• Menu
Home » Francia » ¿Qué comer en Francia?, más de 30 opciones para saborear

¿Qué comer en Francia?, más de 30 opciones para saborear

Si te encanta la comida y quieres probar algo nuevo, Francia es un país con muchas opciones para comer, ¡te encantarán!

Cuando la mayoría de la gente piensa en Francia, piensa en comida deliciosa. ¡Y no se equivocan! La cocina francesa es una de las mejores del mundo. Pero, ¿qué cosas se pueden comer cuando estás en Francia?, las opciones son enormes y para que no te sientas perdido, aquí te dejamos algunas sugerencias.

¿Qué podemos comer en Francia? Vamos por partes

Vamos a mostrarte algunas de las cosas que pudimos comer en Francia, poniéndote el nombre en francés y la explicación del platillo, así podrás pedirlo sabiendo lo que te va a llegar. Competa la lista que te damos aquí con lo que ya te contamos que puedes comer en Lyon.

Entradas

Salade de chèvre chaud (Ensalada de cabra)

Este platillo se puede comer como entrada o como plato fuerte, lo que cambiará es la cantidad. La ensalada de chèvre chaud (cabra caliente) tiene como base la lechuga, acompañada de cebollas, tomates y vinagreta, aceite de oliva o vinagre balsámico; toda esta cama de verduras se corona con un queso de cabra servido caliente encima de un pan tostado.

Esta es una ensalada de base en los menús de, casi, cualquier restaurante francés.

Foie gras (hígado graso)

Esta entrada se come en Francia durante ocasiones especiales como la Navidad, o puedes encontrarla en los menús de los restaurantes sabiendo que no será barato. A los franceses les gusta mucho, el foie gras, literalmente significa hígado graso, el cual es un producto alimenticio del hígado hipertrofiado de un pato o ganso que ha sido especialmente sobrealimentado.

Œuf cocotte (cazuela de huevo)

Si te gusta el huevo, esta entrada te encantará. Se trata de una cazuelita en la cual viene un huevo a medio cocer, así que puedes sumergir un pedazo de pan en la parte amarilla y disfrutar. Además del huevo, puede traer, especias y otros ingredientes. En el menú dirá lo que trae además del huevo.

Camarones

A veces puedes encontrarte una entrada con camarones dentro de las opciones que puedes comer en Francia, en el caso de ser un platillo de entrada por lo general tendrá pocos camarones, en el caso de la foto tres.

Escargots (caracoles)

Los caracoles son también muy tradicionales en la cocina francesa, pero hay un secreto que me contó Vicente: resulta que el caracol en sí no sabe a nada, todo el sabor dependerá de la salsa que traigan los caracoles, como se puede ver en el de la foto.

Para comerlo verás en la mesa unos artefactos diferentes del tradicional tenedor y cuchillo, siendo el más importante el pequeño tenedor con el cual podrás sacar la carne.

Pâté

El pâté es un tipo de pasta o pasta para untar hecha de hígado y otros órganos, que normalmente se acompaña de pan baguette y pepinillos. Si bien puede no parecer apetecible, el paté es en realidad un alimento básico en la cocina francesa. Si te sientes aventurero, ¡pruébalo!

Soupe à l’oignon (sopa de cebolla)

La sopa de cebolla es un clásico francés que se puede encontrar tanto en bistrós como en hogares. Este humilde plato está hecho con cebollas, caldo de res y picatostes, y a menudo se cubre con queso para darle más sabor. Si bien puede que no sea el plato más glamoroso, la sopa de cebolla es abundante y reconfortante, y es perfecta para una comida de invierno.

Comida francesa: Sopa de cebolla y ...
Comida francesa: Sopa de cebolla y ¿qué dijiste? | #Charcotrip

Huitres (ostras)

Las ostras frescas y gordas se pueden encontrar en los menús de toda Francia, a menudo servidas simplemente con unas gotas de limón y una copa de vino blanco frío. Especialmente en ocasiones como Año Nuevo son bastante populares y aparecerán en los menús de celebración.

