• Menu
Home » Francia » ¿Qué ver en Orange Francia? ciudad romana

¿Qué ver en Orange Francia? ciudad romana

Te llevamos a descubrir lo que se puede ver durante un día en Orange, realizando un recorrido por sus monumentos romanos.

Los romanos llegaron a Francia, eso no es ningún secreto, sus vestigios se pueden ver en ciudades como Arlés, donde esas construcciones continúan maravillando a los visitantes. En esta ocasión, nos fuimos a la ciudad de Orange, en donde pudimos ver el Teatro Antiguo mejor conservado de Europa. Pero este no fue el único monumento que los romanos dejaron. En este artículo te vamos a mostrar ¿qué ver en Orange?

Te puede interesar  Palabras y frases en francés básicas para viajar

¡Nos vamos a visitar la ciudad de Arausio! hoy en día conocida como Orange, una ciudad en el sur de Francia con un gran pasado romano. Para realizar este recorrido, vamos a seguir el “Recorrido romano” que viene en los mapas que conseguimos en la oficina de turismo. Para referencia, existen tres recorridos recomendados:

  • Recorrido romano
  • Recorrido de los Príncipes de Nassau (los de los Países Bajos)
  • Otros sitios y monumentos
La "ruta romana" en Orange,...
La "ruta romana" en Orange, Francia | #Charcotrip

Nosotros contábamos solo con un día, así que nos enfocamos en el recorrido romano, aunque claro esta, nos encontramos con elementos de los otros recorridos.

Organiza un viaje por tu cuenta a Francia

Compara y adquiere tu vuelo barato a Francia

Compra aquí tus boletos de entrada en Francia sin hacer la cola

Encuentra tu hotel en Francia al mejor precio

Reserva tours y excursiones en Francia y en Español

Renta un automóvil en Francia al mejor precio posible

Reserva tu seguro de viaje en Francia con un 5% descuento

Reserva tu boleto de autobús

Recorrido romano en Orange

Oficina de turismo

La oficina de turismo fue nuestro punto de partida, pudimos estacionar nuestro automóvil ahí y nos ubicamos con el enorme mapa que ahí tienen. Eso sí, hay que saber que en domingo no está abierto.

Contábamos con solo un día, así que había que exprimirlo al máximo.

Al empezar el recorrido romano, nos encontramos con un edificio que data de mucho tiempo después de los romanos, pero que valía la pena detenerse un momento para admirarlo: el teatro (pero no el romano, este data de 1885). En él se pueden ver bustos de Molière, Corneille y Félicien David que representan la comedia, tragedia y música respectivamente.

Plaza Chanoine Sautel

En esta plaza en realidad no hay ninguna construcción romana, es solo una parada para honrar al arqueólogo que descubrió los cadastros romanos de Arausio, algo que podríamos ver después en el Museo.

Muro de la zona Oeste del Foro Romano

Seguimos recorriendo y llegamos hasta un muro, la verdad es que al verlo hasta me dije “¿y esto qué es?”, me tardé un poco en que me cayera el veinte de que esta enorme pared estaba de pie desde el siglo I, que formaba parte del Foro Romano.

Hay que tomar en cuenta que el Foro Romano era un lugar donde se trataban temas de negocios, justicia y comercio. Por lo que podemos imaginar que mucha gente acudía, con discursos muy diversos.

Como dato curioso, cuando aún no se sabía exactamente la función de esta enorme pared, se barajó la teoría de que formaba parte de un acueducto. Ahora ya sabemos que no fue así.

El templo y el hemiciclo

Es al llegar al área del hemiciclo, donde caemos en cuenta de lo grande que fue el edificio en donde se encontraban el Foro Romano y el templo. El muro que habíamos visto anteriormente era el muro exterior y este hemiciclo era el otro extremo del edificio. En esta área se encontraba el templo, probablemente un Augusteum, dedicado al culto imperial. Así es, hay que recordar que antes de volverse un imperio apegado al catolicismo, la religión oficial era el culto imperial. Adorar al emperador.

Teatro antiguo

Justo al lado, y siguiendo el recorrido, nos dirigimos al Teatro Antiguo. Un lugar en el cual pasamos varias horas y acá te contamos todo lo que se puede ver durante la visita y la información necesaria para visitarlo.

No es un secreto decir que el teatro romano es uno de los monumentos que hay que ver en Orange si o si.

Pausa para comer

Después de visitar el teatro romano, nos llegó el hambre, ya era algo tarde y temíamos que no nos dejaran comer en ningún lado. Pero por suerte el restaurante justo frente al teatro, llamado “l’Arausio”, nos recibió y la comida estuvo deliciosa. La verdad temíamos que por estar frente al teatro, fuera trampa turística, pero por suerte no fue así.

Cadastros romanos (en el Museo de arte y de Historia)

Ahora sí, con el estómago lleno, nos fuimos a visitar el Museo de arte y de Historia, hay que saber que esta visita esta incluida en el boleto de entrada al teatro. Así que podríamos decir que nos sale gratis 🙂

Una de las piezas más significativas del museo, es el enorme gravado en mármol de los cadastros de Arausio. Este de la foto es el más grande, además el museo cuenta con otros dos cadastros más pequeños. Hay que recordar que los cadastros se usaban para repartir de manera equitativa los terrenos y de tener algo con que cobrar los impuestos.

Estos elementos encontrados en Orange, son únicos en el mundo romano.

Además se pueden ver mosaicos y estatuas de los tiempos de Arausio. Un complemento perfecto para la visita del Teatro Antiguo.

En el museo se pueden ver exposiciones temporales y cuando estuvimos ahí nos tocó ver una sobre las deidades greco-romanas y como se han ido adentrando en las culturas.

Aquí se puede ver a Dionisio, Dios del vino

Pero en el museo no se ven solo piezas de la época romana, también podemos ver elementos de la época del principado de Orange, su evolución y elementos artísticos de la época. Es por eso que este museo forma parte del recorrido de los Príncipes de Nassau también.

Ruinas Galo-Romanas

Para hacer esta etapa del recorrido, había que subir a la colina justo detrás del teatro antiguo, pero el tiempo no estaba a nuestro favor y el sol comenzaba a marcharse, por esta razón me conformé con tomar una foto desde abajo.

En esta colina se encuentran también las ruinas de lo que fue el Castillo de Orange, construido por Mauricio de Nassau en 1622 para ser destruido por Luis XIV en 1673.

Arco del Triunfo

Terminamos el recorrido romano por Orange, justo a tiempo, ya el sol estaba desapareciendo y llegamos al Arco del Triunfo. Un monumento de suma importancia en la ciudad de Arausio ya que recibía a los visitantes que desde ahí tenían una vista de los monumentos de la ciudad.

Por suerte se encuentra perfectamente bien conservado, debido a que cuando cayó el imperio romano se usó como monumento defensivo, esto evitó que los lugareños usaran las piedras para sus construcciones (como ocurrió en otros lugares como Arlés).

Orange, no te la pierdas

¡Lo habíamos logrado! pudimos pasarnos por todas las etapas del recorrido romano, bueno no le digan a nadie que no logramos subir a la colina, hay que ser justos y decir que pasamos mucho más tiempo del esperado en el teatro antiguo.

Así que en conclusión, les podemos decir que se puede hacer sin problema el recorrido romano y ver sus monumentos en un día en Orange.

Este es un post patrocinado, esto significa que por él obtuvimos una retribución económica o un servicio a cambio. Todos los post patrocinados están marcados como tal y nos ayudan a mantener con vida este proyecto. De cualquier modo, nuestras opiniones, recomendaciones y vivencias son totalmente libres.

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizan la compra de un producto aquí listado siguiendo estos enlaces yo recibiré una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ustedes y así nos ayudan a mantener nuestro blog vivo.

Gaolga

Viajera y autora de Charcotrip. Se dedica a la creación de contenido con un único objetivo: ayudar a viajar a todos los que sueñen con ello.

Ver historias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.