• Menu
Home » Irán » Naqsh-e Rostam, una visita a las tumbas de los reyes de Persia

Naqsh-e Rostam, una visita a las tumbas de los reyes de Persia

Vamos a mostrarte cómo es una visita a las impresionantes tumbas de Naqsh-e Rostam, donde se encuentran los reyes arqueménidas persas.

Si estas de camino a Persépolis, una parada que es mejor no perderse, es la visita a la necrópolis de los reyes de la dinastia aqueménida persa llamada Naqsh-e Rostam. Te vamos a mostrar lo que se puede ver al visitar el lugar en donde una de las tumbas es la de Darío el Grande.

Llegamos a un lugar que ya quería ver en persona desde antes de emprender nuestro viaje a Irán. Cuando vi las fotos tenía un aire de Petra, por aquello de las fachadas en la roca. No me decepcionó en lo absoluto.

Información para visitar el Naqsh-e Rostam

¿Cuanto cuesta?
1,000,000 rial (precio 2022 de sitio oficial)

¿Cuales son los horarios?
Todos los días de 8 AM a 5:30 PM

¿Se pueden tomar fotos?

¿Dónde se encuentra Naqsh-e Rostam?
El sitio se localiza a unos 12 km al noreste de Persépolis, en la provincia de Fars.

Organiza un viaje por tu cuenta a Irán

Compara y adquiere tu vuelo barato a Irán

Compra aquí tus boletos de entrada en Irán sin hacer la cola

Encuentra tu hotel en Irán al mejor precio

Reserva tours y excursiones en Irán y en Español

Renta un automóvil en Irán al mejor precio posible

Reserva tu seguro de viaje en Irán con un 5% descuento

Reserva tu boleto de autobús

Naqsh-e Rostam es uno de los sitios arqueológicos más importantes de Irán, en él se encuentran monumentos de las dinastías arqueménidas y sasánidas. Cuando llegó el momento en que la gente ya no recordaba el origen de estas obras talladas en la pierda, las cuales mostraban a los reyes persas triunfantes, fueron atribuídos al heroe nacional Rostam.

El nombre del lugar significa “el retrato de Rostam” debido a esto.

Nuestra visita a Naqsh-e Rostam

Llegamos al sitio, como parte de nuestro trayecto de Yazd a Shiraz. La primeras paradas fueron Pasargada y Abarkuh.

Para mi mala suerte había perdido mis lentes de sol un día antes al visitar el Caravasar persa. Ni modo. Es importante traer algo, lo que sea, para cubrirse del sol porque pega bastante, al ver las tumbas no hay sombra. Eso sí, este es un sitio poco demandante en cuanto a escaleras, hay pero pocas, o en cuanto a caminar ya que no es enorme.

Te puede interesar  La Plaza de Naqsh-e Yahán en Isfahan

Con esto lo que quiero decir es que puedes tomarte el tiempo para observar las tumbas y los bajorrelieves con calma.

Además aprovecha los paneles explicativos en cada lugar, se encuentran bien distribuidos por todo el sitio y dan bastante información sobre lo que estamos viendo. Están escritos en farsi y en inglés y ayudan bastante a entender que es lo que estamos viendo, así que aprovéchalos porque no siempre hay, como por ejemplo nos sucedió en el Machu Picchu.

Una de las características que llama la atención de Naqsh-e Rostam, es ver que las tumbas tienen forma de cruz.

Las tumbas aqueménidas

¿Quiénes están enterrados en Naqsh-e Rostam?

El complejo en total tiene cuatro tumbas de los reyes de la dinastia aqueménida persa. Estas pertenecen a: Darío I, Jerjes I, Artajerjes I y Darío II.

La tumba de Darío I

Esta es la única tumba que se encuentra plenamente identificada, esto se debe a la inscripción que la acompaña en la cual se puede leer entre otras cosas:

Soy Darío el Gran Rey, Rey de Reyes, Rey de países que contienen todo tipo de hombres, Rey de grandes territorios de esta gran Tierra, hijo de Histaspes, un aqueménida, un persa, hijo de un persa, un ario, que tiene una ascendencia aria.

La tumba de Jerjes

La Persia de los arqueménidas era zoroastra, teniendo como dios a Ahura Mazda. Una vez más lo podemos comprobar en estas tumbas, gracias a sus grabados donde se ven los elementos de esta religión. Elementos que ya habíamos visto en el templo del fuego del Zoroastro en Yazd.

Aquí en la tumba, que se le atribuye a Jerjes, se puede ver.

La tumba de Darío II

Al fondo del sitio se encuentra la tumba de Darío II, quien fue rey de Persia de 423 a 404 a.C. Su nombre de nacimiento era Oco y no estaba destinado al trono, el cual era para Jerjes II, pero su hermano Sogdiano no estaba muy de acuerdo y lo asesinó. Esto provocó que Oco, el hermano ilegítimo, se rebelara y al matar a su medio hermano decidió adoptar el nombre de Darío, borrando literalmente de la historia a sus medios hermanos Jerjes II y Sogdiano.

La tumba de Artajerjes

Entre las tumbas de Darío I y Darío II, encontramos la de Artajerjes I, el padre de este último. Fue rey desde el año 475 hasta el 424 a.C. La triste historia de su sucesión, la acabas de leer hace un momento.