Comida rápida o callejera

Sandwiches

Uno de los sándwiches más populares en Francia es el sándwich jambon beurre (jamón con mantequilla). Este simple sándwich consiste en una baguette crujiente, un poco de mantequilla y jamón en rodajas finas. Es una combinación perfecta de salado y dulce, y es fácil ver por qué este sándwich es tan querido por los franceses.

Te puede interesar  Luces, bailes y carros alegóricos en el desfile carnavalesco iluminado de Niza

Si estás buscando algo un poco más sustancioso, existen otras opciones que podrás ver en la panadería, que es donde suelen venderse. Por lo general ya están hechos y se muestran en una vitrina.

Churros

En Francia, los churros, al igual que las crepas, son un tipo de comida rápida o callejera que se puede encontrar en muchos lugares diferentes. Por lo general, están hechos de masa frita y, a menudo, se sirven con salsas para mojar. Si bien los churros se originaron en España, se han vuelto populares en muchos países diferentes.

Hay muchas maneras diferentes de comer churros. A algunas personas les gusta mojarlas en salsa de chocolate o nutella, mientras que otras prefieren comerlas con caramelo o conservas de frutas. Los churros también se pueden cubrir con azúcar o azúcar con canela. No importa cómo los comas, ¡los churros son una delicia!

Platos fuertes

Algo que en lo personal siempre me ha llamado la atención de los menús en Francia, es que tienden a poner nombres bastante rebuscados, o largos, a los platillos. Mejor saberlo, para que no te sorprenda demasiado.

Magret de canard (pechuga de pato)

Al igual que ocurre con el pollo, la pechuga de pato es una parte muy apreciada, ya que es la carne más suave y fácil de comer del animal. Dependiendo del restaurante estará preparada de diferente manera, por ejemplo, la que te muestro aquí está tapizada con cebolla y salsa. Este es un platillo que a Vicente le encanta.

Por lo general vendrá acompañado de verduras o papas, en este caso viene con un puré.

Crêpes salées (crepas saladas)

Tanto para la comida como para el postre, el pedir crepas es una respuesta más que correcta. Además de que hay, al igual que para la versión dulce, un montón de combinaciones. Por ejemplo, aquí la de la foto es una crepa llamada complète y trae huevo, jamón y queso (y un extra aquí: salsa de tomate).

Cassoulet

En esta selección de platos fuertes, uno que se puede considerar como de los más que fuertes que puedes comer en Francia, es el cassoulet, el cual además es delicioso. Este plato rústico proviene de la región suroeste de Francia y se prepara tradicionalmente con frijoles, cerdo y pato; en muchos lugares podrás darte cuenta de que es un plato bastante copioso.

Flammenkuche

Parece una pizza, pero no lo es, se trata del flammenkuche, el cual es plato de Alsacia, clásico que es simple de hacer y delicioso para comer. Consiste en una especie de pizza de masa fina cubierta con crema, cebolla y tocino. Luego, el plato se hornea en un horno caliente hasta que el queso se derrita y la corteza esté dorada.

El flammenkuche se puede servir como aperitivo o plato principal.

Burger (Hamburguesas)

Sí, sé que las hamburguesas suenan como una sugerencia bastante extraña, ya que no es un platillo típico de Francia. Además, no la estoy contando como comida rápida porque este platillo se puede encontrar en restaurantes y puedes ver una combinación de ingredientes que puede llegar a ser bastante singular.

Todo esto es para decirte que no descartes la sección de hamburguesas si el restaurante al que llegas tiene una, más bien verás una versión nueva de la ya bien conocida hamburguesa. ¿Probarías una hamburguesa de ternero con berenjena?

Tartiflette

Este es un platillo para comer de preferencia cuando haga frío, ya que es bastante abundante y cálido, originario de los Alpes, la tartiflette está hecha con papas, cebollas, manteca de cerdo (tocino) y queso Reblochon. Si bien puede que no sea el plato más bajo en calorías, sin duda es delicioso.

