• Menu

¿Qué hacer y qué se puede ver en Nikko?

Si te preguntas qué se puede hacer y ver en Nikko, aquí te contamos. Templos, santuarios, sitios Patrimonio de la Humanidad te esperan para tu excursión.


Nosotros pudimos visitar esta linda ciudad desde Tokio y quedamos impresionados con todo lo que tiene para ofrecer. Ahora, queremos compartir contigo lo que se puede ver durante una visita para que escojas cómo pasar el tiempo en esta increíble ciudad de la prefectura de Tochigi.

Si vas a viajar a Japón, no dejes de ver nuestra guía para que planees tu viaje. Ahí podrás ver varios itinerarios que hemos hecho y en uno de ellos se encuentra la visita a Nikko desde Tokio.

¿Cómo ir a Nikko desde Tokio?

Te contamos cómo llegar a Nikko desde Tokio, cómo lo hicimos nosotros y cuáles son las opciones disponibles en este artículo dedicado. Entre ellas verás tanto el tren como la posibilidad de hacer una excursión desde Tokio o cómo aprovechar tu Japan Rail Pass.

¿Estás planeando viajar a Japón?
¡No olvides adquirir tu Japan Rail Pass!

Nikko line

¿Qué ver y hacer en Nikko?

En nuestro caso nos concentramos en el conjunto de templos y santuarios del Parque Nacional de Nikko y lo que te mostramos aquí lo logramos ver visitando Nikko en un día y medio.

Toma en cuenta que gran parte de los templos de Nikko fueron declarados Patrimonio de la Humanidad en 1999.

Nikko world heritage site

Santuario Futarasan

El santuario sintoísta Futarasan, ubicado junto a Toshogu en el parque Nacional de Nikko, tiene una historia que se remonta a 782. Fundado por Shodo Shonin, el monje budista que introdujo el budismo a Nikko, el santuario honra a las deidades de las tres montañas más sagradas de Nikko: Montaña Nantai, Montaña Nyoho y Montaña Taro.

Fue el primer sitio que visitamos apenas llegar a Nikko, tuvimos que hacer la visita bajo la lluvia, pero eso no impidió que lo disfrutáramos, en la entrada se encontraba una adorable estatua de un conejito, esto debido a qué justo había iniciado el año del conejo.

Aunque menos ostentoso que su vecino Toshogu, Futarasan ofrece una experiencia espiritual auténtica. Los terrenos del santuario son en su mayoría gratuitos, a excepción de una pequeña área de pago a la izquierda del salón de ofrendas (haiden). El área de pago incluye un pequeño jardín boscoso con salones adicionales, una fuente, antiguos árboles sagrados y vistas más cercanas al salón principal (honden) que se encuentra detrás del salón de ofrendas.

Además, el Puente Shinkyo, ubicado a un kilómetro de los terrenos del santuario, también es parte del Santuario Futarasan (aunque la entrada se paga aparte).

Templo Futarasan Nikko

Templo Taiyuin

Taiyuin es el mausoleo del tercer shogun Tokugawa, Iemitsu, nieto de Ieyasu. Aunque su complejo comparte similitudes arquitectónicas con el cercano Santuario Toshogu, se construyó de manera más modesta debido al profundo respeto de Iemitsu por su abuelo.

Al igual que el Toshogu, combina elementos del budismo y el sintoísmo, y a pesar de la separación oficial de estas religiones durante la era Meiji, en Taiyuin no se llevó a cabo completamente.

Aunque oficialmente es un subtemplo del cercano Templo Rinnoji, Taiyuin ofrece una experiencia única, con puertas majestuosas, esculturas de dragones y una decoración interior encantadora.

Templo Taiyuin Nikko

Santuario Toshogu

El Santuario Toshogu es un espléndido homenaje a Tokugawa Ieyasu, el fundador del Shogunato Tokugawa que gobernó Japón por más de 250 años.

Inicialmente un mausoleo simple, fue transformado en un complejo impresionante por su nieto Iemitsu en el siglo XVII. Rodeado de un hermoso bosque, el complejo lujosamente decorado destaca por sus numerosas tallas de madera y láminas de oro, algo único en la arquitectura de santuarios en Japón. Toshogu fusiona elementos del sintoísmo y el budismo, y su recorrido de pago incluye la famosa Puerta Yomeimon, los tres monos sabios y la Sala Honjido con el “Dragón Llorón”.