La que habría sido la tumba de Darío III

Al parecer existe otra tumba, la cual no fue terminada, se cree que podría haber sido la tumba de Darío III. Fue el último rey de la dinastía arqueménida, al pobre le tocó el triste final de ser derrocado por Alejandro Magno. Aunque no murió por la mano de éste, si no de los sátrapas que lo habían secuestrado, es decir sus propios gobernadores que se habían rebelado.

El cubo del zoroastro

Frente a los bajorrelieves y las tumbas arqueménidas, nos encontramos con un edificio que no me di cuenta que se trataba de un edificio religioso de la religión Zoroastra, llamado Ka’ba-i-Zartosht o cubo de Zoroastro. Muy probablemente fue un lugar donde se depositaron tesoros, como el libro sagrado llamado Avesta.

Los bajorrelieves

Triunfo de Sapor I

El bajorrelieve representa el triunfo de Sapor I sobre el emperador romano Valeriano. Se puede ver a Sapor I sobre un caballo mientras Valedriano es arrestado. Enfrente se ve a Filipo el Árabe, otro emperador romano, arrodillado.

Te puede interesar  Pasando las horas en el Aeropuerto Mehrabad en Teheran
Los persas ganando

El bajorrelieve de Bahram 2

En este bajorrelieve se puede ver a cada lado del rey, el cual está representado con una espada de gran tamaño, personas que lo miran. A la izquierda, hay cinco personas, quizás miembros de la familia real (tres con diademas, lo que sugiere que pertenecían a la realeza). A la derecha, se encuentran tres cortesanos, uno de los cuales puede ser Kartir.

Este relieve está inmediatamente a la derecha de la inscripción de la investidura de Ardashir y reemplaza parcialmente al relieve, mucho más antiguo, que da el nombre de Naqsh-e Rostam.

La investidura de Ardacher I

Este bajorrelieve nos muestra a Ardacher I, hijo de Papak y nieto de Sasan, el cual fue el fundador del Imperio sasánida, y rey de Persia desde 226 hasta su muerte. La escena muestra a Ardacher en su caballo y a la derecha a Ahura Mazda, montado en un caballo también. Al rey se le puede ver vistiendo un una prenda larga, túnica y pantalones junto con una corona la cual consiste de una diadema con enormes lazos que cuelgan.

La mano izquierda de Ardacher se encuentra levantada pero con el dedo índice doblado, esto para mostrar veneración hacia Ahura Mazda. En su mano derecha, podemos ver que sostiene el anillo de soberanía de parte de la figura divina.

La investidura de Narsés

Este bajorrelieve se encuentra en la parte derecha de la tumba de Darío el Grande y nos muestra la investidura de Nersés, llevada a cabo por una figura femenina con una enorme corona. Narsés, quien era el hijo menor de Sapor I, fue el Gran Rey de Armenia, durante el reinado de su sobrino Bahram II. Pero al morir este, depuso a su hijo y se convirtió en rey hasta su muerte en el año 302 (lindo, el tío abuelo).

Te puede interesar  Un RoadTrip en Irán IV – Persepolis, sueño cumplido

La figura femenina que lo corona en esta ilustración es Anahita, la diosa de la fertilidad, la familia y las aguas. Aunque, al parecer, la falta de gestos de veneración hacía una figura divina ha hecho creer a muchos estudiosos que la figura femenina no es Anahita sino Shapurdukhtak, la esposa de Narsés.

¿Dónde puedes comprar tus souvenirs?

Al salir del sitio hay una tienda de sodas y recuerditos. Nada tontos, también venden gorros para el sol. Estuve a punto de comprar uno, pero que bueno que no lo hice por que justo después se nublo y el sol ya no sería un problema.

Aprovechamos para platicar con un profesor de historia que estaba tomándose una soda, traía un grupo escolar de muchachas. La platica fue interesante, aunque no recuerdo exactamente de que tema. Lo único que recuerdo claramente, fue que el profesor le dijo a la chica que venía con nosotros que “tenía muy bonito cabello”. Un piropo muy extraño.

Creo que fue la primera vez que escuché a un hombre elogiar la cabellera de una mujer. Tal vez es por que allá no se ve tanto, no sé. Pero me hizo pensar que ese piropo era el que queríamos escuchar en la secundaria cuando creíamos ingenuamente que los chiquillos se fijarían en las horas que invertíamos en nuestros peinados.

Nos despedimos de este impresionante lugar

Después de esa pausa, seguimos nuestro camino. El siguiente destino era Persepolis.

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizan la compra de un producto aquí listado siguiendo estos enlaces yo recibiré una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ustedes y así nos ayudan a mantener nuestro blog vivo.

¿Quieres recibir este contenido viajero directamente por email?, suscríbete al boletín de Charcotrip, donde te hablamos sobre viajes y compartimos contigo ofertas para que puedas organizar tus vacaciones.

Gaolga

Viajera y autora de Charcotrip. Se dedica a la creación de contenido con un único objetivo: ayudar a viajar a todos los que sueñen con ello.

Ver historias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

6 comentarios