Te puede interesar  Visitando Les Baux-de-Provence

Raclette

Este plato se sirve de una manera poco convencional y de preferencia deberías de comerlo entre varias personas. La raclette se prepara derritiendo queso y colocándolo en un plato, generalmente con papas, carnes frías varias y pepinillos. Es una comida abundante que te dejará satisfecho.

Para acompañar

Para la comida francesa el pan es, lo que para los mexicanos son las tortillas, es decir, el pan es un acompañante omnipresente. El más conocido es la baguette, cuyas piezas de pan largas y delgadas son crujientes por fuera y suaves por dentro.

Queso

En Francia hay más de 400 tipos de quesos, y cada región tiene su propia especialidad. Estos son algunos de los quesos más populares de todo el país:

  • Brie es un queso blando de la región de Île-de-France. Tiene una corteza blanca y una textura cremosa.
  • El camembert es otro queso blando, pero tiene su origen en Normandía. Tiene un sabor más fuerte que el Brie y a menudo se come con pan crujiente.
  • El roquefort es un queso azul que procede del sur de Francia. Está hecho de leche de oveja y tiene un sabor fuerte y salado.

Hay muchos otros quesos deliciosos para comer cuando estés en Francia, ¡así que no dudes en pedirle recomendaciones a los que te atiendan en el restaurante!

Postres

Crêpes sucrées (crepas dulces)

Las crepas dulces están hechas de una simple masa que difiere de la que se usa para las crepas saladas, para esta versión dulce te las puedes comer así solas, la masa tiene azúcar, o echarle azúcar encima, mantequilla salada, chocolate o una variedad de rellenos, como frutas, mermeladas o nutella.

Una crepa especial para comer es la crepe suzette tradicional, que se sirve con licor de naranja y se flamea, delicioso.

Moelleux au chocolat (dulce de chocolate)

Este simpático pastelito se hace con chocolate negro y tiene un centro suave y pegajoso, cuando llegas al centro verás cómo se escurre el delicioso chocolate. El moelleux au chocolat a menudo se sirve con crema inglesa y a veces crema batida o helado.

Si estás buscando un postre de chocolate para comer mientras estás en Francia, el moelleux au chocolat es una apuesta segura.

Pasteles de frutas

A la hora del postre, puedes decantarte por un pastelito de frutas, el de la foto es de frambuesas, pero también puedes encontrarte en el menú ingredientes tales como: manzana, fresas, pera, cerezas, arándano, chabacano, rubarbo, entre otras.

Postres de chocolate

Además del postre mencionado arriba, el dulce de chocolate, en los menús puedes encontrarte con varios postres dedicados al delicioso cacao.

Gauffres (Waffles)

Este postre también puedes encontrártelo como comida callejera en los mismos carros donde se venden los churros, al igual que las crepas se les puede echar encima un sinnúmero de cosas como chocolate, mermelada o simplemente azúcar.

Los canelés

Los canelés son un pastel tradicional francés de la región de Burdeos. Se trata de unos pequeños cilindros con una corteza caramelizada y un interior suave parecido a una natilla.

Baba au rhum

Baba au rhum es uno de los postres que se pueden ver en las panaderías y en los menús de los restaurantes. Este manjar se prepara con bizcocho empapado en ron y, a menudo, se sirve con una cucharada de crema batida.

Macarrones

Los macarrones son un postre francés que se prepara con almendras molidas, azúcar y claras de huevo. Suelen tener sabor a chocolate, café o fruta. Se suelen servir con té o café y también se pueden utilizar como ingrediente en otros postres como helados o tartas.

Chocolates

Para terminar de comer con dulzura otra opción son los chocolates, los cuales en Francia son una muy buena opción. Les gusta tanto el chocolate y lo saben preparar muy bien, tanto que hasta le dedican museos como el Museo del Chocolate Varlhona.

Te puede interesar  ¿Vale la pena la Lyon City Card?

Bebidas

Café

En Francia, el café no es simplemente una bebida matutina, es una experiencia. Desde el momento en que entras en un café francés, te envuelve el rico aroma del café recién hecho. Te sientas en una mesa pequeña y observas cómo el mesero te trae una taza de café bien caliente. Toma en cuenta que si pides simplemente un café lo que recibirás será una taza pequeña de café concentrado.

Si está buscando algo más que una taza de café, pruebe un café con leche (café au lait). Esta bebida está hecha con partes iguales de café fuerte y leche al vapor. Para algo más dulce, pide un Café Crème, esta deliciosa bebida está hecha con espresso y cubierta con crema batida.

Monaco

En esas tardes veraniegas una de las bebidas aliadas de los viajeros será la Mónaco, y no, no se trata del territorio donde estuvo Grace Kelly. Esta rica bebida está conformada por cerveza, limonada y jarabe de fresa que es lo que le da ese color rojito. Mientras te la tomas descansa los pies de tanto caminar.

Champán

Francia es bien conocida por su vino y su cocina. Pero, ¿y el champán?, es un tipo de vino espumoso que se elabora en la región francesa de Champaña. Está hecho de una mezcla de tres uvas: Chardonnay, Pinot Noir y Pinot Meunier. El vino se fermenta en botellas con levadura y azúcar, lo que le da sus burbujas características.

El champán existe desde hace siglos y fue creado por primera vez por Dom Perignon en el siglo XVII. Desde entonces, se ha convertido en una bebida popular para celebraciones y ocasiones especiales.

Aperitivos

Los aperitivos son una parte importante de la cultura culinaria francesa, antes de una comida se acostumbra a tomar un aperitivo, que es una bebida alcohólica que estimula el apetito, acompañada de unas botanas saladas. Hay muchos tipos diferentes, siendo los más comunes son los vinos y los cavas, pero también se pueden encontrar cócteles como los Aperol Spritz, los mojitos, kir, etc.

Vino

Algo que es imposible que falte en un menú francés es el vino. Puedes pedir una copa, un pichel de un cuarto de litro o una botella. Hay muchos tipos diferentes de vino: tinto, rosado, blanco.

El vino tinto se elabora con uvas de color oscuro y tiene un sabor fuerte. Es el tipo de vino más popular en Francia y a menudo se sirve con platos de ternera o cordero. El vino blanco está hecho de uvas de color claro y tiene un sabor más ligero que el vino tinto. A menudo se sirve con platos de pollo o pescado.

Si bien es cierto que hay reglas de cómo combinar los vinos con la comida que tomes, al final del día toma las reglas que desees y no te cohíbas, tú pide el vino que más se te antoje y descubre nuevos sabores.

Muchas cosas que comer en Francia

Como puedes ver, la lista que te dimos es enorme y aún faltan muchos platillos más que puedes comer en Francia, así que no dudes en preguntar y en experimentar para descubrir nuevos sabores.

En conclusión, cuando estés en Francia, ¡asegúrate de probar algunas de las deliciosas comidas tradicionales que el país tiene para ofrecer! Desde quesos ricos y cremosos hasta panes recién horneados y vinos exquisitos, hay algo para que todos disfruten. ¡Así que buen provecho y buen viaje!

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizan la compra de un producto aquí listado siguiendo estos enlaces yo recibiré una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ustedes y así nos ayudan a mantener nuestro blog vivo.

¿Quieres recibir este contenido viajero directamente por email?, suscríbete al boletín de Charcotrip, donde te hablamos sobre viajes y compartimos contigo ofertas para que puedas organizar tus vacaciones.

Gaolga

Viajera y autora de Charcotrip. Se dedica a la creación de contenido con un único objetivo: ayudar a viajar a todos los que sueñen con ello.

Ver historias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.