3 monos sabios de Nikko

Otro punto significativo del santuario es el Gato Dormido, una pequeña escultura de madera que da inicio al camino hacia el mausoleo de Tokugawa Ieyasu. Para llegar hay que subir unas escaleras que sacarán lo mejor de ti.

Fuera del área de pago, el Museo Nikko Toshogu exhibe la impresionante colección de efectos personales de Ieyasu (este no alcanzamos a visitarlo).

Este lugar, donde convergen la majestuosidad arquitectónica y la historia, proporciona una experiencia única para los visitantes. En nuestro caso la visita nos tomó toda la mañana, para que tengas en cuenta que deberás dedicarle al menos unas dos horas o más.

toshogu nikko

Templo Rinnoji

Rinnoji es el templo más importante de Nikko, fundado por Shodo Shonin, el monje budista que introdujo el budismo en Nikko en el siglo VIII.

El edificio principal del templo, el Sanbutsudo, alberga grandes estatuas de madera lacada en oro de Amida, Senju-Kannon (“Kannon con mil brazos”) y Bato-Kannon (“Kannon con cabeza de caballo”). Estas tres deidades son consideradas manifestaciones budistas de las tres deidades montañosas de Nikko, que están consagradas en el Santuario Futarasan.

Una renovación de una década del Sanbutsudo se completó en la primavera de 2019.

Templo Rinnoji Nikko

Frente al Sanbutsudo se encuentra la casa del tesoro del templo con exhibiciones relacionadas con el budismo y los Tokugawa. Shoyoen, un pequeño jardín de estilo japonés, se encuentra detrás de la casa del tesoro.

El jardín es un popular lugar para ver las hojas de otoño, con muchos arces que rodean fotogénicamente su estanque central. El color otoñal alcanza su máximo aquí, típicamente en la primera mitad de noviembre.

Museo Rinnoji Nikko

Puente Shinkyo

El Puente Shinkyo, ubicado en la entrada de los santuarios y templos de Nikko y vinculado al Santuario Futarasan, es uno de los tres puentes más destacados de Japón. Construido en 1636, aunque el sitio ha tenido un puente durante mucho tiempo, su origen preciso es incierto.

Tras una renovación en las décadas de 1990 y 2000, pudimos cruzar el puente pagando una tarifa, antes restringida al público hasta 1973.

Puente Shinkyu Nikko

Sitios naturales para visitar en Nikko

Otra de las cosas que hay para hacer en Nikko es visitar estos sitios naturales, por desgracia no pudimos hacerlo por falta de tiempo, ya que nuestra prioridad eran los templos. Para ir a ellos hay que tomar el autobús, con lo cual necesitas un poco más de tiempo para poderlos visitar, o descartar algún templo.

Cascada Kirifuri

La Cascada Kirifuri es realmente asombrosa, con sus dos niveles que se despliegan majestuosamente a lo largo de 75 metros. Se encuentra justo debajo de las Tierras Altas de Kirifuri, a pocos kilómetros al nordeste de los encantadores templos y santuarios de Nikko.

La visión de estas caídas tan elegantes, deslizándose por la montaña, ofrece un bello contraste con la exuberante vegetación que la rodea. En primavera y verano, el área se llena de un verde exuberante, mientras que en otoño, la paleta se transforma en tonos ardientes de rojo, naranja y dorado. 

Para llegar, de abril a noviembre puedes tomar el autobús desde las estaciones de JR Nikko o Tobu Nikko. Estos pasan cada hora y se deberán tomar en dirección de Kirifuri Kogen bajandote en Kirifuri-no-taki, desde ahí deberás caminar diez minutos hasta la plataforma de observación.

Abismo de Kanmangafuchi

El Abismo Kanmangafuchi se formó tras una erupción del cercano Monte Nantai. Este rincón, ubicado cerca del centro de Nikko, tiene apenas unos pocos cientos de metros de largo y ofrece un agradable paseo junto al río para disfrutarlo.

Kanmangafuchi también es famoso por su hilera de unas 70 estatuas de piedra de Jizo, un Bodhisattva que vela por los difuntos. A este grupo particular de estatuas de Jizo también se le conoce como “Bake Jizo” (Jizo Fantasma), “Narabi Jizo” (Jizo en fila) o “Hyaku Jizo” (100 Jizo). Las estatuas miran hacia el río y el Jardín Botánico de Nikko, aunque no se puede entrar al jardín desde el abismo. Un lugar encantador para dar un tranquilo paseo y absorber la serenidad del entorno natural.

Para llegar toma el autobús Tobu hacia Chuzenji Onsen o Yumoto Onsen desde la Estación Tobu Nikko. El viaje toma unos 10 minutos.

¿Dónde dormir en Nikko?

Para una experiencia inolvidable en Nikko, te sugeriría hospedarte dentro del Parque Nacional. Esto facilitará enormemente tus visitas a los templos y santuarios, permitiéndote sumergirte plenamente en la serenidad del entorno. Recomiendo especialmente el Ryokan Tokanso, donde personalmente disfruté de una estancia encantadora. Si quieres saber más detalles sobre nuestra experiencia, ¡puedes encontrarlos aquí!

Sin embargo, si buscas opciones más económicas, considera alojarte cerca de la estación. Aunque estarás un poco más alejado de la belleza natural, tendrás la ventaja de una variedad de opciones más baratas.

Ryokan Tokanso Nikko

Preguntas frecuentes sobre Nikko

¿Cómo puedo llegar a Nikko desde Tokio?

Para llegar a Nikko desde Tokio, puedes tomar el tren JR desde la estación de Tokio. El trayecto tarda aproximadamente 2 horas. También puedes utilizar la línea Tobu.

¿Cuáles son los templos y santuarios más destacados de Nikko?

En Nikko, podrás visitar el impresionante santuario Toshogu, el santuario Futarasan y el puente Shinkyo, todos ellos ubicados en el parque nacional de Nikko. Estos son solo algunos ejemplos del conjunto de templos que ofrecen un rico patrimonio cultural.

¿Cuál es la mejor excursión desde Tokio para visitar Nikko en un día?

Si deseas realizar una excursión de un día desde Tokio a Nikko, te recomendamos planificar con antelación y utilizar el Nikko Pass World Heritage Area. Este pase te permitirá acceder a múltiples atracciones y disfrutar de una experiencia completa en Nikko.

¿Cuál es la mejor forma de moverse por Nikko una vez llego allí?

Una vez en Nikko, podrás usar la World Heritage Line la cual te llevará hasta los templos.

¿Qué es el JR Pass y cómo me beneficia para viajar a Nikko?

El JR Pass es un pase especial que permite viajar de manera ilimitada en la red ferroviaria de JR en Japón por un período de tiempo determinado, lo que incluye el viaje a Nikko usando los trenes JR.

¿Cuál es el atractivo principal de Nikko?

El principal atractivo de Nikko es su impresionante conjunto de templos y santuarios, que son un importante símbolo del patrimonio cultural y religioso de Japón.

¿Qué puedo ver en un día en Nikko?

En un día en Nikko, puedes visitar algunos de los templos y santuarios del Parque Nacional de Nikko, así como disfrutar de la gastronomía local y explorar la belleza natural de la región.

¿Cuál es la mejor forma de aprovechar mi tiempo en Nikko?

Para aprovechar al máximo tu tiempo en Nikko, te recomendamos planificar tu itinerario con antelación, visitar los lugares de interés principales, disfrutar de la naturaleza y la cultura local, y probar la deliciosa gastronomía de la zona.

Conclusión

En conclusión, explorar Nikko es sumergirse en un tesoro histórico y natural. Desde los majestuosos templos que narran siglos de espiritualidad hasta los impresionantes paisajes que te dejan sin aliento, cada rincón de esta ciudad tiene una historia que contar. Esperamos que nuestra lista de sitios visitados te haya inspirado a planificar tu propia aventura en Nikko.

Pero esto es solo una pequeña parte de nuestras aventuras en Japón. Si te ha encantado este viaje tanto como a nosotros, te invitamos a echar un vistazo a nuestros otros artículos sobre este fascinante país. Desde las luces de Tokio hasta los tranquilos jardines de Kioto, hay mucho más por descubrir. ¡Hasta la próxima aventura en el país del sol naciente!

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si compran un producto aquí listado siguiendo estos enlaces, nosotros recibiremos una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ustedes y así nos ayudan a mantener nuestro blog vivo.

Olga Grijalva

Soy una viajera y creadora de contenido de viajes con 17 años de experiencia. Mi objetivo es compartir información útil para ayudarte a planear tus aventuras. He visitado más de 40 países y estoy emocionada por compartir mi experiencia contigo.

Ver historias