y después caminamos hacia una parte alta (pero no tan alto como el Cristo) del pueblo desde la cual tuvimos una visión de la fiesta desde las alturas.

Fuegos artificiales nocturnos

Al bajar la noche ya había llegado, con ella la hora de cenar también. Así que nos fuimos a un restaurante, pero, por desgracia después de esa cena nuestros estómagos sufrieron. No quiero culpar al restaurante, por que probablemente el problema se debió a los excesos gastronómicos que habíamos cometido en el dia 🙁

Estuvo bueno, pero lo pagamos después

Estuvo bueno, pero lo pagamos despues

Y al salir del restaurante habia muchisima mas gente de la que habia durante la quema del dia. Pero llegamos justo para la quema de la torre nocturna, aqui no habia las mismas figuras pero era igual de espectacular.

Y también las tengo en vídeo :D

Y también las tengo en vídeo 😀

Después de esta quema empezó la fiesta con música y los famosos toritos, que son estructuras en forma de toro que se pueden cargar encima, la gracia es que tienen cohetes y estan encendidos, peligroso? yo creo que si, pero ahi veia muchos chicos y grandes echándose los toritos (prometo que les mostrare el vídeo).

Como decía la fiesta estaba muy animada, pero nuestros estómagos no, empezamos a sentirnos mal, bueno de hecho Vicente primero pero luego seguí yo. Lastima ya que el ambiente estaba muy bien. Pero no me podía quejar, tuvimos muchas sorpresas inesperadas en nuestro día en Taxco.

Ah y este es un torito:

Torito, siempre ponen quien lo dono

Torito, siempre ponen quien lo dono

La serie: Un viaje por el centro de México

Día 1 – Llegada a Cuernavaca y paseo por la ciudad
Día 2 – Xochicalco y mas de Cuernavaca
Día 3 – Taxco
Día 4 – Trayecto de Taxco a Mexico DF (y como lidiar con un estomago enfermo)
Día 5 – Xochimilco
Día 6 – Tula y los atlantes

9 Comentarios

  1. Sara Cristina 22 junio, 2015 Responder
    • Gaolga 22 junio, 2015 Responder
  2. Leticia 22 junio, 2015 Responder
    • Gaolga 22 junio, 2015 Responder
  3. Carmen 22 junio, 2015 Responder
    • Gaolga 22 junio, 2015 Responder
  4. GranPumuki 29 junio, 2015 Responder

No seas tímido(a), dejanos un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *