• Menu
Home » Francia » Visitando el Teatro Romano de Lyon y su museo

Visitando el Teatro Romano de Lyon y su museo

Vamos a descubrir la ciudad romana de Lugdunum, visitando el Teatro Romano y Odéon en Lyon. Además de pasar por su enorme Museo.

En esta ocasión no vamos a visitar Lyon, si no Lugdunum esa ciudad romana que existió hace muchos siglos, de la cual se pueden ver hoy en día muchos vestigios. Estos nos ayudan a imaginar como era la vida bajo el Imperio, vamos a empezar la visita con el Teatro Romano, pasando por el Odeón, terminando en el Museo, viendo piezas que fueron testigos presenciales de la transformación de Lugdunum a Lyon.

Teatro romano de Lyon

No te lo pierdas: Palabras y frases en francés básicas para viajar

Información para visitar el Teatro romano de Lyon y el Odeón

¿Cuanto cuesta?
El mejor precio GRATIS.

¿Cuales son los horarios?

  • Todos los dias de 7 AM – 7 PM

¿Se pueden tomar fotos?
Si.

Organiza un viaje por tu cuenta

Compara y adquiere tu vuelo barato

Compra aquí tus boletos de entrada sin hacer la cola

Encuentra tu hotel al mejor precio

Reserva tours y excursiones y en Español

Renta un automóvil al mejor precio posible

Reserva tu seguro de viaje con un 5% descuento

Reserva tu boleto de autobús

¿Como llegar?
Justo como explicamos como llegar a la Basílica de Fourvière, el proceso es el mismo, solo hay que caminar un poco más. Al salir de la estación del funicular y ver la Basílica de frente, hay que girar a mano derecha y el lugar se vera dentro de poco.

Historia, Teatro y Odeón romano de Lyon

El Teatro romano de Lyon también conocido como “el gran teatro”, para poder diferenciarlo del Odeón, fue construido durante los inicios del Imperio Romano, por ahí del año 15 antes de Cristo, en la época del emperador Augusto. Al igual que el Teatro romano de Orange, este fue construido aprovechando la pendiente de la colina. En sus inicios podía recibir unos 5000 espectadores, pero con el tiempo ampliaron su capacidad al doble. Los espectáculos presentados eran del mismo tipo que en otros teatros de su calibre: comedias, bailes, piezas teatrales, etc.

Justo al lado del enorme teatro podemos ver una versión en miniatura, esta se le conoce como Odéon, que fue construido más tarde, a finales del siglo I después de Cristo. Este pequeño teatro estaba reservado a representaciones musicales y declamaciones. Un odeón era algo raro en esta área del Imperio Romano, en todo el territorio Galo solo se puede observar en tres lugares: Lyon, Vienne y Valence. En él cabían unos 3000 espectadores solamente.

Te puede interesar  ¿Qué ver en Yvoire? A las orillas del Lago Léman

El teatro y el odeón sufrieron de un gran deterioro y prácticamente desaparecieron del paisaje. Fue hasta inicios del siglo XX que se llevaron a cabo los trabajos de reconstrucción necesarios para que hoy en día los podamos disfrutar.

Teatro romano de Lyon

Visitando el Teatro y el Odeón

Al situarnos en la parte más alta del teatro, podemos ver el paisaje y es difícil de imaginar que en sus tiempos mozos eso era imposible ya que había un muro de unos 30 metros de altura. En este teatro al igual que sucedió en Arlés, muy probablemente sus materiales fueron robados para realizar otras construcciones. La verdad es que del escenario del teatro queda muy poco 🙂

Caso contrario ocurre con el odeón, en donde si que podemos ver el mármol colorido al pie de las gradas.

Odéon al lado del teatro romano de Lyon

Después de pasar un rato viendo las dos construcciones, nos dirigimos al Museo Lugdunum… No hay que caminar mucho, esta justo al lado.

Museo Lugdunum

Información para visitar el Museo Lugdunum

¿Cuanto cuesta?
El precio es de 7 euros. Pero si traes tu Lyon City Card es gratis ya que esta incluido en la lista de sitios. Y si vienes el primer domingo del mes es GRATIS para todos.

¿Cuales son los horarios?

  • De martes a viernes: 11 AM – 6 PM
  • Sábado y domingo: 10 AM – 6 PM

¿Se pueden tomar fotos?
Si.

Visitando el Museo

El museo fue inaugurado en 1975 y al iniciar la visita tenemos que ir recorriendo las salas hacia abajo… suena raro ¿no? un poco 🙂 la cosa es que el edificio esta enterrado, por decir así, y fue hecho así con el fin de que el edificio no disturbara el ambiente y evitar “ofender a sus congéneres romanos”. El arquitecto encargado de construirlo, Bernard Zehrfuss, tenía la firme idea de que el teatro y el odeón siguieran siendo los grandes protagonistas del lugar. Y vaya que lo ha conseguido.

Ambiente general del Museo Lugdunum

Mosaicos

En el museo podemos ver una gran diversidad de elementos que formaban parte de la vida de los romanos de Lugdunum, pero quiero destacar los mosaicos, en este lugar podemos ver muchos y nos sorprendían cada que bajábamos una planta por las escaleras podíamos ver un gran mosaico. Verlo así desde las alturas es genial ya que se puede ver prácticamente entero.

Te puede interesar  Visitar Aigues-Mortes, un viaje a los tiempos medievales

Acá les muestro el mosaico de Bacchus (o Dionisio), el Dios del vino, en este mosaico muestran el viaje que realizó hasta la India, logrando conquistarlo con su armada y sus poderes divinos. Data aproximadamente de entre los siglos 2 – 3 de nuestra era.

Mosaico de Bacchus

Otro mosaico que pudimos ver, fue el dedicado a la lucha entre Eros y Pan, sí, ese mismo Pan que vimos acosando a Afrodita en el Museo Arqueológico Nacional en Atenas. Hay que tener en cuenta que los Romanos y los Griegos tenían muchas deidades en común, solo cambiaban los nombres y a veces ni eso, como pudimos ver en el Museo de arte y de Historia de Orange.

En este mosaico Eros, el Dios del amor, tiene alas y esta a punto de atacar a Pan, el cual podemos reconocer fácilmente con sus cuernos y sus piernas de cabra. Además podemos ver a Hermès a la izquierda de la escena y a Silène, quien a su vez es amigo de Bacchus. Al final todos se conocen XD

Al final de la pelea es Eros quien gana, esto para simbolizar que el amor es mas fuerte que el deseo bestial de Pan, quien es conocido por acosar a las ninfas y a los chicos jóvenes, como lo habíamos visto en Atenas, el muy pillo.

Mosaico de la lucha de Eros y Pan

Había tantos mosaicos, que algunos se encontraban en el piso normal, es decir, los podíamos pisar. No lo podía creer, pero sí. Además pudimos ver otros mosaicos más pequeños pero con mucho detalle, como por ejemplo uno que representa a Bacchus:

Triunfo de Bacchus

Y este otro, dedicado a los peces:

Mosaico peces Museo de Lugdunum

Elementos funerarios

En el museo pudimos ver varios sarcofagos, estatuas e inscripciones, que abrian la puerta para poder entender un poco más de como se llevaban a cabo los ritos funerarios en los tiempos de Lugdunum. Por ejemplo, vimos este sarcófago con mucho detalle esculpido. Representaba el Triunfo de Bacchus, tallado en el mármol:

Este otro sarcófago muestra un estilo diferente, en el cual se realizaron inscripciones:

Además pudimos ver varias máscaras funerarias. Se colocaban en las paredes de los espacios que rodeaban a las tumbas, o en los propios monumentos funerarios. Por ejemplo, en la máscara de la izquierda, se puede ver como se inspiran en las que se utilizaban para el teatro:

La vista hacía el Teatro Romano

Desde el teatro ya podíamos ver que entre el paisaje verde que oculta el museo aparecían dos ventanas, pues bien al estar dentro del museo podemos ver la vista que producen. Se trata de una vista muy buena hacía el teatro, para poder observarlo con calma en caso de que el clima no sea muy bueno (así no estamos a la intemperie).

Teatro Romano de Lyon

La mala suerte de Lugdunum

Terminamos la visita en el piso mas bajo, es decir, al nivel del escenario del teatro. Antes de salir, podemos ver una exposición temporal que nos habla de cuando el emperador Commodus fallece sin dejar sucesor. Eso desata una serie de eventos y varios candidatos buscan el poder, las ciudades tenían que apoyar a un posible sucesor.

Te puede interesar  Les lamas du Miradou - hay llamas en los Alpes

Al parecer Ludgunum apoyó al candidato equivocado, que fue derrotado y el ganador quien fue el emperador Lucius Septimius Severus cobró venganza contra la ciudad… más tarde veríamos que durante el curso de la historia Lyon ha tenido mala suerte a la hora de escoger bandos.

Exposición temporal Museo Lugdunum

¿Recomendamos la visita?

Si eres fan de los monumentos romanos, seguramente no hay mucho que decir. Pero es que incluso si eres solo curioso de los monumentos históricos, venir a conocer el Teatro Romano durante tu visita a Lyon es altamente recomendable.

Y el Museo Lugdunum es muy agradable de visitar y cuenta con muchísimas piezas que ayudan a descifrar el rompecabezas romano, así que si tienes oportunidad no te vayas de la colina de Fourvière sin haberlo visitado.

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizan la compra de un producto aquí listado siguiendo estos enlaces yo recibiré una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ustedes y así nos ayudan a mantener nuestro blog vivo.

Este es un post patrocinado, esto significa que por él obtuvimos una retribución económica o un servicio a cambio. Todos los post patrocinados están marcados como tal y nos ayudan a mantener con vida este proyecto. De cualquier modo, nuestras opiniones, recomendaciones y vivencias son totalmente libres.

Gaolga

Viajera y autora de Charcotrip. Se dedica a la creación de contenido con un único objetivo: ayudar a viajar a todos los que sueñen con ello.

Ver historias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 comentarios